sábado, 5 de marzo de 2011

El R&B de los Attention impresiona en el festival de Castellón entre propuestas de hard rock

Stolen Jackets

En la segunda edición del Sixties Rock Weekend se pudo oír mucha guitarra, hard rock, brotes psicodélicos y una enorme descarga de rock and roll antes y después de, para nuestra humilde opinión, las principales estrellas de la noche, The Attention. Abrieron la velada unos Stolen Jackets que, a pesar de no disponer de un repertorio propio muy extenso, hicieron gala de un dominio instrumental destacable sobretodo por lo que se refiere a su guitarrista principal que deleitó al personal con solos de belleza setentera  memorables. Lo cierto es que la banda estuvo muy correcta y ofreció todo lo que estaba en su mano con un resultado a tener en cuenta para seguir sus pasos más allá de las recurrentes versiones. Precisamente en ese capítulo de temas ajenos, interpretados desde la más profunda devoción, se pudo escuchar un Taxman enérgico, más otras recreaciones, muy bien enfocadas, de los Kinks y Jimi Hendrix, entre otros.

Sweet Leef
La siguiente banda, los austriacos Sweet Leef insistieron en retrasar los relojes a los años setenta con conocimiento de causa y objetivos irreprochables. Lo consiguieron mediante un show donde no faltaron esos agradables pero tambiñen perturbadores pasajes hipnóticos que culminaron con una versión extensa y lisérgica del ‘Dazed and Confused’ de Led Zeppelín, quizá demasiado igual al original y por tanto, una opción peligrosa porque corre el riesgo natrual de no llegar a superar la magia de sus míticos creadores como fue el caso. En general, su actuación estuvo francamente bien y fue ideal para los amantes de los riffs intencionadamente duros y con esa pesadez propia del estilo.

Tras ellos, aparecieron en el escenario del Auditorio una de las mejores bandas de R&B y rock and roll actuales, al menos a nuestro gusto, tanto por su creatividad, esa actitud mod, un estilo sixties, y ahora, desde haberles visto y oído por vez primera en directo, por su energía y sabiduría escénica. Nos referimos, por supuesto, a los también austriacos The Attention. La banda derrochó arte y fuerza a raudales, tanta como para gustar a sus seguidores y como para reclutar hasta los presentes más excépticos. 

The Attention
Todos y cada uno de sus músicos estuvieron magníficos; sobre todo su flamante frontman y principal compositor, un Mario David pletórico, que encantó al público con sus sucesivas andanadas al borde del escenario, incluso entre el público, para conseguir la complicidad de chicos y sobre todo chicas admiradas ante una excelente planta y una  impecable presencia. Como anécdota, cabe mencionar que sus sucesivas carreras y flexiones, acabaron por desgarrarle la costura central de la entepierna del pantalón de un traje entallado a medida. El incidente no provocó ningún tipo de rubor en Mario que acabó por quitárselos si pudor alguno y quedarse en calzoncillos hasta que su representante le trajo otros pantalones. Mientras esa anécdota sucedía, seguía cantando entre la magia del R&B blanco con esos detalles de rock and roll de los cincuenta apoyado por habiles instrumentistas, todos ellos vestidos también con sus elegantes trajes y guitarras de época. Entre todos, consiguieron trasportarnos a otra época con ideas y proyectos más que suficientes para asegurarse un espacio propio incluso entre sus mitos de referencia, a los que versionaron, como el mismísimo Ray Charles.

Baby Woodrose
Tras su concierto, y de nuevo gracias a las gestiones de los organizadores, y con el imprescindible apoyo de nuestra colaboradora de lujo, Pat Sarrais, entrevistamos a Mario que nos contó donde consigue sus trajes, que piensa su mujer sobre su forma de vestir, y qué proyectos tiene su magnífica banda. Esa necesaria entrevista , que publicaremos más adelante, nos obligó a perdernos gran parte de la actuación de Baby Woodrose. Lo que sí vimos fue a su lider, un enorme Lorenzo, tanto en estatura como en imaginación musical. Con su guitarra y voz, acompañado por un power trio un tanto excesivo a ratos, nos deleitó con pasajes psicodélicos que te levantaban del suelo; solos de guitarra que te atravesaban el alma y desarrollos sonoros que, estamos convencidos, a más de uno lograron descomponerle en partículas cósmicas. Seguramente habrá otras formas menos vehementes para explicarlo pero ésta nos parece la más aproximada al resultado genérico. 

Tras los directos, los Dj’s del festival como Chema Rey y Capitán Groovy Dj,  volvieron a seleccionar un buen repertorio de sonidos sixties para goce de los asistentes que aún podían asimilar unos cuantos  momentos de baile desenfrenado. El día anterior pincharon Dj 007 y Dj Galicia. A destacar también que en la sala se estuvo proyectando un show visual de Marcos Torres titulado “A todo color, a todo volumen” y que en las inmediaciones del escenario de ese Magic Box, Mari Carmen Blanch exponía óleos con temáticas sixties. Asimismo, un panel nos recordaba fotos de anteriores ediciones. Por último, nos encontramos con la cantante de los Confidents, África, y el cantante de los Inéditos, Joan, ambos responsables de la tienda barcelonesa de Lullaby donde puedes adquirir numerosos objetos de estilo sixties que también estaban a la venta en uno de los stands del festival.

Nos queda la tercera y última noche donde esperamos disfrutar, con ganas, de esos Confidents y de las siguientes estrellas de un evento maravilloso que está siendo ya para recrodar durante muchos años. Nos referimos a los también austriacos e imprescindibles, The Jaybirds pero eso lo explicaremos en la siguiente reseña. 

2 comentarios:

  1. ¡Qué bueno! Ahora has visto a los Stolen Jackets tú también...
    Y como siempre, te esfuerzas en comentar todo lo que puedes, no te conformas con un triste "me gusta/ no me gusta".
    A mí me gustaron cuando los vi en el Boosters Club, como ya te lo conté.
    Espero que sigan adelante.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Patricia, no estuvo nada mal su actuación. Te hubiera encantado asistir al festival, seguro. Se pudieron disfrutar grandes momentos en vivo para la historia del rock and roll.

    ResponderEliminar