viernes, 8 de septiembre de 2017

The Smoggers se redimensionan con "Dark reaction" para goce absoluto de los seguidores del "garage" evolutivo

Portada
En el tercer álbum de los andaluces The Smoggers, el segundo con la discográfica alemana SoundFlat records, resulta fácilmente perceptible una intencionalidad mordaz que, desde el título, pasando por la sensacional portada, hasta la temática genérica, incluido el apabullante sonido, son producto de una conjunción de referencias entre matices, tonalidades, experiencias y expresividades propias que conforman un plano existencial ciertamente oscuro, incluso introspectivo si se me permite. La banda nos propone una reacción visceral mediante un proceso de comunicación evolutivo en el que utilizan, con muy buenas maneras, el lenguaje común que compartimos los amantes del "garage". Un estilo dentro del abanico del rock and roll que estos andaluces han sabido moldear a su antojo para aportar una impronta perfectamente reconocible. El álbum editado en vinilo este 2017 tiene dos caras: la A cantada en castellano y la B en inglés. De las 10 canciones recogidas, dos son adaptaciones de grupos de cabecera, los Miracle Workers y los Crimson Shadows. Sirvan estos detalles informativos como punto de partida para analizar un disco que nos parece sensacional. Un álbum en el que los Smoggers, ahora en formación de quinteto, han logrado redimensionarse, una vez más, para satisfacernos con sus mejores dotes: una creatividad altamente prolífica y una interpretación enérgica que revolucionarán, sin duda, tu hipotálamo de acérrima conducta "garajera".


Trayectoria 


Los Smoggers son actualmente un quinteto formado por Fernando (voz, guitarra Vox y armónica); Gusti (Bajo Vox ), Ana (órgano Vox y coros); Goyo (batería Ludwig, percusión y coros); y Juan Carlos (guitarra Fender). Se crean en Sevilla el año 2008 con Ana González a la batería, órgano y voz; Gustavo Jiménez al bajo; Fernando Jiménez, voz, guitarra, armónica; y Jesús Blanco, voz y guitarra. Tras aparecer en algunos recopilatorios, debutan en febrero de 2011 con un mini Lp 10", editado por Clifford Records, con el título de "Smoggin´Your Mind". Ese mismo año sacan un single con Grit records y a principios de 2012 presentan, también con Clifford, otro mini Lp con el título de "Chinese Food". Estos tres trabajos consecutivos les sitúan en el candelero de los mejores grupos actuales de "garage" a medio camino entre el "Back from The Grave" y la primera época de Crypt Records.


En 2012 graban en los Hollers Analogic Studios de Málaga los temas de sus siguientes sencillos. El primero editado con KOTJ Records con los temas "Shame on You", más una versión del "It´s just not the Same" de los Delinquents, banda tejana de los ochenta y un tercer tema titulado "Jump inside". Su siguiente Ep se titula "Breaking your boots wih…" y sale también con KOTJ Records y Ghost Highway Recordings. En verano de 2013, el sello neoyorquino Chickpea Records editaba un split con los japoneses The Fadeaways. Por su parte, aportan el tema "I let you Go" más "I wanna be a Zombie", incluido en su disco "Chinese Food". 

The Smoggers. Foto de su facebook 
 Su primer Lp "Join The Riot" fue grabado en los Holler Analog Studios de Málaga en verano de 2013, donde también se materializó el segundo, "Shadows in My Mind", editado en 2016 por la discográfica alemana, Soundflat Records. Ese segundo trabajo ya cuenta con Goyo a la batería, Ana a los teclados y sin Jesús. En 2016 el sello portugués Chaputa Records les editaba un doble single compartido con los Satelliters. Por su parte, Ana y Fernando tienen montado un dúo llamado Charm Bag con el que ya han sacado un par de discos en 2015 más un Split de Smoggers/Charm Bag con el sello británico Trash Wax Records. 

Producido por los Smoggers y Maxi Hollers, el disco "·Dark Reaction" fue grabado, mezclado y masterizado, de forma impecable, por Maxi Hollers en los Hollers Analog Studios de Málaga en 2017. La sensacional foto de la portada es de Domingo Flamin, y las geniales instantáneas de la contraportada fueron tomadas por Dena Flows. El artwork es de Tomás Flamingo.

Las canciones


The Smoggers. Foto de su facebook
El disco se abre con "Eres así", adaptación del tema "Waiting" de los Miracle Workers, escrito por Gerry Mohr e incluido en el disco "1000 Microgramms Of The Miracle Workers" (1984). Una canción ideal para contrarrestar la estupidez con la cordura. El tema mantiene lo mejor del original con esas hirientes guitarras, solo afilado incluido, los riffs envolventes del órgano y la fuerza de la sección rítmica más un momento solista de armónica salvaje. Le sigue "Razones para odiar" con su entrega melódica acentuada mediante cambios de tempo considerables entre sombras de la noche, sacrificando tu alma, por las calles que te vieron nacer, en una historia sin final donde nunca brilla el sol. Resulta especialmente remarcable el peso del órgano generando siluetas lisérgicas, más otro buen solo de armónica, la poderosa voz principal y por supuesto esa impecable sección rítmica.

The Smoggers. Foto de su facebook
A continuación nos ofrecen "No volverás", otra excelente canción, en este caso más relajada e introspectiva, pero no por ello menos intensa, en la que la banda se muestra especialmente bien conjuntada recreándose en los múltiples matices que aportan los teclados, con un momento solista memorable que va creciendo en la inmensidad, más guitarras, bajo y batería arropando a la voz solista, entre demonios en el corazón, y la pérdida de la persona amada, con final de piano melancólico. El siguiente corte lleva por título "Porque te quiero", donde el grupo recupera su vertiente más aguerrida con magníficos fraseos de órgano por momentos aflamencado, andanadas de guitarra corrosiva, y el tempo ajustado a la fiereza de una canción de amor entregado por parte de alguien que jamás sabrá vivir sin su amada. Cierra la cara A, "Tu maldad", generando un vendaval de "garage punk" a cargo de guitarras soberbias, gritos desaforados, solos muy bien definidos, ritmos en caída libre, cambios de tempo de fábula, todo ello perfilando esas "huellas de miseria que rondan la oscuridad".

The Smoggers. Foto de su facebook
La cara B empieza con "Dark Reaction", triunfal entrada al universo "smoggeriano" cantado en inglés con la misma entrega y pasión que en castellano. Un tema descomunal en el que emergen varios motivos sinuosos que enaltecen la melodía mediante filigranas de sonido y distorsión. Le sucede "Fuzz in The Cave", que como su nombre bien indica, se sustenta sobre una descarga de fuzz a mansalva entre arreglos primitivos con persuasivos agudos del órgano Vox, guitarras rugosas acometiendo con riffs virulentos, y la voz principal enloqueciendo por momentos entre efectos ácidos, más sacudida final de armónica con tempo acelerado.

La segunda versión que se nos ofrece es un cover del tema "You can’t Come Down", escrito por Mans Mansson, para su banda, los Crimson Shadows. Fue editada como cara B del single de 1985 con "Even I Tell Lies" en la cara A. La adaptación mantiene, con excelente criterio, la contundencia del bajo y la batería más la fogosidad de guitarras, con solos brutales, más insidioso órgano y voz bronca. De nuevo, otro final excitado, con la armónica como principal protagonista, cierra un auténtico temazo que persiste en la memoria colectiva de la escena "garajera" mundial.

The Smoggers. Foto de su facebook
Seguidamente nos ofrecen "Who’s Jenny", el penúltimo de los cortes de este disco que se crece en la oscuridad, emergiendo con monstruosos arreglos de bajo y órgano más guitarra de acompañamiento y solista. Una conjunción de músicos habilidosos que generan una ambientación enigmática, cargada de tensiones, sobre las que la voz principal distribuye la melodía con espontaneidad mientras nos cuenta una historia con voracidad y pasión. Acaba el disco con "Devil on Me", la última demostración del amplio abanico de recursos compositivos e interpretativos de una banda que, en este caso, se recrea, en un tempo y una sonoridad entre tinieblas, distorsiones que procuran nebulosas admirables, acompañamientos de batería y bajo que invitan a la abstracción y una voz principal que sugiere una vitalidad al margen de lo previsible. Todo ello desemboca en una final rápido, muy apetitoso, en el que añaden un cierto toque de tropicalismo, con un solo psicodélico de guitarra, y una persuasiva y estremecedora secuencia de órgano.
    
Reflexión final

The Smoggers. Foto de su facebook
Quizá algún día, dentro de unos cuantos años, la crítica y los fans se refieran a este álbum como el "disco oscuro" de los Smoggers apelando a una complicidad coloquial, al igual que sucedió con otros trabajos discográficos esenciales en la historia del rock and roll. Y esa denominación, más allá de la evidencia de color o actitud, comportará el convencimiento de que hubo un antes, así como un después, de tan extraordinario trabajo. Quizá en próximos trabajos les apetezca recuperar la sencillez efectiva tan "punk" de sus primeros trabajos. No es descartable que estos andaluces vuelvan a sus comienzos, cuando y como se les antoje; ahora bien, estoy convencido de que "Dark Reaction" representará siempre un punto de inflexión en la trayectoria de esta banda por múltiples razones que van más allá de esa áurea oscura que comporta. En este nuevo álbum, ha influido y mucho la nueva distribución de la banda, convertida ahora en un quinteto con una sección rítmica como siempre impecable, más un segunda guitarra que permite a su cantante principal desarrollar un fabuloso papel de frontman, principalmente en directo, en plena dedicación, aunque siga aportando detalles memorables de guitarra y armónica, más un posicionamiento clave y fantástico de la organista. Juntos han encontrado una fórmula consistente, muy bien ideada, con la que han redimensionado el proyecto inicial adquiriendo un amplio abanico de recursos que les sitúa entre el  "garage psych" y el "punk" sin perder de vista ambas denominaciones. Para resumirlo en una sola apreciación, creo que están en el punto exacto en el que podemos considerarles como banda de referencia, absolutamente magistral. Unos Smoggers que están haciendo historia como lo hicieron en su día los Miracle Workers o los Crimson Shadows, a los que también homenajean, con acertada humildad, en este indispensable trabajo discográfico altamente recomendado.
  
Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp. Lo encontrarás a la venta en varias webs como la de SoundFlat así como tiendas de discos, y puedes ponerte en contacto con la banda para conseguir una copia.  Por otra parte, te recordamos otras reseñas de discos y directos de la banda en nuestra sección correspondiente del Magic Pop aquí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario