martes, 21 de noviembre de 2017

Los Royal Podencos consiguen un brillante segundo Lp titulado "Broken Bones" repleto de fortaleza, estilo y elegancia


Portada Digipack
Romper los huesos es una expresión que puede usarse para verbalizar una agresión brutal o para remarcar cómo la fortaleza de ánimo y la entereza pueden convertirla en infructuosa. De ahí advertencias como la siguiente: "palos y piedras podrán romper mis huesos, pero tus palabras nunca lo harán". Sin duda, adquiere una fuerza inusitada cuando se aplica a las relaciones interpersonales, en especial a las amorosas, como es el caso de los Royal Podencos con su flamante segundo álbum titulado precisamente "Broken Bones" editado este 2017 por el sello sueco Fifth Week records. Si escuchamos minuciosamente este brillante compendio de canciones de rock and roll podremos ampliar el espectro significativo de la frase para amoldarla al gran trabajo realizado por esta banda santanderina quienes han logrado encontrar un ámbito creativo propio ciertamente brillante quebrándose muy probablemente no los huesos pero si los sesos. Sus once temas se sostienen sobre un amplio abanico de estilos que van del "garage" sixties al punk setentero pasando por ese powerpop furioso cargado de emotividad a flor de piel. Son 11 temas que resultan cautivadores, construidos con firmeza e imaginación sobre arreglos exquisitos en los que se complementan a la perfección excelentes momentos solistas con andanadas bien compenetradas de una banda en perfecta sintonía.

Trayectoria



Royal Podencos. Foto: Yngwe Vanhouckle
Royal Podencos se forman el año 2012 con integrantes curtidos en grupos anteriores como Los Tupper (Santander) o The Gain (Madrid). Ellos son Hans Eguinoa, voz y guitarras (antes The Gain, Madrid 2001-2008); Jota, guitarras y coros (antes Los Tupper y Los Tupperguarros), Toni Arenal al bajo y coros, y Jonatan Santamaria a la batería y coros. Sacan en 2014 un disco lamado "What's Your Plan" con ocho canciones editado por Fifth Week records.

Su segundo trabajo lo saca también este pequeño sello sueco, país por donde precisamente fueron de gira el año pasado con excelentes resultados. Las canciones son de la banda con letras de Hans y arreglos propios. 
Fueron grabadas entre enero y marzo de 2017 en los magníficos Drive Division Estudios de Santander con Alex Pis quien también aporta órgano en el tema "No One’s Giving Up In here" y los arreglos en "Break Us Down". Contaron además con la colaboración de José Sierra con la armónica y coros en "Tell me why" y Eva Gómez-Pallete a los coros en "No one’s giving up in here". El artwork es de Aitor Ochoa quien juega con los símbolos de la muerte y el amor mediante ese esqueleto bailando sobre el corazón entre tonalidades oscuras pero, a la par, cálidas. Las fotos de la banda incluidas en el Cd son de Yngwe Vanhouckle.

Royal Podencos. Foto de su facebook

Las canciones

El disco se abre con "Sexuality", complicada relación amorosa en un tema de guitarras "garajeras" que crujen sin tregua posible, acompañadas por una persistente combinación rítmica. Juntos dan perfecta cobertura a una entregada voz principal respaldada por coros entre detalles de rock and roll agrio y poderoso más secuencias rítmicas de punk. Destaca algún que otro momento solista, sencillo pero efectivo, a cargo de la guitarra. Le sigue "Break us down" que empieza entre besos dulces y el corazón en llamas, y sigue con peticiones de matrimonio, erecciones para acabar con el fuego aún encendido. Un buen resumen de una relación amorosa a ritmo de R&B a base de guitarras a modo del mejor pub rock con excelente melodía entre detalles rítmicos muy solventes. Un tema que te atrapará por sus riffs ingeniosos y esa voz principal que sigue siendo altamente convincente entre algunos detalles de guitarras que engrandecen el tema. 


Royal Podencos. Foto: Yngwe Vanhoucklea
A continuación oímos "The dog you found", una declaración de amor y respeto por ese amigo can "porque un perro de confianza es útil, solo trátalo como deberías, nunca te dejará, incluso si pudiera". Musicalmente nos presentan una maravilla de pop poderoso de guitarras brillantes, voz sensacional, rítmica entregada, y coros de puño en alto. De nuevo, la guitarra nos brinda una ejecución solista que completa la andanada de rock poderoso. "Anything you want" es el título del siguiente corte, y en él nos hablan de amor impetuoso, expresado con determinación entre canciones de los Stooges, Elvis y los Stones. Más powerpop elegante, cargado de movimientos que invitan al baile mientras disfrutas de una melodía fascinante gentileza de una banda muy bien conjuntada. Con "Noone´s giving up in here" llegamos al meridiano del álbum. Se trata de un tema que lucha contra la tristeza, para que no te des por vencido porque el sol brillará en ti mañana, rezando para que esa persona especial regrese, preguntando qué salió mal. Al final encontrarás la salvación, quizá esa persona vuelva y toque el timbre de tu puerta. Un tema introspectivo que musicalizan en formato de balada con una extraordinaria guitarra ácida que teje una segunda voz de acompañamiento para realzar la voz principal quien nos toca el alma con una conmovedora interpretación de esta fabulosa canción. Un solo profundo y emotivo de guitarra emerge de las entrañas para elevar las dosis de pasión, con solemnes aportaciones de pedales de órgano, coros, y sensacionales líneas de bajo. 
     
Royal Podencos. Foto: Yngwe Vanhouckle
Mediante "A little creep" regresan los tempos furiosos, muy bien medidos, a juego con las guitarras feroces y la suculenta voz principal que "va recogiendo las piezas de mi corazón roto. Ahora puedes volver a armarlo, es una obra de arte… no hay tiempo para perder, no hay que desmoronarse". Guitarras hirientes, percusión penetrante entre arreglos enérgicos dan vida a un tema de rock and roll que levantará tu ánimo con cambios armónicos y fraseos solistas que enaltecen la melodía. Le sucede "What´s wrong with you", con mensajes frustrados de teléfono cuando las cosas se salen de control y el amor se desvanece logrando que nos hundamos más el fracaso. Más riffs vigorosos para una canción de pop arrebatador que va creciendo para explotar, con todo su colorido, en el estribillo. Un tema que te resultará difícil de olvidar interpretado por una banda en estado de gracia ya sea a nivel instrumental como vocal.
 


Royal Podencos. Foto de su facebook
Nos acercamos al final con "On and on", otra muestra más de su talento creativo a medio camino entre el rock and roll más enternecedor y el pop más salvaje. De nuevo, surgen las relaciones amorosas como inflexión vital. Situaciones complicadas y pasionales que entrelazan la ruptura con la devoción por la persona amada con absorbente crescendo instrumental final. 

Tras este brillante tema, mediante el que consiguen que suba la temperatura corporal del atento oyente, nos deleitamos con la no menos seductora "Let me shake". Una canción en la lograrás encontrarte a ti mismo aunque sea en medio de un huracán y aprovechar las oportunidades que te da la vida o al menos sin malgastarlas, mejorando en tus relaciones amorosas. Musicalmente inciden en esa habilidad de dar forma a canciones de rítmica combativa con sonoridades que transmiten un gran placer. Más riffs sorprendentes bien distribuidos, entre golpes de efecto, y recorridos indómitos de guitarra, bajo y batería más soberbia voz principal, que nos llevan al penúltimo tema del disco titulado "You got a home". Aquí la banda nos regala un tremendo tema de pub rock con los Estados Unidos y su idiosincrasia como principal protagonista. Una canción ágil, deslumbrante y vigorosa con la que, si no lo han hecho ya, van a dejarte completamente anonadado. Se cierra el Cd con "Tell me why" mediante gritos, gemidos y abrazos de amor, sin mirar atrás, en un viaje en camión hasta su casa en Idaho. La última de las excelencias de este gran trabajo discográfico en la que no faltan más guitarras inspiradas combinadas con armónica, entre acordes suculentos, ritmos sureños, y estribillos que te pondrán los pelos de punta mediante detalles instrumentales de gran calidad.

Reflexión final:

 

Royal Podencos. Foto: Yngwe Vanhouckle
En la música y letra de las sinceras como impactantes canciones de Royal Podencos se cruzan emociones con realidades cotidianas; momentos impactantes que van de la amistad canina a las oportunidades amorosas pasando por un despliegue de recursos estilísticos que les sitúan, según sea el tema, entre lo mejor del powerpop actual, el punk más conmovedor, o el rock menos previsible y aguerrido. Desde la balada hasta los ritmos más fieros se perciben unas ganas irrefrenables de procurarse un mundo creativo propio que les distinga dentro de la escena del rock and roll, ya sea a nivel estatal como internacional. "Con la voluntad de seguir rockeando" como ellos mismos dicen, esta banda santanderina de expertos músicos "introvertidos, que tocan para sí mismos, a veces peor, a veces mejor, pero siempre caballeros, elegantes, sinceros y muy auténticos" han conseguido un disco que les procura un espacio amplio y enriquecedor que va más allá del panorama regional en el que son conocidos. Parece tarea fácil, pero no lo es en absoluto. Para conseguir canciones tan emocionantes como las que se incluyen en este su segundo trabajo llamado genéricamente "Broken Bones", tienes que estrujarte el cerebro. El resultado no puede ser más placentero. Te aseguro que tras varias como gratificantes escuchas, van a romperte los huesos de tanto que va a bailar sus canciones. 

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y contactar con el grupo para adquirir una copia del Cd. Tocan en directo en la Sala Niágara, Santander, el 8 de diciembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario