miércoles, 22 de junio de 2011

"Mejor Ahora", disco de debut de los Zombie Valentines

Zombie Valentines en una de las canciones de su nuevo álbum titulado “Mejor Ahora”.
Frente a la actual situación económica y sus derivados emocionales que nos arrastran inevitablemente a la apatía y el pesimismo, surgen verdaderos “brotes verdes” que si bien no van a conseguir soluciones globales a la catástrofe en la que nos ha metido esos chacales del poder establecido, sí que, al menos, provocan en nosotros ese estado de bienestar que nos permite sentirnos vivos como bien dicen los

El primer trabajo de este grupo madrileño, editado por Sunny Day Records, es un homenaje a sus referencias musicales pero también a su propio estilo que se nos presenta radiante, variado, divertido, preciso y repleto de detalles de cualidad. Tras una atenta escucha, estoy convencido de que no habrá ni un solo amante de los sonidos sixties, ni del rock and roll de forma genérica, que no se emocione al escuchar este gran disco. Tanto aquellos que no los conozcan como los que sí, van encontrar en este álbum un amplio abanico de matices, guiños a los clásicos, melodías encantadoras, ritmos vibrantes, guitarras poderosas, letras conmovedoras, y sobretodo un caudal de pasión sin límites. Todo junto provoca en el oyente un estado de plenitud consecuente al disfrute de una obra muy completa que, sin duda, se situará entre la música más emocionante al menos de este año.

Si el amable lector de este blog ha tenido la paciencia de sumergirse anteriormente en alguna de mis reseñas publicadas, sabrá que suelo comentar una a una las canciones que componen los discos. Pues bien, en este caso, ese método se hace aún más necesario si cabe porque no hay un tema que se parezca a otro de los trece que componen este disco. Recurriendo a la hipérbole imaginaria, podríamos hasta sugerir que, más que un trabajo de debut, parece un recopilatorio de grandes éxitos, de esos que los grupos ya consagrados tienen la necesidad de sacar tras una dilatada carrera de éxitos bien sea para contentar a su discográfica de toda la vida como a sus irreductibles y fieles fans, siempre ávidos de nuevas entregas. Intentaré explicar el porqué produce esa extraña sensación pero me parece que, para entenderlo con todas sus consecuencias, resultará inevitable que tú mismo te convenzas de lo imprescindible que resulta su escucha en la intimidad de tu casa rodeado de tus mejores discos.

Los Zombie Valentines son: David Lorenzo, voz y guitarra; Alberto Hernández, voz, guitarras, ukelele, armónica; Eneko Ezquerro, bajo y coros; y Gabriel Cuesta, batería y percusión. Editaron con el sello cacereño Sunny Day Records un Ep, ya agotado, con los temas ‘Horas bajas’ y ‘No velverá a Pasar’ en la cara A, y ‘Presta Atención’ más ‘La Flor más rara’ en la B. Producido por Paco Poza y el grupo, se grabó y mezcló en los estudios Audiomatic de Madrid en abril de 2009 por José María Rosillo.

Empezaron en 2006 como trío con Gabriel a la batería, Hernán Jaén (bajo) y David Lorenzo a la guitarra y voz, ex miembros de bandas como Babylon Chat, Stupid Baboons y Los Imposibles. Al poco tiempo se les une Alberto a la guitarra y voz. Graban su primera maqueta con el conocido tema ‘Tormento’, un rock instrumental de aires fronterizos más ‘Our Reward’, una canción con detalles de pop sixties. Las canciones las recoge el recopilatorio “Bikini Beat vol. 2” (Bon Vivant 2007). Tras esos primeros temas, ven la luz otras canciones como ‘Segunda piel’ que se incluye en el álbum “Bravo Lucinda” (Lucinda Records 2008) o ‘El circo de tu amor’ aparecida en el álbum “Somos los mods! 2” (Bip Bip records 2008). Tras esos temas, Hernán deja el grupo y le sustituye al bajo, Eneko Ezquerro.

Zombie Valentines son una de nuestras mejores bandas estatales y son muchos los que esperábamos con devoción este trabajo que acabaron de grabar en noviembre de 2010. Sin duda va a ser uno de los discos de nuestra escena estatal porque nos ofrecen un compendio de buenas maneras pop y rock and roll con evidentes raíces ancladas en nuestro beat de finales de los sesenta pero con frutos sabrosos más que suficientes para conseguir una cosecha actual realmente generosa y original.

Tras un concienciado trabajo de edición, Sunnie Day Records presentaba en este 2011 esta antológica colección de 13 temas, cantados en castellano e inglés, en formato digipack con 2 temas de regalo, ‘Horas Bajas’ y ‘No volverá a pasar’, extraídos de su agotado primer Ep, y en versión vinilo con un tema exclusivo para este formato, ‘Back to halo’. También sacó una edición ultralimitada de 100 copias en vinilo de color verde transparente. De ahí esa licencia del principio sobre los “brotes verdes”.

Todas las canciones son originales de David Lorenzo o Alberto Fernández con Zombie Valentines, menos ‘Multiculour Cow’ compuesta por Hernán Jaén con Zombie Valentines. Producido por el grupo, con la ayuda de nuevo de Paco Poza de los Imposibles, fue grabado en los estudios Reno y Audiomatic de Madrid en otoño de 2010 por José María Rosillo, que se ha encargado también de la masterización, con la colaboración de Laura Rodríguez. El diseño ha corrido a cargo de David Lorenzo y las fotografías son de Dyana Omary y Juan Cobo. En el plano instrumental han colaborado Paco Pozo, órgano y piano; Javier Maudult percusiones; José María Rosillo, Theremin; y José Lanot, palmas.

El disco se abre con uno de sus temas estrellas y que le da nombre genérico al disco, ‘Mejor Ahora’. Una canción cargada de ese necesario optimismo al que hacíamos referencia al principio de esta reseña así como de todos los ingredientes de un “garage” sin concesiones con magistrales cambios de ritmo, guitarras penetrantes y toques percutidos tribales, directos al estómago, ayudados por un persistente bajo, que ensalzan la brillante voz de su cantante principal. Le sigue un no menos espectacular R&B titulado ‘Todos Quieren’ con el que el grupo se convierte en una de esas locomotoras musicales que surcaron las vías entre las décadas de los cincuenta y sesenta, con detalles espectaculares de armónica, acompañamiento ejemplar, toques de rock and roll que recuperan cierto aire de “revival” de los ochenta y que suman enteros para descubrirnos la faceta más vigorosa del grupo. Con el tercer corte, parecen llegar a su primer destino donde reposan a base de riffs más calmados, cercanos al hard rock, pero sin olvidarse de su dominio absoluto de la melodía pop. Armonías psicodélicas con desarrollos de guitarra inquietantes convierten este ‘Mr Hurry Up’ en otra de las perlas del disco al que le sigue otro tema cantado en inglés, ‘Don’t let me Know’. Si esta canción hubiera abierto el álbum, probablemente hubiera sido toda una sorpresa pero llegados a este punto, anonadados ante el derroche de referencias y curiosidades, esta casi balada, a medio camino entre el beat, los sonidos playeros y hasta lo latino, resulta un tema encantador, delicioso de principio a fin.

Con la ‘Segunda Piel’, quinto corte de su cara A en la versión vinilo, el grupo incide en esa necesidad de superar las adversidades y de no sucumbir al desencanto. Frases como “Los malos tiempos no van a volver”… “Sabes que me merezco parte del pastel”… “Porque hoy me siento vivo”, convierten este tema en un canto a la esperanza y en la reafirmación personal de aquellos que no solo saben lo que hacen sino que están convencidos, con razón, de que les ampara la verdad mediante el trabajo bien hecho. Una vez más, buscan la tensión emocional, que desemboca en el estribillo amparado con esas guitarras de powerpop fascinantes.

Con el siguiente tema, titulado “El Circo de Tu amor’, vuelve a estar presente el R&B para desarrollar un canto al desamor, con detalle recreativo final, apoyados en órgano y con esa extraordinaria capacidad rítmica que compacta los tiempos de forma precisa. Acaba esa primera cara con el instrumental ‘Back to halo’, exclusivo para la edición en vinilo, donde hacen gala de su dominio instrumental a base de recurrir con elegancia pop a los recursos del “instro” cercano a la banda sonora del far west.

La Cara B empieza con la canción ‘Top of the Hill’ en la que confluye, mediante un vivo medio tiempo, la mejor tradición sixties americana con sus detalles folks, blues y de rock and roll. Le sigue otro memorable espacio sonoro llamado ‘Good news Elizabeth’ donde aparecen motivos propios de la música negra, excelentes arreglos, y maravillosos toques hard psicodélicos de los setenta. A continuación, nos ofrecen el tema llamado ‘Dudas’ con el que culmina esa predisposición temática existencial a seguir luchando contra las adversidades con proclamas del tipo: “Siempre con dudas, … pero si no arriesgo, sólo puedo perder”. Una canción alentadora donde el pub rock, con su crudeza de finales de los setenta, resulta omnipresente y gratificante.

‘Oportunidad 232’ es otra de sus canciones de amor, o de desamor si se prefiere, basada en una vida sentimental que llega a su fin y en el que se pide una oportunidad más en recuerdo de todo lo andado. Esta vez el protagonista asegura que no fallará. Destaca un buen juego de voces pop en el que podemos apreciar detalles de nuestra mejor historia sonora de los sesenta. Le sigue ese ‘Multicolour Cow’ ante el que resulta inevitable no imaginárselo en directo con ese recorrido salvaje de su motivo central que invita al público a inmiscuirse en la música. Un tema arriesgado que, sin la magistral interpretación que nos ofrecen, hubiera podido quedar un tanto forzado, casi impropio para un disco de estudio y menos para un grupo que no lo hubiera interpretado con la misma pasión rítmica de estos Zombie Valentines. La interpretación de su cantante principal lo convierte en absolutamente pasional y muy excitante. Finaliza el disco con ese beat casi popsike llamado ‘Llueve’ donde confluyen varios de los recursos antes comentados para sustentar una melodía encantadora. Un tema en el que todos y cada uno de los músicos de la banda reafirman su papel protagonista demostrándonos, una vez más, que no solo son capaces de hacer buenas canciones sino que encima consiguen interpretarlas con una profesionalidad encomiable.

‘Mejor ahora’ es sin duda el mejor disco que han podido hacer los Zombie Valentines, ahora. Estoy seguro de que cada ávido oyente tendrá la suya propia, pero entre todas las razonables, me quedo con la realidad de que es un trabajo de grupo hecho a conciencia. Sin lugar a dudas, los Zombie Valentines han puesto a nuestra disposición todos sus recursos, todo el esfuerzo y las ganas, para que su capacidad instrumental, que no es poca, adquiriese toda la dimensión creativa posible. El resultado final es un proyecto completo, bien trabajado, donde el concepto comunicativo genérico resulta de la suma de empatías por el rock and roll y de estrechas relaciones personales entre sus músicos. Pero también estoy convencido de que, aunque parezca imposible, este no va a ser su mejor disco porque con cada uno de sus trece temas, han logrado darnos pistas de sus, como pocos, respectivos trece álbumes siguientes a éste que ahora nos presentan y de los que nos ofrecen el privilegio de escuchar unos llamémosles singles excelentes de adelanto.

Nota: Puedes escuchar el disco "Mejor Ahora" en su bandcamp

No hay comentarios:

Publicar un comentario