lunes, 10 de diciembre de 2012

Los Frinchers presentan su segundo álbum, “Table you Forever”, poderoso pop y actitud modernista

Portada. Foto: Mariví Casero
Mencionar a los Frinchers implica necesariamente recordar a su anterior formación, los Potros, una de las bandas mods más populares de Madrid, que estuvo activa desde mediados a finales de los ochenta, y de las que queda en el imaginario moderno varias grabaciones memorable en trabajos titulados "Time Of Love" o "Black Light", así como sus aclamadas actuaciones en el mítico Agapo Club de Malasaña. Que tres de los miembros originales de esos Potros sigan con los Frinchers componiendo e interpretando canciones, e incluso grabando discos, solo obedece a la imperiosa necesidad de expresar esas inquietudes artísticas y existenciales mediante la música, la eterna aliada de las mentes despiertas ajenas a los tópicos de la edad. Pues bien, los Frinchers acaban de grabar su segundo Cd con el título de “Table You Forever”. Nos ofrecen once buenas canciones de mod revival y powerpop en las que unas extraordinarias guitarras y una consistente batería acompañan a una buena voz. Juntos consiguen definir un proyecto artístico convincente dispuesto a seguir caminando por la senda del buen gusto musical.

Los Potros
Los Frinchers son Xavier Pascual aka Parker (guitarra rítmica y voz), Mani aka Uge (Eugenio Muñoz, guitarra solista y voz), Fernando Martinez aka Toni (bajo) y Nacho Palomares (batería), quien sustituiría a Juanma. Los tres primeros formaron parte de Los Potros, grupo estrella de la escena mod de los ochenta a medio camino entre el “garage” y el powerpop, antes de la entrada en el grupo de José Lanot de los Scuba Scuba. Más tarde Eugenio y Fernando decidieron marcharse de los Potros y fundaron Sunbeat. En los dos mil, Xavier Pascual formaría parte de los NLC John con Javier Moliner (guitarra solista), David Serena (bajo) y otro de los originales Potros, Chico Sanjuán (batería).

El primer disco de los Frinchers, autoeditado, de título homónimo, contiene 16 temas propios, de los cuales cuatro son de su anterior maqueta, más dos de los Potros y una canción de Sunbeat. El disco fue grabado en diciembre de 2010 en un chalet de Móstoles y masterizado en Bristol con la ayuda de  David Blázquez. En ese primer álbum dan constancia de unas referencias mod y powerpop con toques de "garage" a las que añaden su peculiar estilo que hereda el concepto melódico de su anterior banda con el objetivo conseguido de perfeccionarlo. 

En este segundo Cd dan un paso más allá en ese loable propósito de definir los temas con más profesionalidad sin perder un ápice de pasión y entrega. Fue grabado en Ecuánimes estudios de Guadalajara entre mayo y octubre de 2012 por Nacho Palomares quien también se ha encargado de la producción y la masterización. La portada de “Table you Forever” es una foto de Mariví Casero, la contraportada con el Brighton Pier así como las que se añaden en el interior son fotos de Xavi Pascual.


Contraportada. Foto: Xavi Pascual
El disco se abre con la fascinante “Across the Albert Dock”, con esas guitarras de powerpop acompañando a la voz principal sustentada por coros que será la norma predominante en todas las canciones de este álbum en el que no faltan elegantes variaciones armónicas y diversos motivos sensuales para cada uno de los once cortes que lo integran. “If you know my phone number” tiene brillantes toques beat y una interpretación cargada de emoción. Le sigue “When will you realice” donde destaca una excelente combinación de acordes para dar vida a una canción penetrante donde hace aparición un ligero pero efectivo solo de guitarra. Preciosa la melodía de “You are”, una canción que se deja querer desde el primer acorde. “Nothing but you” es otra de las muestras de la creatividad de esta banda que consigue hacernos recordar grandes momentos del mod revival de finales de los setenta bajo su propio prisma tan consistente como elegante. “Yes i do”, título de la siguiente canción, tiene un toque de R&B,  propio de las legendarias bandas británicas de los sesenta, con un excelente riff de guitarra. A continuación nos ofrecen su “Thursday classes” con ese inicio cortante de guitarras afiladas que preludian a otro tema repleto de parámetros que sustentan la escena mod internacional, sobre todo la que mantiene viva aún los postulados del revival de los ochenta. “Sorry lover” tiene un buen acompañamiento de bajo y creativos cambios de armonía más otro buen solo de guitarra. “Bristol girl” es otro buen R&B blanco, más contundente si cabe, con toques de “garage” y el necesario riff dominante de guitarra más bajo.  A destacar la guitarras rítmicas que embellecen su “Now I know”, uno de sus temas más pop al que sigue un medio tiempo encantador titulado “Tell me why” que cierra este maravilloso disco.

The Frinchers. Foto: Mariví Casero
Los Frinchers han conseguido tocarnos la fibra más sensible con este disco. Un álbum que ha sido grabado con muchas ganas de agradar a su público mediante melodías muy bien definidas, "crescendos” emotivos, estribillos sensuales, riffs de guitarra solemnes, y referencias mods en todas y cada una de las canciones que lo componen. Nos gustaría que su música llegara a ocupar los primeros puestos, por supuesto absolutamente merecidos, entre las listas de los mejores discos del año pero quizá eso sea pedir demasiado en una sociedad donde la creatividad se juzga en base al rendimiento económico y la falta de criterio nos ha llevado a una crisis no solo económica sino también de valores. De lo que si estamos seguros es que cuando lo escuches y veas su original portada más su foto del Brighton Pier en la contraportada, entre otras de la “target” y scooters en su interior, no te sentirás para nada defraudado, e incluso no será necesario mencionar a los Potros para concluir que los Frinchers son una excelente banda pop con actitud mod que merece al menos nuestro cariñoso aplauso acompañado de un incondicional apoyo.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario