jueves, 6 de abril de 2017

Fallece Paul O’Neill de la Trans-Siberian Orchestra

Paul O'Neill 
Paul O’Neill nació el 23 de febrero de 1956 en Nueva York y falleció el 5 de abril de 2017.  Compositor, guitarrista y productor, fue Fundador de la Trans-Siberian Orchestra a consecuencia de una “enfermedad crónica”, según ha informado el grupo en las redes sociales. Empezó tocando la guitarra en grupos de rock y tocó folk en los sesenta, pasó por el rock progresivo en los setenta y tras producir a grupos de heavy metal, se volcó en la exitosa Trans-Siberian Orchestra a los que produjo y tocó la guitarra en las grabaciones de canciones en las que también participó componiendo.        

Trans-Siberian Orchestra 
De muy joven empezó a tocar la guitarra en bandas de rock y también interpretó folk en clubes neoyorquinos. A mediados de los setenta formó su primer grupo de rock progresivo, Slowburn grabando en los Electric Lady Studios de Jimi Hendrix en Nueva York. Allí conoció al ingeniero Dave Wittman. Finalmente cerró el proyecto porque no le satisfacía aunque le sirvió para conocer los entresijos de los estudios.  Entró a trabajar para la compañía  Leber-Krebs Inc., que representaban a bandas como Aerosmith, AC/DC, Def Leppard, Ted Nugent, The New York Dolls, Scorpions y Joan Jett entre otros.  O’Neill trabajó como asistente personal de uno de sus fundadores, David Krebs.


Trans-Siberian Orchestra 
Después vinieron la Trans-Siberian Orchestra a quienes también produjo conjuntamente con Robert Kinkel, adema´s de componer canciones y tocar la guitarra acústica en las grabaciones de los álbumes:  “Christmas Eve and Other Stories” (1996), “The Christmas Attic” (1988), “Beethoven's Last Night” (2000), “The Lost Christmas Eve” (2004), “Night Castle” (2009), “Beethoven's Last Night - The Complete Narrated Version” (2010),  “Dreams of Fireflies (On a Christmas Night)” (2012) y “Letters From the Labyrinth” (2015). Se trata de un grupo de rock sinfónico que alcanzó un gran éxito por sus versiones de villancicos clásicos, siendo muy conocidos por sus aparatosos directos en grandes estadios.  Para el difunto O’Neill: "el concepto original de la banda es conseguir que la música tenga el mayor impacto emocional. Siempre tratamos de escribir melodías tan contagiosas que no necesiten letras y letras tan poéticas que no necesiten una melodía. Cuando se combinan, se consiguen una tercera dimensión”. 

Ya en los ochenta estuvo trabajando de promotor de rock en el Japón llevando las giras de Madonna y Sting, entre otros grandes festivales que se organizaban en las capitales japonesas. Produjo los discos de Aerosmith, “Classics Live I” (1986) y “Classics Live II” (1987), antes de entrar en contacto con la banda Savatage con los que produjo sus discos desde “Hall of the Mountain Kid” 1987 a “Poets and madmen” (2001). También colaboró con los proyectos Bandlands, Metal Churcha, y Heaven.

Documento sonoro: 

Villancicos a ritmo de heavy metal a cargo de la Trans-Siberian Orchestra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario