lunes, 30 de octubre de 2017

Espiño expande en solitario su universo "galedélico" con canciones propias que generan imágenes encantadoras


Portada
Desde hace tiempo que la escena "galega" de rock and roll con raíces sixties aporta, con excelentes resultados, varios proyectos musicales que entienden la psicodelia de una forma muy propia y original entrelazando  referencias anglosajonas con la idiosincrasia de una tierra plagada de situaciones y vivencias que se prestan a un imaginario lisérgico. Entre todos ellos, creo necesario destacar la figura de un hombre, compositor, multinstrumentista y cantante, que desde los noventa ha destacado por su gran personalidad, destreza compositiva e interpretativa, más brillante criterio formando parte de varios combos esenciales como son Contrastes, Mega Purple Sex Toy Kit, Linces Pop o los Chavales. Me refiero a Alfonso Espiño quien, con su apellido por delante, acaba de debutar este 2017 en solitario con un álbum francamente fascinante. Un disco soberbio con el que da un paso más allá de lo conocido para expandir la "galedelia" (término para definir la psicodelia galega inventado por Espiño), con canciones propias que te conmoverán en sobremanera.

Trayectoria


Alfonso Espiño
Alfonso Espiño (Santiago de Compostela, 1976) ha formado parte de numerosos proyectos desde principios de los años noventa. Con los hermanos Sende, Gonzalo y José Antonio, crea el cuarteto Contrastes hacia el año 1992. Sacan una maqueta en 2010. En junio de 2001 fueron finalistas del certamen II Día da Música Xove, convocado por la Xunta de Galicia, en la categoría Pop/Rock. La banda se separa en 2003. En 2008 se reunieron y empezaron a grabar un disco que no terminaron. 

En 2003 se incorpora a la banda Mega Purple Sex Toy Kit como vocalista y guitarrista. El grupo está formado además por Marcos Santomé (bajo), David Cobo (guitarra rítmica, sintetizador, coros), Emilio Prieto (batería), Uxío Solla (guitarra) y Fernando G. Vilaboy (hammond). Se separan en 2006. En 2015 sacaron un single compartido con "Your Song" más "Castles In A Sandbox" de Fogbound para Pop Thinkin’. Tienen un Lp grabado con algunos temas de Espiño que, de momento, permanece inédito. 



Contrastes
Mega  Purple Sex Toy Kit
Tras tres años ideando un nuevo proyecto, crea Los Chavales con David Prieto "Bibi Gote" (Bakin Blues), bajo y voz; David "Tato Squo" Vázquez (Bakin Blues), guitarra y voz; y Antonio Pazos "Antonoc" (Kastomä), batería y voz. El grupo es co-ganador de la primera Batalla de las Bandas organizada en Gijón por el festival Euro Yeyé en 2013 y finalista de los 2º Premios Martín Códax da Música en 2014. En 2010 presentan su primer EP de cuatro temas "En mi agenda" con versiones de grupos como Love, Beatles, Birds, y Sonics. Le sigue "Asulado",  un trabajo autoeditado en vinilo 7" con cuatro temas de pop. (+ info). Alfonso Espiño también formaría parte del legendario conjunto compostelano Linces Pop, de los que surgen Los Fabulosos Weekend, que sacan el álbum autoeditado "Lo que el viento no se llevó". Con Gonzalo Sende crea el dúo A Nice Pair, especializado en versiones de temas de los sesenta. 


Los Chavales
 
Ya en 2016 inicia su carrera en solitario con el nombre de Espiño, ganando el II Certame Galicia Creativa en su categoría de pop/rock organizado por la Fundación Autor. Ya en enero de 2017 entra en el estudio para grabar su primer disco que presenta en verano con excelentes críticas. Por el momento tiene grabado y disponible para su audición en el bandcamp, un fabuloso tema titulado "Flores, tambores e ilusións" más "I", un Cd de seis temas editado por Fundación Autor. 

Entre sus próximos proyectos está un recopilatorio navideño de villancicos compuestos por bandas gallegas, cantados en galego. Espiño aportará la canción "A Noite de Alban Arthuan", villancico "pagano", basado en leyendas gallegas precristianas relacionadas con el solsticio de invierno. De momento está trabajando en nuevas canciones que irá presentando en directo con el propósito de sacar un nuevo disco ya en 2018. 


Todas las canciones de "I" han sido compuestas, escritas y arregladas por Alfonso Espiño. El disco fue grabado, mezclado y masterizado en Compostela entre enero y marzo de 2017, con producción del propio Espiño y Gerardo Amigo como técnico de sonido. Alfonso se encarga de cantar, tocar el bajo, guitarras acústicas, efectos sonoros; Alexandro González está a los teclados, metalófono, coros; Brais Sánchez a las guitarras eléctricas, coros; y Curro Marcos a la batería. Han contado con la colaboración de Quim Farinha al violín y Álvaro Crego Deán a la trompa y trompeta. Espiño también firma el diseño, con maquetación de Rocío Alén.


Las canciones

Alfonso Espiño en directo

El álbum "I" se abre con "Rebobina", un tema que nos invita a echar la mirada atrás sin miedo para volver a empezar. Una canción con consistente sección rítmica, memorables aportes de metales que engrandecen la gloria de una canción popsike interpretada con excelente voz más coros, entre el sustento del órgano, guitarras luminosas y el violín aportando bonitos detalles. Un cambio de ritmo final contribuye multiplicar el continente magistral de este canción. 

Le sigue "Sen dúbida, Florinda", tema de beat sixties con guitarras acústicas, bonita melodía, resplandeciente órgano para días felices en los que disfrutar del humor de la protagonista. "Se un día ti faltaras que sería de nós". Un final lisérgico instrumental con persistente bajo, guitarras más órgano envolventes, entre detalles ácidos, redimensionan tan suculento tema.
 
Alfonso Espiño
A continuación nos ofrece "O dourado danzar", otro excelente muestra del talento de Espiño que en esta ocasión se torna más folk dando vida a una cariñosa melodía de ritmo cautivador. Nos dice: "Cantos momentos deixamos pasar, neses lugares que non volverán. Para ben ou para mal, morre o dourado danzar". Se incluye un par de solos de trompeta y teclados muy finos y elegantes. El siguiente corte se titula "Louro", una de las parroquias que conforman el municipio de Muros, en A Coruña. Un lugar especial de "castelos, tesouros, piratas e congros nas lendas" con su misterioso Monte "tupido de toxo e maleza". Para ello, opta por unos arreglos más introvertidos, con magníficos detalles de folk progresivo, con teclados, metalófono, guitarras, y voces atmosféricas, con una parte instrumental en la que nos conmueve un solo de guitarra eléctrica bien arropada por sensacional sección rítmica y metalófono.
 
 


Espiño. Foto de su facebook.

Con "Ovni sobre o Val do Dubra", recupera una extraña vivencia de avistamiento de Ovnis en el verano del 82. "Un obxecto alongado ten forma de habano, verticalmente leva horas parado". A la tarde, "así coma veu, desapareceu". Musicalmente, tiene una construcción psicodélica que va creciendo compás a compás, con guitarras radiantes y órgano omnipresente con metódica sección rítmica, ente momentos instrumentales gloriosos como ese solo de órgano tan misterioso y un par de momentos finales de eléctrica. Finaliza el disco con "Engaiolante enfeitizante", la última de las exquisiteces de este trabajo en la que Espiño crea imágenes visuales con una substanciosa mezcla de sus mejores dotes poéticas y sonoras dando forma a un tema de punteos envolventes, voz sensual, cambios armónicos con aires medievales, solos de órgano, precisos momentos de metales, y un cúmulo de circunstancias que sitúan este tema en la mejor tradición acid folk con referentes sixties.

Alfonso Espiño con banda

Por lo que respecta al single digital con el tema "Flores, tambores e ilusións", parte de una progresión de acordes propio de los ritmos jamaicanos, para acabar siendo una maravilla de tema con preciosa melodía a tres voces que fue completada el 25 de abril, aniversario de la Revolución de los Claveles portuguesa. Fue grabada los días 14 y 19 de junio por Martín Esturao en los Bungalow Studios de Santiago de Compostela por Alfonso Espiño, Alexandro González, a los teclados y voz baja, Brais Sánchez a la voz aguda, guitarras eléctricas, y LAR Legido a la batería. Influenciada por los momentos sociopolíticos actuales, el tema aúna imágenes poéticas y sonoridades grandiosas que invitan al entusiasmo para "levantar clamores".

Reflexión final


Alfonso Espiño
En la portada del primer álbum de Espiño podemos ver la carta número uno del Tarot, "El Mago" que implica, entre otras cosas, el inicio de una nueva etapa y la posibilidad de cambiar el curso de las cosas. Sin lugar a dudas, una imagen muy acertada para visualizar este nuevo proyecto que emprende Alfonso Espiño y que, hasta el momento, nos ha dado ya múltiples y premiadas razones, altamente creativas, para afirmar, con pleno convencimiento y conocimento de causa, que estamos ante el mejor Espiño de todos los tiempos. Un gran músico que emprende un nuevo camino, necesario y enriquecedor, que va a darnos grandes y satisfactorias muestras de su innegable talento. Sus canciones, todas ellas memorables, nos procuran imágenes cautivadoras y emergen desde ricos como variados puntos de vista que entrelazan toda su experiencia con su vitalidad, moldeando la psicodelia con el folk, el pop, o rock progresivo para musicalizar letras muy trabajadas, sensuales y directas, que expanden su universo "galedélico" hasta más allá de lo conocido con resultados que se nos antojan impredecibles.
 

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario