lunes, 3 de marzo de 2014

Los Twangs culminan una década sin reblar con un disco “cool” y heterodoxo de rock and roll

Portada del disco
Tras diez años de trayectoria, los Twangs acaban de sacar, con la imprescindible discográfica malagueña Sleazy Records, un nuevo disco en el que se preguntan, a modo de título: “… are we cool enough?”; más un subtítulo en el que aseguran “The answer is on these tracks” , o sea, mediante once canciones para su edición de vinilo, una más en el Cd, en las que se expresan con paridad instrumental y vocal. Estudios científicos de prestigio internacional  demuestran fehacientemente que el hombre lleva preguntándose si es o no lo suficientemente “cool” o “moderno” si lo prefieres, ya desde las cavernas. Hay quienes aseguran que esa cuestión yace latente en una de nuestras neuronas, y que se activa preferentemente en la adolescencia para mediatizar nuestra autoestima hasta prácticamente el último de los suspiros. Por ello, el nuevo disco de los Twangs es mucho más que un compendio heterodoxo de buen rock and roll, con raíces en los cincuenta y sesenta, tratadas con estilo propio; su nuevo álbum resulta incluso especialmente clarificador e imprescindible para delimitar los aspectos y las maneras que, en un momento de necesidad, nos permitirán estar seguros de si somos o no “cool”. Pero, ¿Lo son ellos?, he aquí la cuestión que solo podrás responder si oyes tan excelso álbum con el que están triunfando en su clamorosa gira de presentación.

Los Twangs con Leyre Tangwette
Los Twangs son un grupo de rock and roll que mezcla el instro surf, el frat rock y detalles de rockabilly para construir un producto propio sólido, divertido y muy convincente. Se crean en 2003 por miembros del grupo zaragozano Bomba Gum y Francho Angás (Ukelele Frank) de Los Dynamos y de Catty & the Cat Bones, del que también conocerás, sin duda, su faceta como musicólogo experto en rock and roll gracias a un  Rock and blog de obligada consulta alojado en la magnífica web rockers.es. Actualmente son un cuarteto formado por Ukelele Frank, voz y guitarra; Sir Xavier White,  guitarra y coros; Jackie Sam, batería y coros; y Skinny Jess, bajo y coros. Por el grupo también han pasado otros músicos como Jungle George, saxo, percusiones y coros; o los bajistas Mike Mandrake y Sunglassex Georgie.

Entran en el estudio en 2004 y graban 10 temas de rock and roll para su primera demo titulada “Let´S Dance With Los Twangs” que presentan en varios conciertos hasta que a finales de ese mismo año se enfrentan a su primer álbum titulado “¿Quiénes son Los Twangs?”, editado por Bazofia Records y que salió en abril de 2005 en formato CD, y en enero de 2006 en vinilo de 12”, en una edición limitada que incluía un tema extra. Su segundo álbum, “Mondo Twango”, se editó por Sleazy Records y se presentaba en formato vinilo más CD incorporado con cinco temas extras. Se graba con la ayuda de las Twanguettes, Laura y Leyle. Ese disco se agotó a los pocos meses de 2009 y se sacó otra edición con Cd, y en vinilo los temas extras que en la primera edición salían solo en digital, más uno nuevo.

Foto: Vanesa Madrid 
En septiembre de 2009 edita también con Sleazy un single con cuatro temas navideños, entre ellos una aclamada versión de los Peces (“surfers”) en el río. En agosto de 2011 grabarían un magnífico Ep con cuatro versiones de canciones de rock and roll bajo el título genérico de "Conjunto Los Twangs Canta en español", con una edición de lujo a cargo de Sleazy Records. Tres de esas canciones son adaptaciones que en los sesenta hicieron los Gatos Negros  con “Voy a Enloquecer” (1966) de la canción original de James Brown llamada “I’ll Go Crazy” ;  “El Twist de María Amparo” que grabaron  Los Milos de Bruno Lomas en el año 1963 y que se editó con la autoría de Los Top Son; más “No lo Ves” de José Solá, que grabaron en su disco de presentación para Regal Los Mustang en 1962, y con el toque de “twist” que le dieron Los Rocking Boys en 1963 en su disco para Belter; y finalmente una versión propia con el título de “Nunca tengo bastante”  que adapta el “I’m a Hog For You Baby” de The Coasters.

En agosto de 2013 editaban un nuevo single para Sleazy, adelanto de este su nuevo Lp, con dos temas: “Meanest Girl in Town”, más una versión instrumental del tema “Squad car” de Paul Johnson que no está en su nuevo álbum. Puedes leer más detalles de este sencillo en nuestro blog aquí.

“Are we cool enough?” contiene doce temas, tres de ellos son versiones y el resto son originales de Francho Angás y Javier Blanco.  Como ya te henos dicho, ha sido editado por la malagueña Sleazy Records, en vinilo y Cd. Fue grabado entre abril y junio de 2013 en Ok Corral de Zaragoza con la ayuda de Guillermo Sinnerman, guitarra de Faith Keepers, que aportó la tecnología e hizo de técnico. La mezcla, en el mes de junio, y la masterización corrió a cargo de Ely Agramunt (Slaback Pro) y el trabajo de producción lo supervisaron ellos mismos aunque tanto Ely como Guillermo aportaron ideas.  Colaboraron en la grabación el Doctor Cuti al piano, órgano y coros; Borja Téllez a las congas y bongos; Guillermo Sinnerman a la percusión y coros; Miss Leyre Twangette a las castañuelas y Manolo Leal a los coros. Cabe destacar el artwork a cargo de Francho Angás con excelentes fotos de Vanesa Madrid, por su gran colorido y por esa combinación ta divertida como exótica de varios elementos árabes. Mencionar también que han sido incluidos en el álbum recopilatorio que celebraba el 20 Rockin' Race Jamboree que se podía conseguir en la pasada edición de este prestigioso festival a mediados de febrero en Torremolinos.    

Consulta en facebook los detalles de su gira 

Las canciones: 

El álbum se abre con “Cool Enough”, cual ejercicio magistral de guitarras y voces, ideal para empezar a moverse al ritmo de una banda  compacta que nos procura, con excelentes resultados, momentos melódicos contagiosos.  Complementa este efecto placentero algún que otro solo de guitarra con gran estilo, coros decididos y una concepción rítmica férrea.  Le sigue una versión de “Tijuana”, tema de Héctor Rivera, que fue interpretado en 1961 por Link Wray y editado  por Epic como cara B de “El Toro”.  Tiene ese aire surfer latino, con toque de castañuelas. La banda se mueve instrumentalmente con suma elegancia y logra diseñar una convincente adaptación, con otro buen solo de guitarra en su justa medida, entre cambios rítmicos y motivos a las seis cuerdas que se entrelazan a la perfección.  “The Meanest Girl in Town”  arranca con esa pasión calurosa del desierto, a la que los Twangs añaden detalles de beat y R&B, creando una mezcla heterodoxa de rock and roll que llevan camino de patentar a modo de identificación propia de un sonido original.

En el Rockin'Race Jamboree
“Estampida”, instrumental penetrante, es otra excelente versión que, como su nombre indica, implica un recorrido musical que comporta una carga perfecta de guitarras tremendas con diferentes voces, desde las solistas a los acompañamientos vocales, más un bajo poderoso con una batería imparable.  Tema de 1959 de los americanos Scarlets, fue editado por Prince Records con el título de “Stampede”. A continuación nos ofrecen “Rock and roll, serial Killer”, otro buen tema rock and roll de caderas, con excelente voz arrastrada, más esos fabulosos toques de piano 50’s, con ritmo marcado, y otra buena melodía con solo de guitarra entre leves momentos de R&B.

Con la cariñosa “Mai Hele Lua”, nos regalan una suave balada de instro surf, en la que se visiona, con un poco de imaginación, ese momento especial de un atardecer hawaiano de película, entre bongos de exótica, más secuencias melancólicas a las que añaden otra demostración solista, genial, a cargo de la guitarra. “Whirpool” defiende su mejor faceta instrumental, con aires del western. Un tema contundente, con ritmo marcial, excelentes combinaciones de guitarras, y momentos melódicos que van creciendo con sublime acompañamiento de órgano.

Foto: Kitty Cat Kustom
“Pretty Girl With The Big Smile”, nos sorprende gracias a otros memorables riffs de guitarra más  órgano, en un tema en el que se muestran varios estilos compenetrados, desde el R&B al rock and roll incluso con algo de punk rock muy a lo Clash.  Tanto la guitarra como el órgano aportan buenos solos que nos llevan hasta “Callin’ Los Twangs” , un tema con gusto pop que deriva en otra exhibición de instro con graciosa melodía.  Una guitarra grave va creando intensidades, entre un apabullante riff de bajo en segundas voces y un penetrante  acompañamiento rítmico.

“Little Baby”, es la tercera versión de este magnífico álbum. Todo un clásico del rock and roll de finales de los años cincuenta, con piano a cargo de C. W. Kendall Jr. en el original, interpretado por Buddy Holly en 1958, y editado por Coral. Un emotivo recuerdo para ese gran maestro de la melodía que fue Charles Hardin Holley y que precede a otro homenaje sensacional en el siguiente corte titulado “Bo Diddley won’t Be back”. En este caso se trata de un fascinante tema original de los Twangs que parece salido del mejor repertorio del “Originator” Ellas McDaniel.  Ciertamente, resulta excelente esa recreación rítmica con juego de guitarras más armónica y  percusión.

“Walking on (the glory aways”) es el título de la canción que cierra la versión digital. Un  tema instrumental fantástico con un guitarrista en estado de gracia jugando con las seis cuerdas entre motivos de jazz, bluegrass, swing y un leve toque hawaiano.

Pues bien, hasta aquí nuestra interpretación personal sobre esas razones musicales que contiene el nuevo disco de los Twangs mediante las que se pretende dilucidar si podemos considerarles lo suficientemente “cool”.  Analizadas una a una, hemos llegado a la conclusión de que cumplen con los principales requisitos para serlo porque, principalmente, se distancian de la banalización de la cultura por parte del actual mercado discográfico multinacional y los mass media a su servicio.  A nuestro modo de ver, no hay nada más “cool” que una actitud de humildad y convicción creativa al margen de la modernidad mal entendida;  lejos de esa actitud insana de pose que presume de superar a las raíces cuando, en realidad, aporta bien poco. No hay nada más moderno que la pasión y el esfuerzo de  músicos como los Twangs que se expresan al margen de tendencias; grandes artistas que manifiestan un criterio propio con unos referentes claves,  sin necesidad de etiquetas y que resultan, por ello, mucho más originales y auténticos.  Eso sí que es ser “cool” y los Twangs lo demuestran una vez más con este nuevo disco que culmina toda una década, sin reblar, repleta de fantástico rock and roll.    

Nota: Puedes adquitir el disco en la web de Sleazy Records en vinilo, Cd, o ambos. Consulta también los detalles de su gira de presentación en su facebook

3 comentarios:

  1. Tengo el disco, y es cojonudo. Buenos músicos y maja gente, se nota la mano de Skinny Jess que no desmerece en absoluto al gran Mike Mandrake. Entre estos y los Faith Keepers...vaya dos bandas tenemos en Zaragoza. Aúpa!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado eso de "sin reblar"...jeje.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus comentarios, David. Es un gran grupo que sigo desde sus inicios. Y me gusta mucho la expresión "sin reblar". Es muy aragonesa y en su caso, adquiere más significado aún si cabe. Un abrazo.

    ResponderEliminar