martes, 2 de octubre de 2012

The Por Ella Runners, del surf al powerpop con excepcional estilo Aussie Teenage Kicks

The Por Ella Runners es una banda creada en la Vall d’Uixó, en la comarca de la Plana Baixa de Castelló, con una trayectoria artística que arranca en 1992. Acaban de sacar un Cd autoproducido con el título genérico de “Surfer Powerpopers Aussie TeenageKickers” que no solo da nombre a uno de los excelentes siete temas que contiene el álbum sino que resume cuáles son sus referencias musicales con las que consiguen una mezcla altamente creativa. En este nuevo disco  demuestran un dominio minucioso de cada uno de esos estilos mientras evidencian en todas sus canciones un original trabajo de composición, ensayo y producción, realizado con una elevada dosis de entusiasmo. El resultado final es contagioso y permite situarles entre las mejores propuestas de powerpop actuales que siguen la estela de los míticos grupos de los setenta y ochenta tanto británicos como norteamericanos incluidas esas grandes bandas “Aussie” o sea australianas de todos los tiempos.   

El grupo se forma en 1992 entre amigos de instituto y, con el nombre de Los Orenga, una banda de punk rock surrealista que empieza haciendo versiones de Kaka de Luxe, Ramones, The Jam, The Clash, y The Who, entre otros. Estuvieron activos hasta 2000 y cinco años después retoman la actividad ya con el nombre de The Por Ella Runners pasando de ese punk acelerado a un powerpop más melódico. Hasta el momento han autoeditado dos maquetas anteriores a este Cd que fueron grabadas en estudios caseros y tituladas como “Très bien, doucement” (2006) y “What Can I do If I was born in 1972" (2009) que obtuvo un buen recibimiento tanto por parte de público como de crítica.

The Por Ella Runners está formado actualmente por dos miembros originales de Los Orenga: Fran Mataix a la guitarra y voces, más Salva Darós a la batería y voces. Les acompañan Roberto Martínez al bajo que tocó en un grupo punk de Castelló llamado No me pegue usté, madre; y Andreu Porcar, a la guitarra y coros, que también se ha encargado del artwork de este nuevo disco. Como curiosidad podemos añadir que el guitarrista Andreu, de 19 años, aún no había nacido cuando el grupo realizaba sus primeros conciertos. 

El Cd que ahora presentan también ha sido autoeditado y las canciones, todas ellas originales,  fueron grabadas en los estudios Rockaway de Castellón en julio de 2012. Ha sido producido por Alberto Luzendo y Cocky Ordóñez. Se masterizó en el Sage Audio Studio de Nashville, Tennesse. A destacar esa foto de portada con un equipo juvenil de fútbol de los setenta, con los brazos cruzados, que le da un toque simpático y muy pop. Han colaborado en el disco Ana García Muñiz y Edgar Martínez más Javi López. Se incluye un libreto con las letras de los temas más fotografías de Chema Lorenzo, Emphasis, Raul Rubio y el propio grupo. 

“It’s April Again” abre el Cd en un playa con aires marinos que mezclan el powerpop con el surf para ofrecernos una buena melodía reforzada por una guitarra y un estribillo repleto de entusiasmo. Un tema donde se nombra a Roger Daltrey y su Tommy pero también a Xilxes, municipio vecino de la Vall d’Uixó y las “mezquitas” en castellano en su ya conocida estrategia lingüística de poner en el mismo tema diferentes palabras en varios idiomas, inglés, francés, castellano, valenciano, italiano o húngaro inventado. Por ejemplo tenemos su propio nombre The Por Ella Runners o uno de sus anteriores temas llamado ‘Pictolines’ donde llegaron a colocar hasta cuatro lenguas diferentes. El tema “It’s April Again” hace referencia a la costumbre de reunirse en casa de su baterista por su cumpleaños en abril para comer arroz con curry, beber sidra, y ver la película Tommy. Una fiesta ideal para celebrar también el cumpleaños no oficial del grupo.  

Le sigue “Wating for some Action”, una canción con contundente inicio, seguida de un buen desarrollo rítmico y melódico gracias a unas guitarras omnipresentes, con pequeños solos de bajo, y una batería precisa acompañando a una apropiada voz que al final conversa con los coros con extraordinaria prestancia a la búsqueda del clímax final.  Se trata de una arenga para abandonar la queja y pasar ya a la acción, “a dejar de ser unos borregos” como nos indican desde el propio grupo y teniendo en cuenta, como dicen en su estribillo que: “No podrás bailar cuando estés muerto”.  


El siguiente tema “Crazy Little Pony” tiene esos aires inconfundibles del mejor powerpop neoyorquino con letra surrealista entre sencillos y rítmicos solos de guitarra que permiten dotar a la canción de un gran atractivo sonoro. Es un homenaje a los pequeños héroes, como ese poni que harto de dar vueltas en el tiovivo, le da una patada al dueño de la feria y se escapa a la playa.

A continuación, “The Mojomatic State” incide en ese poderoso uso del pop más setentero con un riff de guitarra sensacional que acaba por dominar todo el concepto de la canción con un crescendo final que pone los pelos de punta. En este tema recuerdan al propietario de una pensión de Madrid donde se hospedan cada vez que acuden de conciertos a la capital. Un curioso hombre que “vive su vida en un bucle de repetición infinita”, como nos apuntan ellos mismos. 

“Cheery Dancers” es una canción repleta de felicidad, sonrisas y orgullo, con ecos de los Housemartins, que logran contagiar con facilidad. Una canción de amor a sus seguidores que al grito de guerra, “Let’s Boil” crean un momento mágico bailando y saltando en una olla en directo que empieza a hervir a 212 grados Fahrenheit.    

Le sigue el tema que da título al disco “Surfer Powerpopers Aussie Teenagekickers”, o sea sus referencias musicales así como genealógicas, en la ficción, nombrando a un abuelo surfer boy, una abuela teenagekicker, una madre amante del powerpop y el padre que trabaja de camarero en el club CBGB’s y es amigo de Monte Melnick, road manager de los Ramones. Y con todos esos referentes montan un temazo sin desperdicio alguno repleto de energía, acompañando a una refrescante melodía. Como dicen al final: “It’s all you need, yeah”…    

Acaba el disco con el tema de corte más clásico llamado “You can go home with your love” con toques de revival mod y punk de finales de los setenta sin olvidar el legado del powerpop y cerrando un círculo que se nos antoja corto tras el enorme disfrute que nos proporcionan con cada una de las siete canciones que componen este vibrante disco.  

The Por Ella Runners son un grupo en el que experiencia y entusiasmo se dan la mano para crear melodías cautivadoras con magníficos riffs de guitarra entre una rítmica casi milimetrada, acelerando y retardando a voluntad con un dominio muy profesional. Sus canciones son sugerentes, reflexivas y en ocasiones surrealistas pero siempre cercanas a sus fieles seguidores, un nutrido grupo de amantes del powerpop que crecen en número hasta en el Japón donde Waterslide Records se encarga de distribuir este magnífico disco que nos presentan. Sus referencias son claras aunque es de justicia reconocer que, con cada tema, consiguen aportar un punto de vista propio y original con genial conocimiento de causa.   


Nota: Puedes escuchar algunos temas en el bandcamp. Puedes solicitar una copia del Cd por 5 euros en el siguiente email: theporellarunners@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario