miércoles, 20 de diciembre de 2017

Fallece el bluesman Leo Welch

Leo Welch
Leo "Bud" Welch nació en Sabougla, Mississippi, el 22 de marzo de 1932 y falleció el 19 de diciembre de 2017. Guitarrista de blues con toques de góspel, sacó su primer disco en 2014, con el título de “Sabougla Voices” con Big Legal Mess Records. Le sucedería otro llamado “I Don’t Prefer No Blues”  También sabía tocar el violín, y la armónica. Durante décadas compaginó su faceta  artística con su trabajo en un equipo de tala de árboles.  

Con ochenta años llamó al sello Big Legal Mess para ofrecerles su música. Tras su insistencia, aceptaron recibirle. Le oyeron y no dudaron en editarle. Así salió “Sabougla voices”, en 2014, con Fat Possum de Big Legal Mess: un álbum que mezcla el blues eléctrico con el góspel.  Welch ya había tocado con varios grupos muchos años antes pero como le resultaba cada vez más difícil interpretar blues, se pasó al góspel.  Ganó poco en sus actuaciones por clubes y cafés pero no lo dejó compaginando su arte con un trabajo en el campo y en el sector maderero, trabajando más de 30 años en un equipo de tala en la región montañosa.


Leo Welch 
Fue alrededor de 1975, cuando el blues comenzó a decaer como música popular y los conciertos comenzaron a agotarse. que Welch cambió su sonido al góspel, y llevó sus riffs de blues a las iglesias, desarrollando un estilo híbrido crudo.  Esa llamada telefónica improvisada al sello discográfico Big Legal Mess le procuró una audición y luego un contrato de grabación. Como parte de su trato con Big Legal Mess, Welch prometió a la etiqueta que si sacaban su disco de góspel, él compondría otro de blues en toda su esencia. Lo entregó con el título de “I Don’t Prefer No Blues” en 2015, producido por Bruce Watson, y Jimbo Mathus. Este 2017 se editada el disco “Live at The Iridium” (Cleopatra Blues). 

Documento sonoro: 


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Cada cop que se'n va algú d'aquelles primeres generacions de bluesmen crec que se'n va tota una font de coneixements, experiències i històries que ja mai més podrem recuperar. Una altra trista pèrdua.

    Per cert, he flipat amb el vídeo. I no només per la magnífica actuació (que també), sinó pel context: macrofestival a l'aire lliure, milers de persones, grans muntatges... i ell tocant sense immutar-se, com ho havia fet durant tota una vida de picar pedra. També em pregunto què se sent tocant allà dalt quan durant dècades t'ha estat impossible viure de la música, com havia estat el cas. Molt gran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, jo també m'he quedat bocabadadat... quin macrofestival, espectacular i dalt de l'escenari un paio amb més de 80 anys tan panxo com ben bé dius. Se'l veu un home agraït amb la vida, malgrat tot, i al final va rebre un bon premi molt merescut. Gràcies pel teu comentari.

      Eliminar
    2. Exacte, se'l veu agraït amb la vida. I em sembla molt interessant que facis aquest apunt perquè il·lustra que per aquest home el concepte èxit no passava per tocar davant milers de persones, sinó més aviat per arribar a les vuit dècades vitals i seguir gaudint com un nen el simple fet de fer música. No tots ho poden dir: recordo per exemple unes declaracions de Pete Townshend on afirmava que volia provar coses diferents musicalment però no podia perquè es veia atrapat per aquell "monstre" (així ho va anomenar) en què s'havia convertit The Who.

      Eliminar