lunes, 11 de febrero de 2013

Wáchina 2013: Unos generosos Downliners Sect, con su magistral R&B a su actual "tempo"

Downliners Sect. Foto: Magic Pop
Para no faltar a la verdad, ante todo hay que decir que llevábamos meses acumulando unas tremendas ganas de escuchar en directo a los legendarios Downliners Sect que celebraron, con un concierto exclusivo para el Wáchina 2013 en la sala Wah Wah de Valencia el día 9 de febrero de 2013, su cincuenta aniversario. Un deseo colectivo mediatizado por la habitual incertidumbre que generan estas reunificaciones, algunas de las cuales acaban por no llegar a ser ni siquiera la más mínima sombra del que en su día significó todo un hito musical. Sin ánimo de ningunear la repercusión que siempre generan los Urges, el hecho de convertirnos en testigos de excepción del directo de un combo que, como dijo Juanito Wau en su flamante presentación, son historia, era un aliciente irresistible para muchos y el mayor reclamo del Wáchina de este año.


Y por fin, la historia del R&B británico se apoderó, la noche del 9 de febrero de 2013, del escenario de la  sala Wah Wah de Valencia, y de paso de nuestros corazones así como de nuestros pies que no pararon de moverse al ritmo de unos Downliners Sect muy generosos, dispuestos a dejarse querer dándolo todo, más allá de lo previsible si tenemos en cuenta la avanzada  juventud de sus experimentados músicos.

Downliners Sect. Foto: Magic Pop
De su flamante concierto podríamos destacar muchas cosas positivas y, a nuestro entender ninguna de decepcionante. Pese a ello, creo que vale la pena escribir sobre algunos de los comentarios sobre su directo más generalizados entre los presentes. Ciertamente no sonaron tan contundentes ni rápidos como en sus discos de los sesenta. Estamos totalmente de acuerdo, pero a nuestro juicio, y afortunadamente también en el de la mayoría, ambas evidencias no obedecen necesariamente solo a circunstancias de la edad como tampoco  fueron inconveniente alguno para disfrutar ampliamente de su directo. Es cierto que no sonaron con la misma fuerza ritmanblusera de los sesenta, por otra parte prácticamente imposible sin apenas pedales que reprodujeran el sonido fuzz de la época al que estamos ya acostumbrados. 

También es realista afirmar que no tocaron como caballos desbocados pero tampoco es exacto considerar que lo hicieron, ni mucho menos, de forma excesivamente lenta. Más bien al contrario. Los tempos fueron muy precisos y las intervenciones perfectamente calculadas e intensas. El esfuerzo de sus músicos por agradar fue verdaderamente ejemplar: desde el armonicista que nos regaló momentos inolvidables con su instrumento, al extraordinario guitarra solista que cumplió perfectamente con su papel, pasando por un entregado bajista que compartía la voz principal  y un gran baterista, los Downliners Sect convirtieron su directo en algo más, mucho más,  que un homenaje a sus mejores tiempos. Y entre todos ellos, el gran Don Craine, toda una institución, ataviado con su gorro de cazador de ciervos, su enorme guitarra Gibson, cantando con entrega  y maravillando a los presentes con esa irrenunciable actitud que permanece en él intacta, como siempre, a punto de cumplir los 68 años de edad.  

Downliners Sect. Foto: Magic Pop
El repertorio estuvo basado principalmente en sus poderosas versiones de mitos como Chuck Berry y Jimmy Reed.  Se pudo oír el “All night worker” de Rufus Thomas, el stándard  “Dust My Broom Blues” de Robert Johnson, una grandiosa versión del “Glendora” de Ray Stanley, del “Fortune Teller” de Allen Toussaint, del “Hoochie Coochie Man” de Willie Dixon, del “Little Egypt” interpretado por los Coasters; y un largo etcétera, con bis incluido, en el que tampoco  faltaron temas de su más reciente Lp “Chinese Whisper” como el “Soup in a Basket”  con una creatividad muy similar a la que les convirtió, en los años sesenta, en uno de los combos más brilantes del R&B británico.

Los Downliners Sect pusieron punto y final a los directos de la segunda edición del “Wáchina” con un excelente espectáculo que me impresionó no solo por tantos y tantos temas de referencia obligada para los amantes del blues y el R&B, sino por la actitud de sus componentes que nos dejaron muy claro que el rock and roll no tiene edad.  Limitaciones físicas aparte, evidenciaron que, con  imaginación y pasión, la música está exenta de padecer las secuelas del paso inexorable de los años. Tras la sesiones en la Wah Wah, el personal disfrutó de más pinchadas en el último de los locales, el Excuseme?.
     
Downliners Sect. Foto: Magic Pop
Los Downliners Sect son Don Craine (voz y guitarra), Keith Grant (bajo y voces), Del Dwyer (guitarra y voces), John O'Leary (voz y armónica), y Mark Freeman (batería).  El principal factótum de los Downliners Sect es Michael O'Donnell, más conocido como Don Craine,  quien a finales de los cincuenta entraría a formar parte como guitarrista de The Downliners, banda de Twickenham formada por el batería Bo Dilley, más el vocalista Barry Allmark, el guitarrista Pete Maggs y el bajista Kevin Bewley. Tras abandonar Dilley, Keith Grant sustituiría a Bewley, la batería pasaba a manos de Johnny Sutton y Maggs era substituido por  Terry Gibson mientras Craine se ocupaba también de la voz solista ataviado con su popular sombrero de cazador de ciervos a lo Sherlock Holmes. A partir de 1963 empiezan a llamarse The Downliners Sect y se infiltran en el circuito británico del R&B. Por el camino rechazarían a Steve Marriott, Rod Stewart y Van Morrison, y se incorporaría en 1964 al harmonicista Ray Sone.

Contrast Sound, les publica en enero de 1964 un EP en directo llamado "Nite In Great Newport Street" con versiones de clásicos del R&B como "Beautiful Delilah", "Shame Shame Shame", "Green Onions", y "Nursery Rhymes". Ese disco atrajo al productor Mike Collier y a los de EMI, y al poco tempo aparece el primer single de la banda, "Baby What's Wrong" , versión de Jimmy Reed, y "Be A Sect Maniac", canción de Collier. El éxito empieza a sonreírles a partir del segundo single "Little Egypt" / "Sect Appeal", versión de los Coasters.

Downliners Sect. Foto: Magic Pop
Su primer Lp saldría en 1964 con el título de "The Sect" principalmente con versiones de temas de la Chess, del repertorio de Chuck Berry,  y otros originales como  "Be A Sect Maniac", "Sect Appeal"  o "Lonely And Blue". Al año siguiente la BBC les censuraría por macaba  "I Want My Baby Back" incluida en su Ep “The Sect Sing Sicks Songs” en el que se incluye también su "The Leader Of The Sect", siguiendo la fórmula de incluir referencias a su nombre.

Su segundo LP, "The Country Sect", tenía toques de folk y country con temas como "I Got Mine", y en 1966 aparece el último álbum de la banda, “The Rock Sect's In”, con guitarra fuzz. Se incluyen versiones y temas propios como "He Was A Square", "The Rock Sect's In Again" o "I'm Hooked On You" más un tema compuesto por los futuros Velvet Underground Lou Reed y John Cale, titulado "Why Don't You Smile Now". En 1968 se separan aunque solo quedaba ya un miembro original Keith Grant. Don Craine foprmaba parte del dúo Finnegan's Wake.

Volverían en los setenta y en los noventa, sin Sutton ni Gibson, publicarían más Lp’s como "A Light Went Out In New York" (1993), "Dangerous Ground" (1998) o "Showbiz" (2000) hasta la actualidad.  El 4 de febrero de 2010 moría uno de sus bateristas, Al Brooks. En 2010 publicaron su más reciente álbum titulado “Chinese Whispers”.

Reseñas de los conciertos del Wáchina Wàchina 2013:
(Los nombres de los grupos te llevarán a su respectiva reseña)

Introducción, más los Dj's.
Los Surfúricos y los hombres lobo punk
Lulú y los Caníbales
Tumba Swing
The Urges
Downliners Sect

4 comentarios:

  1. Hola Alex.
    Muchísimas gracias por la crónica del festival. Excelente como siempre.
    Un placer tenerte por estas tierras. Esperamos verte pronto.
    Un abrazo.
    Suso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Suso. Resulta muy fácil escribir sobre eventos tan imaginativos y bien organizados como el Wáchina Wàchina, y me siento tan a gusto con mis amigos y amigas de Valencia que resulta todo un placer para los sentidos compartir con vosotros estos momentos inolvidables.

      Un abrazo
      Àlex

      Eliminar
  2. joer joer, menuda crónica, Alex!
    la verdad que con blogs como el tuyo no echo nada de menos el no tener facebook :)

    al final no hablamos mucho.. pero es que estos marathones no cunden nada. Eso si, obligadas felicitaciones a los organizadores, se dejaron el pellejo y todo salió a las mil maravillas!

    Mk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mik por el comentario, y felicidades de nuevo por tu fabuloso trabajo artístico. Oportunidades y ganas no van a faltarnos para una próxima conversación. Sin duda, se dejaron el pellejo, como bien dices. Les vi en todo momento supervisando detalles y currando para que todo saliera lo más perfecto posible.

      Eliminar