viernes, 13 de septiembre de 2013

Smooth Beans cautivan con “Keep Talking”, fieles a sus raíces y con un convencimiento mesiánico

Portada
Smooth Beans están entre los mejores grupos de raíces jamaicanas del mundo y con este nuevo disco llamado “Keep Talking” no solo han conseguido la difícil tarea de mejorar  su ya de por si extraordinario mensaje musical y temático, sino que incluso nos atreveríamos a afirmar que han llegado a un punto de no retorno; un estado artístico  inalcanzable para la mayoría que podríamos considerar casi mesiánico a riesgo de parecer exagerados. Tras acabar un disco tan extraordinario como éste, editado por la incombustible Liquidator Music en 2013, debe dar un respeto tremendo auto preguntarse: ¿y ahora qué, amigos?. Por mucho que nos esforcemos, creemos que  resulta harto difícil aportar algunas pistas para responder una pregunta de tal magnitud aunque, eso sí, estamos convencidos de que ellos  tienen más de una excelente respuesta. Así que, por nuestra parte, lo mejor que podemos hacer es comentaros, en nuestra humilde opinión, porque nos parece tan fabuloso este segundo trabajo.      


Fotos del disco de Bis Susilla y Luis San José Solar
Los Smooth Beans se forman en Cantabria en el año 2008. Sus miembros son Alfonso “Chitin” Alonso, piano y órgano; Javier Mas, bajo y coros; Juanra Gómez, percusión y coros; Fran Ceballos, guitarra principal y coros; Ufo San José, batería; más Rudy King, voz principal, guitarra y trombón. Cabe mencionar que el porteño Rudy King se estableció en España en 2005. Fue fundador de La Sonora Brixton, la primera banda dedicada al early reggae de Sudamérica. Forma parte también de “The Crabs Corporation”, colectivo de músicos de Buenos Aires dirigido por Gustavo Visón. Se trata de un proyecto que se creó tras la disolución de la Sonora Brixton en 2004. Por otra parte, colabora con el “Sound Syndicate” que se creó para acompañar a King Hammond en el 2Tone Weekend de Madrid con miembros de Toasters, Sally Brown, Thorpedians y Smooth Beans.

Nuestra banda protagonista ganaría en 2009 la Final del Certamen de Música Joven de Cantabria dentro de la categoría de “Otras Tendencias”. Cabe destacar también que fueron seleccionados para cerrar el Ska Club del Festival Rototom Sunsplash 2010, uno de los festivales jamaicanos más importantes de Europa.  Ese año editarían un single con Liquidator con el título de “Cantabria’s Finest” que obtiene una gran aceptación y que se descataloga al poco tiempo. Contiene los temas  'The Road Of Cherokee'/'You Are The One'. Le sigue su primer álbum con diez temas originales, producido por Roberto Sánchez en su A-Lone Muzik Studio de Santander. Se titula 'At Low Fyah!" (editado en CD y LP por Liquidator a finales de 2010). Por último mencionar que su tema “Our train” del que grabaron un video con “Band On The Bend”, forma parte del  recopilatorio británico “Ska Jam” del sello JA-13/Jamdown Recordings con grandes como Lee Thompson (Madness), Derrick Morgan, Rico Rodriguez, o los Cabrians. Recientemente han participado, junto con otras bandas, en un disco de homenaje a The Clash. Como sabes es una edición limitada en formato doble Lp en vinilo editada por el sello valenciano "Golden Singles".

Fotos del disco de Bis Susilla y Luis San José Solar
“Keep Talking” contiene doce temas, cuatro de ellos instrumentales que incorporan por vez primera los metales. Son originales de la banda, la mayoría de Rudy King, y algunos cuentan con la colaboración creativa de Juanra, mientras que otros son de Fran, y Javier. Fueron  grabados, mezclados y producidos en A-Lone Ark Muzik Studio por Roberto Sánchez en los meses de abril y mayo de 2012, y fue masterizado por Ibon Larruzea en Euridia. En su interior figuran unas notas a cargo de Diego RJ (El Sótano. Radio 3) quien nos recuerda la tradición musical jamaicana  y considera que los Smooth Beans “ desde un rincón en la cornisa Norte de España, no solo suenan bien. Suenan creíbles y han conseguido su objetivo”.  Las fotografías son de Bis Susilla y Luis San José Solar quien también es el responsable del diseño y maquetación con Toni Face. Un artwork que combina el blanco y el negro como su música con detalles setenteros y que recoge las letras de las canciones en un encarte.  Ha colaborado también en la grabación Borja Eizaguirre tocando saxos. 

Las canciones

El disco arranca con  una maquinaria rítmica perfecta ya desde la primera canción titulada “Don’t  let it go” con ese “nananaa” como riff vocal que refuerza la excelente voz de su cantante principal. El resultado es una canción muy pegadiza que invita a la necesidad imperiosa de moverse siguiendo los vaivenes de unos arreglos magistrales. No faltan algunos detalles de gran cualidad como la intervención marcada y en solitario del órgano que se repetirá en otros momentos estelares del disco. Le sigue “Black Eyed Girl”, un pausado early reggae, con sensual piano, coros, y un deje cariñoso al que se suma un buen solo de guitarra. En el instrumental “High water”, un poderoso bajo demuestra su gran prestancia para acompañar sin fisuras a un órgano que nos deslumbra con una simple escala que resulta hipnótica y que evoluciona a una secuencia de riffs que planean por la pista de baile.

Foto: Luis San José
Mediante “Numbers without face” nos fascinan mediante una elegante percusión que arropa a la voz convincente de su solista entre detalles encomiables de guitarra y coros cerrando el círculo perfecto de emociones. Preludio sensacional para dar entrada a todo un himno reggae como es “All power to the people” con marcado acento de reivindicación social y que debería pasar a los anales de la mejor música jamaicana como uno de los gritos de libertad más poderosos que hemos tenido el placer de escuchar. Acaba la cara A con un ensoñador tema llamado “Turn the coin” que puede presumir de   una bonita melodía construida con detalles sutiles de marcado acento caribeño.

La cara B del disco empieza a rodar con el tema que da título al álbum de forma genérica. “Keep talking” se nos antoja una sólida construcción musical con detalles de soul en  los primeros acordes que desembocan, a los pocos compases, a un rocksteady de manual con irrenunciable órgano de góspel. De nuevo, nos agasajan con una voz fabulosa, detalles de R&B, y cambios excelentes de armonía. Con “El Desfiladero”, y esos efectos iniciales de caballos al galope, nos demuestran una enorme habilidad para sonar conjuntados guiados por ese bajo omnipresente más un  envolvente órgano y un trombón protagonista que resulta tan misterioso como embelesador. A continuación, nos ofrecen el tema “Don’t knock on my door” en el que destaca la presencia de una armónica como pieza fundamental de este rocksteady que tiene uno de los mejores estribillos del disco y, en parte, nos recuerda al método de trabajo de la escuela 2tone. 

Foto: Javier Ledesma
Con “Far from home”, se muestran especialmente inspirados con, una vez más,  esa impresionante base rítmica que facilita la entrada a un impecable trombón que, con pocas notas y sin florituras innecesarias, es capaz de realizar una intervención memorable que pone los pelos de punta. Excelente afinación con glissando y dominio de la tesitura grave más un acompañamiento de un piano solemne y un bajo persuasivo. “Get your love” aporta de nuevo un toque de  R&B a la vieja usanza, con el propósito más que logrados de definir a la perfección un bailable,  casi funk, entre apasionantes estribillos, coros, más un órgano y una guitarra wah wah vibrando magistralmente con cada compás. Cierra el disco el tema “Brevette & Knibb (gracias Lloyd)”, con inicio latino que precede a la última puesta en marcha de esa magistral maquinaria jamaicana. En este caso sobresalen los detalles de swing en un instrumental en el que deslumbran los metales y, en especial, ese solo de saxo y piano. Se trata, como bien sabes, de un homenaje a los dos Lloyd de los Skatalites que fallecieron mientras se grababa el disco. Nos referimos al bajista Lloyd Brevette que nos dejaba a los 80 años el 3 de mayo de 2012 y el  baterista Lloyd Knibb quien falleció el 12 de mayo del mismo año y también a los 80 años. 

Tras cinco años de trasyectoria, los Smooth Beans demuestran con este disco que son una de las bandas de raíces  jamaicanas actuales más consistentes que existen; destacable no solo dentro de nuestra escena estatal sino también a nivel internacional.  Si con su primer Lp transmitían un enorme conocimiento de los preceptos que marcan el ska, el rocksteady y el early reggae mediante canciones emocionantes, con los sentimientos como principal leitmotiv y de marcado carácter posicional, en este segundo trabajo han impregnado la tradición jamaicana de una huella propia en la que no faltan detalles melódicos y rítmicos en ocasiones poderosos y en otros extremadamente cariñosos así como motivos temáticos de marcado carácter reivindicativo. Fieles a los principios de un estilo que se renueva con cada generación, con sus diversas vertientes, esta banda santanderina ha dado un salto espectacular que no es para nada casual ni gratuito sino fruto de un trabajo exhaustivo. Su triunfo se basa en el esfuerzo colectivo a base de ensayos y grabación minuciosa con el que han logrado materializar un trabajo memorable que conmueve tanto como invita al baile y a la reflexión sociopolítica. Sin lugar a dudas, uno de los discos del año.     

Nota: Puedes leer una magnífica entrevista en Real Mod world con Rudy King; escuchar el disco en el bandcamp o comprar una copia del álbum en vinilo aquí o en Cd en edición de lujo "jungle box" aquí.

2 comentarios: