jueves, 4 de julio de 2013

Al Supersonic & The Teenagers presentan un disco, “masterpiece” de soul, titulado “It’s Alright”

Con el bagaje adquirido mediante sus aclamados directos y sus siempre sorprendentes trabajos de estudio, Al Supersonic & The Teenagers se han convertido en  una banda con garantía de calidad y diversión a raudales. Nos parece que la categoría de mejor combo estatal de soul ha quedado más que superada y, en estos momentos, pueden presumir, con creces, no solo de contar en sus filas con uno de los mejores cantantes del ámbito internacional sino también con unos de los mejores instrumentistas más allá del papel de acompañamiento que realizan con elevada profesionalidad. Acaban de sacar al mercado discográfico su segundo disco con el título genérico de “It’s Alright!”, editado por los alemanes Unique. Se trata de un magnífico álbum de soul con raíces en los sesenta que contiene doce temas, diez de ellos son originales y dos versiones con arreglos tan extraordinarios que las redimensionan con su propio criterio,   impregnándolas de una huella absolutamente memorable. Pero antes de hablaros del disco, creemos que es importante repasar cómo han llegado hasta donde están tras más de una década dedicada a la música del alma.   

Más de una década del mejor soul  


Al Supersonic & The Teenagers son una banda de Granada formada por Al Olmedo, cantante y guitarra; Vanesa Spin, órgano, piano; Javi Frías, batería; Gustavo Fernández, bajo; Juan Almendros, saxo tenor y barítono; y Victor McManaman, trombón. Debutaron en 2001 con un concierto en la Planta Baja de Granada. Desde entonces han actuado en las mejores salas, han participado en numerosos festivales, han acompañado a estrellas como Tommy Hunt, Dean Parrish o PP Arnold y sobre todo han creado un estilo propio original que les distingue tanto temática como melódicamente.

Su primer trabajo es un single de 2007, editado con Rock On, titulado ‘Waiting for the First Bus in the Morning’ con el tema "I Don’t Know (Where Is My Girl?)" en la cara A y en la B, ‘Mess Around’, producido por Carlos Díaz y los Teenagers. Contaron con la participación de Jimmy García a la trompeta. Su segundo single lo edita Unique en 2009 con los temas ‘Keep on walking’ en la cara A y ‘Lean on me’ en la B. Con esta discográfica alemana sacan su primer Lp “Not Too Young” en 2010 grabado en Madrid con Carlo Coupé en los estudios Funkorama que contiene 11 canciones originales, más una versión instrumental de la canción que lo abre ‘To be young’, todos ellas verdaderas gemas del soul actual con raíces sixties al que recuerdan también con algunos guiños en los títulos como por ejemplo ‘Stand by me’, o ‘Mercy Mercy’. Con una habilidad instrumental sorprendente, un uso original y muy emotivo de los parámetros de la música negra más una excelente producción convirtieron ese disco en uno de los mejores de 2010 a nivel internacional. Contaron con la colaboración del trompetista Jimmy García y el percusionista Jorge Byron Dutton. A destacar, la portada y contraportada por la fotografía, el colorido y al artwork tan propio del disco.

Un año antes, en 2009, salía otro single con una inestimable colaboración en este caso con el cantante jamaicano Roy Ellis (Pyramids / Symarip) para el sello Liquidator con el que graban en los estudios Funkorama el tema conjunto ‘Let me take you Higher’ en  la cara A más otro  con solo los Teenagers titulado ‘The Sweetest Rumour’. En 2010 ganaron el premio Pop-Eye del festival de Cáceres al mejor grupo de música negra y el de Mejor Álbum de Música Urbana de 2010 de los III Premios de la Música Independiente. Tras su gira de presentación “Not Too Young European Tour 2010” que les llevaría por Alemania, Francia, Suiza, Portugal y España, entran de nuevo en el estudio para grabar “Only One Life”, a petición de la banda alemana Superpunk, una revisión de su tema  ‘Ich Weigere Mich, Aufzugeben’ para formar parte de un álbum tributo ‘Oh Dieser Sound – Stars Spielen Superpunk (Tapete Records).

Como adelanto de este segundo álbum, en diciembre de 2011 sacaban con el sello alemán, Unique records, un single con el tema "Paint Yourself in the corner” en la cara A y su versión instrumental en la Cara B. En ese sencillo ya pudimos intuir la fuerza y pasión que nos depararía, como así ha sido, el nuevo disco, con la riqueza instrumental de grupos como los Texas Southern University (TSU) Tornadoes o también conocidos como Toronados, más la intensidad vocal de Archie Bell & The Drells, combos estelares de Houston.

“It’s Alright! se grabó en los estudios Hollers de Málaga con Maxi The Holler y en el Circo Perrotti de Gijón con Jorge Explosion. Contó con la producción y masterización de Mike Mariconda, excepto unos cuantos temas que fueron producidos por Charly Diaz y los Teenagers en Producciones Peligrosas de Granada. Todos los temas han sido compuestos y arreglados por Al Olmedo menos “We’re not too Young” que es original de R. Beavers y J. Teasly. Se trata de una canción que interpretó Karen Striblin y Jackey Beavers para Jaber en 1968, con arreglos de Al Olmedo; y “The Loser” que es un rocksteady de 1967 (Crystal/Islands) de Derrick Harriott que cuenta también con arreglos de Al Olmedo quien ha compuesto la letra con Danny Evans. Vanesa Spin ha participado en la composición de “Farewell at Dawn”.

En la grabación ha colaborado Otto Pinto a la trompeta y fiscorno; Jorge Explosión a los coros y Mike Mariconda también ha puesto guitarras en “Scandal Marketplace”. De la fantástica fotografía de la portada en blanco y negro, de A. Krüger, cabe resaltar toda su fuerza, captando ese momento preciso tan pasional de los directos. Las simpáticas caricaturas de la contraportada son de Alex Barbarroja, y el elegante diseño global es de José María Rubio, así como los textos son de Daniel Evans.


Las canciones con alma Teenagers

El disco empieza con la fabulosa “It's Alright”, un tema repleto de elegancia soul, con arreglos fascinantes en los que destacan metales, una sección rítmica impecable, una guitarra ágil y un órgano sentando las bases armónicas, así como más de un detalle de cualidad al Hammond,  para dar vida a una de las mejores canciones del disco. Y dirigiendo toda esa sensacional orquesta la voz principal de Al Olmedo que nos ofrece, en todas y cada una de las canciones, una absoluta exhibición de amplio registro vocal, propio de los legendarios mitos de los sesenta pero también a su manera, con un timbre peculiar que le garantiza un bien ganado espacio entre los más grandes cantantes de la historia de la música negra.  

Le sigue “You've Been Hurt”, tema en el que inciden en esa capacidad para emocionarnos mediante melodías que nos arropan con esos excelentes recursos instrumentales que se entrelazan magistralmente entre sí. Con ello consiguen una cobertura emocional donde todo aparece y desaparece con un cálculo milimétrico entre pedales de puro soul y vibrantes  momentos de metal muy bien definidos como los que nos encontramos en el siguiente corte, “I'll Always Be There”, en el que sobresale también esa guitarra distribuyendo el ambiente con rítmicos rasgueos.

A continuación nos ofrecen “Scandal Marketplace”, preciosa canción que se crece por momentos a medida que se incorporan cada una de las secciones hasta que pasan a rendir homenaje al tema principal con el entusiasmo de su solista seguido de cerca por trombón y saxo más unas pinceladas finales casi de soul psicodélico con la guitarra . El siguiente corte lleva por título “These Little Things” y es una preciosa balada diseñada con lo mejor del género. Contribuyen a ese preciado objetivo, un tierno órgano, una sección rítmica tremendamente precisa y esos crescendos tan bien gestionados con los que alcanzan el cénit musical con una maestría descomunal.  A destacar ese extraordinario solo de fliscorno que, en pocos compases, consigue emocionarnos, y el final conjunto que se pierde en la lejanía no sin antes ponernos los pelos de punta. 

“Under Construction” tiene todos los componentes precisos para convertirse en todo hit sensual, con ese encantador piano acompañando a su cantante, más esos coros tan Northern Soul, incluidos los graciosos falsetes uuuu…. Excelente también el concepto rítmico tan vibrante de “We're Not Too Young” destinado a las mejores pistas de baile aunque siempre desde los parámetros del soul sin recurrir a los arreglos hipnóticos del funk. Con ese final para ser coreado hasta saciedad nos preparan para “That's Not The Way To Say Goodbye”, en el que hasta podríamos pensar que han partido de un toque de bossa nova dirigido por un excelente piano y órgano al que sucede una no menos impactante sección de metal. Todos los músicos responden con extraordinaria soltura mientras el gran Al Supersonic acaba declarándose, con su gran estilo, mediante ese “I'm In Love With You”. Sin duda, se trata de otra muestra más del extraordinario dominio instrumental de esta banda que, en este segundo disco, comparte con todos nosotros, con generosidad y entrega, su gran valúa y capacidad para ser considerada a la misma altura de los mejores combos de la historia de la Black Music. 

Foto: José Albornoz
En la recta final del disco tres temas sin desperdicio alguno como son “The Loser” con el que invitan al baile ensoñador entre cantos de sinceridad apoyados por coros, pedales y unos compases de piano que marcan el tiempo rítmico así como algunos efectos melódicos con secuencias muy profesionales, mientas que otro solo de saxo añade un detalle de gran cualidad a la genial ambientación sonora. Un fascinante final de fiesta discográfico en el que también nos regalan una extraordinaria versión para el álbum de su propio tema “Paint Youself In The Corner” con principio de órgano, voces de ambiente, más una trompeta y trombón fantásticos. Un tema que redimensionan para homenajear a su fiel público presente con esos entusiasmados vítores. A destacar un solo de batería que nos faltaba para descubrirnos, con todo lujo de detalles, la absoluta precisión de su percusionista principal. Y para terminar, otro de sus temas más sensuales, titulado “Farewell At Dawn”, canción romántica en el que dialogan los instrumentos mientras su vocalista principal nos da las últimas muestras de elegancia y poderío vocal entre congas, trompeta con sordina, metales balanceándose al unísono y otro toque emotivo  de órgano más saxo.  


Foto: Sergio Castillo
A modo de conclusión, nos gustaría destacar que “It’s Alright” es ante todo un disco de soul, una auténtica “masterpiece” del mejor soul, y creemos que los detalles de funk que se nos pueden antojar en algunas de las canciones, sobre todo en sus partes más bailables, son meros espejismos conceptuales. Podríamos seguir hablando de este disco porque material de análisis no nos falta, y eso que fue grabado con menos tiempo y sin apenas intermedios comparado con su anterior y también excelente trabajo. Sin lugar a dudas suena, como suele decirse, fresco, inmediato, comunicativo, directo, divertido, y un sinfín de adjetivos positivos más; pero que eso no nos lleve a engaño porque solo pueden hacerse las cosas así cuando están muy claras y se cuenta con una imaginación desbordante, una capacidad casi milagrosa de plasmarlo con todo lujo de detalles y por supuesto, con una gran voz y un conjunto instrumental  en la que todos y cada uno de sus componentes responde con profesionalidad y devoción, como es el caso de estos siempre maravillosos Al Supersonic & The Teenagers. 

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp.

Vídeo del tema "I'm in love with you" dirigido por Roger Crunch.



No hay comentarios:

Publicar un comentario