lunes, 30 de septiembre de 2013

Rufus reedita en vinilo “Learn to be a Mornard” de Sugus que supuso su merecido salto internacional

Portada “Learn To be a Mornard”
Hay una canción en el tercer álbum de los Sugus titulado genéricamente “Learn To be a Mornard” , editado originalmente en 2008, que si nos permitimos la licencia de adaptar la letra,  resume a la perfección la sensación que se experimenta al escuchar todas y cada una de las canciones de esta banda madrileña de punk rock. Convenientemente versionada por Magic Pop, diría así: “Alucinados por vuestra forma de tocar, entusiasmados, no podemos dejar de bailar. No es muy frecuente, esta es nuestra oportunidad adolescente, que impide que nuestra vida salga mal”. La canción se llama “Crujido cervical” y es uno de los 17 temas de este disco más un bonus track que se incluye en la magnífica reedición en vinilo que  ha sacado al mercado discográfico este 2013 el indispensable e imaginativo sello Rufus Recordings.       

Sugus, foto portada abierta Lp Rufus
Los Sugus se crearon en 1995 en Madrid. Dos años después sacaron un Ep compartido con Fast  Food para Punch Records en el que aportan los temas “Chucky”, “Astenon” y “Chica 10”. Su primer álbum se llamaría  “Always look on the bright side of life” (Punch Records 2008), título como bien sabes de una canción de Monti Phyton que apareció en la película “La vida de Brian”. Un álbum extremadamente rápido pero a su vez convincente, con  diecisiete canciones, algunas en castellano y otras en inglés, más un instrumental y un homenaje final a la mencionada película británica de 1979.  Su siguiente trabajo fue  "Highschool Revenge” (Rumble records 2004) en el que puedes hallar 13 canciones también en inglés y en castellano, algunas en la línea de nuestro original punk pop estatal y otras más decantadas hacia la fiereza huracanada de la costa oeste norteamericana. Tras este álbum, sacaron en 2008 este “Learn To Be a Mornard” con 17 temas, también en los dos idiomas, editado en Cd por Bells On en Japón y Media David en España.

Portada Ciclostes (2012)
Con la discográfica Torreznetes Entertainment (Madrid/Castellón), en la que participan algunos miembros de Sugus,  grabaron en 2011 un Ep con cuatro temas como “5 Horas con Pelayo” al que siguió en junio de 2012 un cd llamado “Parrilla a Go Go”  para Rumble records compartido con los Brackets, Spoilers y los Reactivos. Sugus aportó los temas llamados “Punk rocker Useless” y “Molesto”. Ya en 2012 salió su más reciente trabajo “Ciclostes” editado en vinilo por Torreznetes Entertainment en España y por Monster Zero en Holanda; más en Cd por Bells On en el Japón. Fue grabado en Mahoma va a la Montaña Estudios por Begutus a la batería y voz; Blote al bajo; y los guitarristas Headpower y Ppuseless quien también aporta su voz. Javier Pelayo de DDT y Joaquín Rodríguez de los Nikis se encargaron de mezclarlo y masterizarlo. Un disco impresionante, como toda su discografía, con 14 potentes canciones de punk rock siguiendo la misma línea de utilizar ambos idiomas. A destacar también la excelente portada de comic bélico de Mario Riviere más la fotografía de César Cebolla. “Ciclostes” es un disco vital en el que, dentro de su reconocido estilo, alternan temas más melódicos con otros en los que predominan arreglos pro hardcore, entre los que podemos destacar “I dont feel it","Adios amigo","The hardway", “Siempre Olvidamos”, "Monkey Bike” o la canción que lo cierra, la espectacular “It’s Only Punk Rock”, todo un himno que pone los pelos de punta, en el que han contado con la colaboración de Óscar y Nacho, de No Use for Acoustic, a la guitarra, sintetizador y voces.

Detalle reedición Rufus
Pero volvamos a nuestro álbum protagonista de esta reseña, el reeditado  “Learn To be a Mornard”.  Fue el disco que les llevó hasta el mencionado sello japonés que se entusiasmó, con sobrada razón, por su música y actitud. Empezaron a ser conocidos en el extranjero y su agenda de conciertos incluyó ciudades más allá de nuestras fronteras. En este magnífico trabajo discográfico perfilaron su evidente gancho sonoro, pulieron algunos de sus recursos y hallaron, a nuestro modo de ver, el estilo propio que les distingue y que les otorga un puesto estelar en nuestra escena estatal de punk rock. Una escena injustamente menospreciada en este país tan adicto al postureo indie, ya que la palabreja está de moda, cuando, para vergüenza de la mayoría de medios especializados de este país, grupos como Sugus cosechan grandes éxitos y un más que considerable entusiasmo en otros países de punta a punta del globo terráqueo.

Las canciones de este Lp son todas propias y fueron grabadas por los mencionados Begutus, Ppuseless, Blote y Headpower en 2007 en los estudios Mahoma va a la Montaña por sus habituales productores Pelayo y Rodríguez quienes lo mezclaron. La masterizaron la llevó a cabo Joaquín Niki. Las fotos también son de César Cebolla y Manuel Peris, y en este caso, el artwork, con esa báscula en el que se acerca uno a ser un Mornard, es obra de Headpower y los Sugus. Pero antes de entrar en materia y comentar cada uno de los temas, vaya por delante la definición que Headpower nos da de Mornard: “es lo opuesto a  Sadard, pero jodidamente parecido a Estradard. Si el día que cumplas más de treinta sigues jugando a Mosca, hablando del mítico juego de la galleta y tirándote pedos en la cara de tus compañeros mientras duermen, estas muy cerca de ser un Mornard”.        

Las canciones

Foto: Manuel Peris
El disco se abre con todo un puñetazo sonoro llamado “Fist to Face” en el que guitarras, batería y voz van a arrinconarte contra la pared si no estás dispuesto a saltar al ritmo extremo de puro rock and roll a velocidad endiablada. La sigue “Charlie no hace Surf”, tema impecable de punk pop con el surf como principal protagonista, “con huevos de sobras, entre balas del Vietcong”. Estribillo magnífico que ejemplifica su enorme capacidad melódica, guitarras ramonianas, y percusión de batalla.  El siguiente corte lleva por título “Crujido Cervical”, con el que van a la búsqueda adolescente de esa necesaria valentía para acercarse a la chica deseada.  Más guitarras rolando en sintonía firme con la rítmica imparable entre los “efectos del alcohol” y “el efecto de la cobra”.

“Fuck in terrible” accede a nuestros tímpanos con tambores tribales y guitarras en estéreo invitando al desmadre colectivo, si se da el caso, pero también al entusiasmo individualizado si escuchas el disco en la intimidad de tu habitación.  Un tema más cercano al punk rock californiano en el que un chico nos explica por qué le parece terrible follar ya que no le gusta estar desnudo frente a las chicas.  Un buen solo de guitarra, rabiosa y efectiva, redondea el cometido contundente de una canción que da paso a “TV dreamer”, destacable por un  convincente riff de guitarra inicial propio de un powerpop acelerado y llevado a su terreno de juego. De nuevo, nos ofrecen otro estribillo de puño en alto con cortes afilados de guitarra que discurren apoteósicas al ritmo de la siempre estelar batería.

El siguiente tema lleva por título “Zeros en Hawai” y en él nos cuentan cómo puede ser de aburrida la vida en invierno en un pueblo del Canadá del que huyen para trasladarse a Honolulu y practicar surf.  Pero el sueño se desvanece cuando aparecen los Zeros , aviones de combate japoneses de la segunda guerra mundial, que les disparan.  Otro tema con coros y  guitarras surfeando por mares sonoros que dominan como si fuera la palma de su mano, al que sigue “I like the face you put when you fart”,  canción dura y penetrante que invita al desmadre  entre ráfagas de distorsión para no avergonzarse de nada, ni siquiera por haberse tirado un pedo en público.

Sugus

Con “Estúpido Mornard”, Sugus nos ofrecen lo mejor de sí mismos, con esa vitalidad, fiereza y ganas de pasar un buen rato entre distorsiones, ritmos frenéticos y melodías que entusiasman tanto como divierten.  Música “para echarse unas risas”, ideales para “Mornards”, individuos que pueden parecer idiotas pero que, en realidad, evitan la falsa trascendencia, cuando ésta pretende impresionar a los demás.  Jóvenes que no quieren cambiar para seguir jugando a guerras de gomas, arrojarse bolas de pan, sacar los cuernos en las fotos y salpicar tirándose a bomba en la piscina.  Acaba la cara A con “Better go Home” con otro poderoso pop llevado a los confines del punk para describirnos a ese hombre que se siente vacío y que se encuentra mejor en casa, sin amigos, sin coche, sin futuro…

Foto: Manuel Peris. Four Seasons Castellón 2013
La cara B del Lp arranca con un tema no incluido en su versión en Cd, llamado “She is always down”, en la que recuerdan a esa amada que ya no está y por eso se la echa de menos con la imagen perdida de esos abrazos que forman parte del pasado. A continuación nos ofrecen la tremenda “I don’t wanna see you”, tema de rock and roll sin tregua en el que, con sus escasos 28 segundos, consiguen hacernos subir la adrenalina a límites que quizás ni tú mismo conozcas.  “Trabajando para el mal”  irrumpe con un contundente bajo para explicarnos la cruda realidad de “un becario de un sicario que no cobra salario, aprendiendo un curro sin estudiar para saber hacer zapatos de cemento y la corbata colombiana”. Y de esos métodos de tortura  a cambio de una cesta con un jamón para navidad, nos vamos a ese “Criminal Highschool”, con el que logran provocar una verdadera sensación de angustia propia de esos sucesos escalofriantes que llegan hasta nosotros vía la televisión.
  
Con “Sugus”, título del siguiente corte, recuperan los parámetros de esa escuela ramoniana cuyas enseñanzas ellos han sabido adaptar para procurarse una forma de expresión propia con el propósito de dar forma a un estilo muy personal. Guitarras que disparan acordes de fascinante punk rock fomentando pura diversión entre bailes desenfrenados, excitación, chicas, DYC y chuletas de venado.  Con “Abnormal head”  la maquinaria de distorsión arrasa de principio a fin con una facilidad pasmosa entre momentos pasionales y rabia desbocada con otro estribillo para pasar a la historia.

Foto: Manuel Peris. Four Seasons Castellón 2013
 “Darth Vader”, es  su siguiente protagonista. Ya no le gusta el mal y prefiere ir de vacaciones a Marina d’Or  porque la galaxia es aburrida. Otra muestra más de sus buen humor a base de recorridos guitarreros que invitan al descontrol como en su siguiente corte, “Hate and Love”,  en el que conviven odio y amor así como varias formas de tocar la guitarra en un espacio de tiempo relativamente corto pero muy intenso.  Cierra el álbum, otro de los temas estrella de este disco y uno de los mejores al menos melódicamente o sencillamente bajo nuestra humilde opinión. Nos referimos a “México”, canción divertida, luminosa, himno de fiestas y punto culminante para alborozar a las masas en los directos.  La última historia de este álbum  nos cuenta como, tras robar un banco en San Diego, el protagonista huye en su Cadillac con agujeros de bala en el maletero, más dos millones de dólares, hacia Tijuana donde le esperan mujeres hermosas, burritos, frijoles, tequila y un trago de mezcal.   

Logo Sugus
La reedición de este álbum de los Sugus, quizá uno de los mejores trabajos de su carrera, suena ya rápido a 33 rpm si creíste que, por ser un Lp, debería rodar a esa velocidad y no a 45 rpm como es en realidad. Para los selectos “connossieurs” de la banda, la de Rufus es, sin duda, una iniciativa muy celebrada por muchas y convincentes razones: por lo histórico del álbum, por el vinilo, por su excelente sonido remasterizado, o por esa portada abierta con una foto central inmejorable que incluye las letras de sus canciones. Para los seguidores del punk rock a nivel mundial es quizá una de las mejores reediciones realizadas en mucho tiempo, más aún si tenemos en cuenta de que se trata de un estilo que lamentablemente, y salvo honrosas excepciones, no goza del cuidado discográfico que bien se merece. Y para los que no tengan el gusto de conocer a esta seminal banda, supongamos que los haya, este álbum es una oportunidad inmejorable para sumergirse  en su universo “Mornard”. Comprobarás que su música provoca tal descarga de emociones, entre  ritmos trepidantes y guitarras poderosas, que tendrás la necesidad imperiosa de conocer todo su repertorio, de principio a fin, hasta llegar a su más reciente álbum “Ciclostes”, atrapado para siempre en ese mundo de diversión alocada que nos procuran, en directo y en estudio, estos grandiosos Sugus.
 
Nota: Puedes escuchar sus discos en el bandcamp y comprar una copia del Lp en la tienda de Rufus recordings, Naranja y Negro

No hay comentarios:

Publicar un comentario