miércoles, 1 de febrero de 2012

Viaje discográfico "Immediato" con “4 Tickets to Wonderland”

Uno de los momentos de reflexión más complicados y previsibles en la trayectoria de un grupo de rock and roll, suele presentarse cíclicamente tras un tiempo después de presentar un nuevo disco. Los músicos están contentos con el trabajo que acaban de grabar porque en él han logrado expresar gran parte de sus ilusiones. Y si encima gusta a la crítica como entusiasma al público, hasta el punto de que sea considerado el disco cúlmine de una carrera, la euforia colectiva es razonable y justa. Entonces, en cualquier momento inesperado, quizá sentados en esa furgoneta de bolo en bolo, surge una pregunta colectiva de la que depende toda una carrera. Esa pregunta es: ¿Y ahora, qué?.

Pues bien, “4 Tickets to Wonderland” (2012), título de la nueva entrega discográfica de Los Immediatos es la respuesta a esa pregunta que posiblemente estos toledanos se plantearan tras sacar al mercado su anterior y excelente disco “Third Time’s The Charm” (2010). Ambos trabajos han sido editados por la discográfica cacereña Sunny Day Records que se ha propuesto engrosar, con sus originales propuestas, las mejores estanterías de los aficionados a los sonidos sixties de este país.

Los Immediatos, con dos emes a modo de homenaje a la prestigiosa discográfica británica, Immediate, son Arturo Mazarro, voz principal, guitarra, xilofón, armónica; Francisco Mayoral al bajo; Iván Muñoz a la batería y percusión; más Luís Pinel al órgano y teclados. Se crearon en el año 1997 en Toledo y tras un periodo de descanso volvieron en 2000. Empezaron con una formación de trío y por sus filas han pasado o colaborado otros músicos como Pablo “Pera Magic”, Fernando Marín, Ricardo Delgado, Diego Pérez, Eduardo, o Pablo Junquera que también pone voces en uno de los temas de este nuevo disco. Estos músicos han formado parte de otras bandas como los Hollywood Sinners, Human Tornado, The Wrong, Magic Bus, y hasta el momento cuentan, en total, con cuatro álbumes editados, aparte de diversas colaboraciones en recopilatorios. Entre finales de 2006, principios de 2007, sacan su primer disco para el sello For Monsters Records de Italia. A mediados de 2008 aparece su segundo trabajo con el título de “Second Chance” para el sello italiano Teen Records (Misty Lane). Su tercer larga duración, titulado “Third Time’s The Charm”, fue editado en 2010 por Sunny Day Records con la que ha repetido para sacar su cuarta entrega este 2012 con el título de “4 Tickets to Wonderland”. Durante todos esos años han actuado en numerosos escenarios y festivales de toda Europa con excelentes críticas y respaldo de público. A destacar también que sus miembros también forman parte o han colaborado con otros combos toledanos como La Interestelar, las Aspiradoras o King Jartur and His Lords.

Foto: Bea Conde-Corbal
“4 Tickets to Wonderland” resume, de modo excelente, el trabajo abnegado y constante de una de las mejores bandas de este país para la que ya deberíamos inventar un casillero nuevo, mucho más amplio, con el propósito de identificar su inconfundible sonido mezcla de estilos y expresado con un aire optimista incluso hasta cuando la canción se presta a cierta melancolía. En este nuevo trabajo hay detalles beat, folk y pop aderezados con guiños instrumentales y aires psicodélicos que consiguen reforzar el mensaje de unas canciones sutiles y apasionadas. Destaca por su elevado concepto melódico conseguido por medio de agradables juegos instrumentales, arreglos en ocasiones preciosistas donde no faltan excelentes toques carismáticos de guitarras, violín, armónica, xilofón, sitar, teclados. Para conseguir este compendio del buen gusto y creatividad, la mente privilegiada de su principal compositor, Arturo Mazarro, que canta de forma impecable en todos los temas, ha contado con la imprescindible participación activa del resto de la banda y la colaboración de miembros que formaron parte de los Sunday Drivers, más Klaus & Kinski o Los Imposibles. Sin duda, un cúmulo de talento a raudales al que no se llega por ciencia infusa sino con trabajo, con mucho trabajo del que tenemos un resumen en ese especial cuaderno de bitácora que aparece en la hoja interior del disco. En él nos describen qué instrumentos han utilizado y nos narran algunas de las principales vicisitudes acontecidas durante los días de la grabación del 6 de mayo al 12 de junio de 2011 bajo la producción de Fernando Marín Sánchez en su “Pequeño Terrorista Studio” de Toledo, que también toca la guitarra de 12 cuerdas en uno de los temas del disco, entre otras colaboraciones.

El Lp se presenta en formato de vinilo, con Cd de regalo para las 300 primeras copias, envuelto en un diseño encantador, de nuevo a cargo de Dabeat con la colaboración en esa portada tan “popsike” del propio Arturo más Leo Berbesí. La hoja interior contiene las letras de los temas, un dibujo de Ramón Saleta (ex-Elephant Band) y algunas fotos del grupo y colaboradores. La masterización ha corrido a cargo de Fernando Marín y Ricardo Martínez.

El disco se abre con la canción que le da título: “Four Tickets To Wonderland” precedida por el sonido ambiente de una feria en la que se anuncia la bienvenida a ese peculiar universo temático donde vamos a disfrutar de la espectacularidad sonora de los Immediatos reforzada por detalles folk y psicodélicos aportados tanto por el violín de Pilar Crespo, la voz y pandereta de Jero Romero como el sitar de Daniel Fernández. Curioso también ese inicio de guitarra que nos recuerda a los Small Faces para introducirse en una composición de la que estarían muy orgullosos los mejores Byrds.

Tras esa eclosión de sensaciones, aparece “Empty Streets”, con preludio terrorífico y clásico, a partir del cual empieza a estar muy presente el órgano bien sea como protagonista principal o aportando recursos de gran belleza estilista como el conseguido en el siguiente corte titulado “Through my eyes”, una excelente muestra de dominio rítmico sin exhibicionismos, con la contundencia necesaria que aporta el “garage” presente también en la canción “Cry On My Own” en el que se aprecia un genial detalle arabesco. Sigue el álbum elevando el grado de dureza sonora de forma genérica mediante el quinto corte que se nos presenta con el nombre de “Garbage Feelings” y en el que destaca la presencia de esa armónica de R&B. Acaba esa primera cara con toda una delicada maravilla folk compuesta para Mario, recién nacido ese mismo año 2011, hijo de Arturo y su compañera sentimental, Eva, que a su vez es protagonista, como mínimo, en otro de los momentos más emotivos del disco: “Mamma’s Little Man”.
Foto: Bea Conde-Corbal
La cara B se inicia con el tema “I can’t Decide” donde hacen alarde de ese dominio del pop más poderoso del que son unos verdaderos expertos. Vale la pena fijarse en ese toque de bajo como complemento tanto melódico como rítmico. A continuación aparece el primero de los dos temas del disco cantados en español. Se trata de “Chica Diez” que arranca con ese tremendo inicio de batería que marca la pauta y la contundencia necesaria que nos traslada a ese “Día de Lluvia”, una canción especial que, si bien plantea un tema presumiblemente cargado de tristeza y recuerdos, propio para un día gris, a su vez exhala un aire de optimismo que acaba por conseguir un elegante contraste. Tras esa “Mamma’s Little Man” ya mencionada, en la que resurgen detalles de ese cautivador powerpop de los setenta, nos sorprenden con otro juego rítmico contagioso que lleva por nombre “Let Me rest In The Sun” al que se añade la voz de Ana Añó. Acaba el disco con un tema que me tiene verdaderamente impresionado y que lleva por nombre “Leave Your hair Grow Up”. Una canción que deslumbra y que cierra el álbum con una elevada carga de energía que conlleva el cénit de sus múltiples recursos ya comentados más esa guitarra wah & fuzz, e incluso, cierto guiño al Garrotín de los Smash, que si el lector no lo nota por ninguna parte, ruégole que no me haga ni puñetero caso.

Tal y como empezaba esta reseña, me parece que “4 Tickets to Wonderland” fue concebido a modo de respuesta a esa incertidumbre que puede presentarse, en el seno de un grupo, tras cada álbum editado a conciencia. La respuesta “Immediata” en este caso se corresponde con una necesidad vital de experimentación y estoy seguro de que esa actitud de trabajo seguirá siendo válida para próximas entregas. De momento, disfrutemos del maravilloso espectáculo de presentación de este disco porque no van a faltarnos múltiples y creativas razones para hacerlo. Si se escucha con atención y cariño, creo que se obtiene la prueba irrefutable de que existe, más allá de los sueños, una necesaria Wonderland existencial para la que los Immediatos han tenido la gran idea de crear doce magníficas canciones de “garage” y pop con detalles folk y psicodélicos.

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario