lunes, 3 de abril de 2017

Las “Sessions Saved” de Ameba, diez canciones con talento y pasión salvadas del ostracismo editorial por Hurrah! Musica

Portada 
En esto de la música, no hay nada que me impresione más que toparme con grupos que llevan años defendiendo un proyecto personal, pese a no tener una discográfica que les apoye, disfrutando de lo que hacen, auto editándose sus maquetas, con la repercusión limitada a los conciertos que ofrecen y poco más. Es el caso de Ameba, una banda madrileña formada en los noventa, que en 2016 y, gracias a otra iniciativa  igual de voluntariosa y con indudable criterio como es Hurrah! Musica, acaba de sacar al mercado discográfico por fin su primer álbum en  vinilo tras unas cuantas maquetas. Se titula “Sessions Saved” y contiene diez canciones de pop en las que confluyen múltiples influencias de estilo pero que, sobre todo, rezuma todo el talento de un grupo de buenos músicos, encabezados por Raquel Ruiz quien firma todas las composiciones y los arreglos. Hay quien siente una emoción indescriptible al hallar, en una cubeta de un mercadillo, ese sencillo, casi incunable, de los sesenta que andaba buscando; por mi parte os puedo asegurar que ese sentimiento de plenitud lo experimento al escuchar discos tan bonitos como éste cuya extraordinaria realidad me permite creer, aún más si cabe, en ese poder mágico del rock and con el que aún podemos luchar contra la mediocridad reinante gracias al esfuerzo conjunto de grupos, sellos y amantes de lo imprevisible.    
           
Trayectoria

Raquel y Búter. Foto: Adriana Martín de Aguilera
Ameba son Raquel Ruiz (piano, teclados, guitarra, voz, coros más compositora y arreglista de todos los temas), acompañada por Rebeca Fernández (violin), José Merodio (bajo), y Búter Ruiz (batería). El proyecto arranca en los noventa en Madrid y desde entonces han grabado varios discos maquetas como “Concierto Radio 3” (1999), “Ameba” (2001), “August 2003 Recordings (2003), “Mellow Wave (2006) y “Enclosed In The Dimensions of Sonic Happiness (2009). En 2010 descansan y regresan a los escenarios el segundo trimestre de 2011. Preparan nuevas canciones que graban en 2012 en una nueva maqueta llamada “Disco sorpresa”. Ya en 2013 editan  el single “I found you (it must be wonderful whan it works).  

Grabaron este nuevo disco “Sessions saved” en junio de 2014 en el Estudio Brazil (Rivas-Vaciamadrid) con Paco Jiménez asistido por Javier Ortiz. Fue mezclado y masterizado en abril de 2015 en El Lado Izquierdo (Pozuelo de Alarcón) por Dany Richter. Contaron con la colaboración de Guzmán Marcos Albacete a la viola en el “Serpentina theme” y Manuel  Campos aportó coros en “Manolo is around”. El diseño es de armvisual.com.

Las canciones

Foto: César Seco 
El disco empieza con “Magic night dream”, canción perpetrada con la contundencia de sus guitarras esparciéndose por el espacio sonoro dando cobertura a la sensacional voz principal quien, con una magia especial, nos envuelve con una melodía fascinante. Cambios de ritmo de popsike y riffs de ensueño completan esta maravilla de tema con dosis lisérgicas calculadas con una precisión estremecedora entre coros, detalles persuasivos de piano, y ritmos poderosos. Una maravilla que nos entronca con el beat sixties desde un punto de vista muy actual y que nos lleva a la relajada “Serpentina Theme”. Aquí destacan esos  juegos amorosos de voz y piano, más  meticulosos momentos de cuerda,  dialogando en un tema de pop conmovedor al que se añade un tempo que va marcando el paso alternando momentos persuasivos con la serenidad de esta fascinante composición de arreglos tan cautivadores.  Llegamos de este modo a “Manolo is around”, (dedicada al cantante, guitarrista y compositor de Rosvita, Manolo Campos) otra exquisitez que incide en la faceta más festiva de la banda con ese ritmo de powerpop entre guitarras cortantes, más detalles perseverantes jugando en varias intensidades, y los imprescindibles juegos corales que tan bien definen. Juntos recogen la herencia “ramoniana” y la distribuyen a su antojo para dar forma a un tema propio que contagia su diversión e invita al baile.


Foto: César Seco 
El siguiente corte, “Don't go away”, destaca por su arranque rítmico de batería a la que se añade un riff de bajo y guitarra “arty punk”, curiosos detalles de piano, y sobre todo esa gran voz solista que centra gran parte de nuestra atención. Otra maravilla sonora muy original que te dejara, muy probablemente, anonadado, en el punto ideal para recibir la siguiente exhibición de talento con la que cierran la primera cara. Me refiero a “I want you”, con sus punteos más oscuros que se trenzan extraordinariamente dando forma a un tema de vocación ácida ciertamente inusual, en el que repiten la frase del título. El crescendo instrumental incide en ese tratamiento obsesivo dotando a la canción de un aire hipnótico fascinante.       


Foto: César Seco 
Abre la cara B “Lucky to forget you”, con ese preciso riff de rock and roll a cargo de una primitiva guitarra que se combina con un ritmo prolífico, y la magnífica voz principal. Los arreglos resultan provocativos al tiempo que nos arropan en múltiples planos sonoros que te resultarán memorables. Le sigue “Record it in the Fostex” con más guitarras de punk, entre sutiles detalles de bajo, que conforman una pared de sonido sobre la que pasea con una agilidad envidiable la voz solista mientras la percusión golpea con enorme seguridad. En “You found me pretty” dan rienda suelta a sus momentos más oníricos con una bonita melodía que nos sorprende tras una amalgama de ruidos. Maravillosa interpretación que va creciendo hasta descargar con una pasión desaforada con la que te pondrán los pelos de punta, entre detalles de violín magníficos, guitarras desaforadas y un teclado que se queda solo entre pedales ácidos. Un tema de contenido psicodélico que finaliza con otro caos sonoro y que constituye una de las tantas maravillas compositivas de este gran disco.         

Foto: César Seco 
Colmados ya de felicidad absoluta llegamos a “Walking”, canción en la que se nos antojan más americanos con esas guitarras y voz propias del country folk alternativo. Detalles de piano clásico y pedales de guitarras combinan a la perfección en una canción cuya melodía se apoderará de tus neuronas por su enorme sensibilidad. Finaliza el disco con “My sweet baby”, lamentablemente la última de las exquisiteces de un álbum que acaba con los fabulosos aires de cabaret pop gentileza del piano y violín arropando a esa voz cariñosa al ritmo de bajo y batería marcando el tempo para el último de los bailes gentileza de los sorprendentes Ameba.    

Reflexión final


Los hermanos Ruiz de Ameba. Foto de su facebook 
Un disco como “Sessions saved” es posible gracias, en primer lugar, a la lucidez y el trabajo de sus protagonistas, los Ameba, quienes dan rienda suelta a sus intereses musicales mediante la convicción de que hacen lo que les apetece con imprescindible esfuerzo y demostrada pasión. De este modo logran que su obra llegue hasta nosotros en la mejor de las cualidades interpretativas, a las que se añaden por supuesto las virtudes técnicas de buenos profesionales del sonido. Por otra parte, no nos olvidemos del papel imponderable que juega el sello Hurrah! Musica quien aporta sus recursos para que, por fin, una banda tan extraordinaria como ésta puede ver materializado uno de sus discos en formato vinilo para regocijo de sus fans y de todos aquellos que aún no lo son pero que, con toda probabilidad, pasarán a engrosar las filas de sus fieles seguidores tan pronto como oigan tan flamante álbum. Sin tapujos que valgan, este trabajo discográfico engloba diez canciones memorables, tan diversas como sorprendentes, conformadas con algunos de los mayores pasos creativos que se han dado, a nivel internacional, para que la música evolucione con una originalidad ciertamente inusitada. Si te gusta el pop, no lo dudes ni un instante y adquiere una copia de tan cautivador álbum;  en tu mano queda mantenerte o no al margen de uno de los mejores proyectos que hemos oído en tiempo.        

Nota: Puedes escuchar las canciones del disco en el bandcamp de Hurrah! Música donde tambiñen podrás adquirir una copia del disco en vinilo de 12".   Podéis leer una entrevista en Ruta 66 entrando aquí.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario