lunes, 7 de julio de 2014

Los Ídolos del Extrarradio afrontan la "vorágine" con un excelente mini-Lp de canciones apodícticas

Portada 
Vivimos tiempos de confusión en los que el poder económico intenta, una y otra vez,  atemorizarnos con crisis monetarias que pretenden aniquilar los valores de la humanidad en beneficio de unos pocos.  El consecuente desorden y la precipitación de los falsos remedios crean remolinos que nos absorben para formar parte de esa vorágine cual hormigas desamparadas buscando  una salida convincente que solucione nuestros problemas individuales como colectivos.  Mantenerse al margen de ese caos social no es tarea fácil. Por ello, cualquier ayuda para combatir las amenazas y evadirse, aunque sea un momento,  siempre es bien recibida.  Los Ídolos del Extrarradio se han inspirado en ese remolino impetuoso y han dado vida a un mini-Lp con el título de “Vorágine” (In my Heart Empire-Ídolos del Extrarradio 2014). Contiene siete brillantes canciones, de un valor poético y musical extraordinario, que insuflan nuestra  capacidad de autoprotección para sobrevivir dentro de esa insoportable realidad cotidiana.  
   
Trayectoria de los Ídolos del Extrarradio

Ídolos del Extrarradio. Inicios
Los Ídolos del Extrarradio son Alex Pis, voz y bajo; Fuzzio y Raul Gómez, guitarras; y Gutxi a la batería. Se formaron en 2005 con músicos procedentes de la escena punk rock de Santander. Al año siguiente grabaron sus primeras maquetas y en 2007 editaron su primer álbum titulado “Quién necesita amor teniendo una pistola” con la discográfica Oídos sordos. Este primer trabajo contenía 13 canciones con detalles bien audibles tanto de punk y postpunk, como de new wave. Ese disco, grabado en sus habituales estudios de Drive Division, obtuvo muy buenas críticas y lo presentaron con una extensa gira. En 2008 compusieron nuevos temas. En los mismos estudios, dan forma a 13 nuevas canciones, quizá un tanto más postpunk y con un pop oscuro como denominador común. A mediados de 2009 editan su segundo trabajo titulado: “El depresivo cuadro de los Chicos Eléctricos” con el que vuelven a la carretera hasta la primavera de 2010 que entran de nuevo en los estudios mencionados para grabar el Ep “Guerras Bipolares”, su primer vinilo. Editado por Discos de Extrarradio y Producciones Intrankil les en 2011, al tema que le da nombre le acompañan otros tres más que son “Hasta Siempre Mr. Nouta” en la Cara A, más “Grecia” y “Cristina escupió al Cielo” en la B. Puedes leer una reseña de este disco en el Magic Pop aquí.

Ídolos del Extrarradio
En 2012 Alex Pis graba, mezcla y masteriza en Drive Division su siguiente entrega, un Lp split con los también santanderinos Sierra Nevada.  Editado por In my Heart Empire y Big Jim Records, el diseño corre a cargo de Juan Arredondo con fotografías del archivo de la Nasa.  Los ídolos del Extrarradio aportan los temas “Jamás pienso frenar”, “Peón Vs. Alfil”, “Cagar y volver”, “Magia Cutre”  y “Caprichos de un Perdedor” en el que han contado con la colaboración del mencionado Juan Arredondo a las voces y Andrea Cabello al violonchelo.

Canciones con alma y estómago propio con las que reafirman ese espacio musical y literario propio entre lo visceral y lo pasional, mediante riffs imaginativos de corte hiriente y recorridos rítmicos evolutivos procurados por momentos de bajo y percusión fantásticos.  Temas que crecen con las palabras, con las entonaciones,  entre "crescendos" espectaculares y oscuras descargas de adrenalina sobre las que esa penetrante voz principal nos incita a padecer o disfrutar de sus miedos y sus venganzas. Las letras siguen manteniendo un alto nivel poético buscando respuestas entre la inmensidad, la velocidad, la magia, el rencor, la podredumbre y los caprichos.

Trayectoria de los Sierra Nevada 


Portada split
Los Sierra Nevada son Ramón Electrón, guitarra; David García, bajo, voces, teclados; Roberto García, batería; y Juan Arredondo, voces y teclados.  Formados en 2011, proceden de otras bandas de la escena santanderina. Ese año graban un Ep Cd con Alex Pis en Drive Division que contiene cinco temas bajo el título genérico de “Orbea Ep”.  Tras el Split con los Ídolos del Extrarradio editan en vinilo y digipack un álbum con el título de “El Infierno”  con nueve canciones grabadas en 2013 con Fernando Macaya como técnico en el estudio Moon River. En el disco compartido nos ofrecen cinco espectaculares temas con los títulos de “Día D”, “Salto de Longitud Campeón”, “Hogares”, “Todos los santos” y “Pretérito perfecto”.   Canciones originales en las que guitarras y percusión forman, por momentos, una pared de sonido sobre las que una voz expansiva surca el espacio ulterior mientras que en otras se recrean en secuencias intimistas de gran belleza.  Resulta también muy considerable el trabajo literario realizado por este cuarteto que nos manifiesta sus inquietudes con trabajados juegos de palabras e ideas que reflexionan sobre el paso del tiempo, con la confianza en el futuro, pensando en los caminos que quedan por recorrer y los muros por saltar, mientras vivimos en un presente real de cristal.

Las canciones de Vorágine

“Vorágine”  se grabó y mezcló en Drive Division en noviembre de 2013 por Alex Pis, y masterizado en Estudios Euridia por Ibon Larruzea. Se presentan en formato vinilo acompañado por un Cd con los mismos temas propios de la banda. El diseño original, con esa vorágine de hormigas que se arremolinan, es de Mutta Estudio y, a nuestro juicio, resulta inmejorable para completar el efecto psicológico que imprimen las seis fantásticas canciones de este 10”.

Detalle del artwork. Mutta Estudio

El disco arranca con una espeluznante historia titulada “Pedazos de Alimento”, conjunción extraordinaria de recursos sonoros y poéticos con “crecendos” emocionales, guitarras desgarrando planos melódicos mientras el ritmo avanza con una regularidad apabullante perfilado por riffs de bajo penetrantes. Violaciones en nombre de la ciencia, sacrificios humanos para servir de alimento, gemidos previos al dulce matadero, sueños vitales… conforman  una narración contundente en la que sobresalen reflexiones aducibles a la realidad cotidiana como: “es incuestionable que entre los testigos, se encuentran los culpables…”.  Le sigue “Agorafobia”, un tema rápido, por momento espasmódico, con recursos literarios magníficos envueltos de arreglos vibrantes de bajo, guitarra y batería acompañando a una voz sensacional, muy convincente.  Una canción para esconderse “en algún lugar donde no existe esta sucia humanidad”, con imágenes poderosas como “los escorpiones brincan, se follan a la gente”, entre “tontos con sus pistolas, esa panda de cretinos influenciables”.  El cáncer y el hambre acechándonos con “todo este amor que nos hace insoportables”. De nuevo, otra frase perfecta para referirse a la vorágine:  “…tan vulnerables. Da igual quien mande , da igual cuan fuerte ellos tiren de los cables, solo soy materia oscura y muerte”.

Ídolos del Extrarradio. Foto: Bruno Ochaita 
Con “Dientes de perro”, nuestros Ídolos nos hablan de sonrisas fingidas, esfuerzos por mantener la fe y que “al sexo le ha engañado del amor”.  La canción tiene unos toques de “garage” con riffs y ritmos poderosos, entre algún que otro momento solista de guitarra incidiendo en ese áurea siniestra que engloba el concepto genérico de su fascinante trabajo musical. Una canción que desemboca en unos compases intermedios de hard psicodelia mezclada con la persistencia emocional del after punk.  Para terminar esta primera cara, nos ofrecen “Tiempo y espacio” que arranca con un trenzado fantástico de bajo, batería con acordes sinuosos de guitarra que golpea con una narración cargada de contundentes reflexiones sobre nuestro entorno: “un  sucio urinario donde nuestras sonrisas se rigen por un horario. ¿No vives siempre cansado? Colores, banderas y muñecos de trapo. Yo quiero prender fuego a todo el vecindario. No me mires tan extraño. Esto también fue mi hogar”.  Un lugar no tan irreal donde “retienen mi vida por no cumplir lo pactado”. Genialidades existencialistas, cargadas de una emotividad dura pero determinante.

Ídolos del Extrarradio. Foto: Jeremías 
La otra cara empieza con un ritmo más pausado, medido con una solvencia trascendente y fabulosa, con toques de bajo y acordes suspendidos de guitarra que van subiendo de intensidad mientras nos describen esa exclusión voluntaria, “carente de un plan…sin hacer tartas al a vecindad”. Viendo como la “belleza del mar trae mierda a esta orilla… cualquiera que viva en el norte sabe que es verdad”.  Un tema  que delimita “una línea donde nadie nos pueda tocar” porque hay quien “pide caricias, otros solo escapar”.  Acaba el disco con una canción llamada “Infanticidio” con arranque de guitarras percutiendo en los tímpanos, previas a una descarga de varios dibujos sonoros para hablarnos de una infancia “entre la soledad de mis viñetas”. “Unos dicen que escapaba de ser un número más entre las masas, del reino de las ratas”.  Declaraciones drásticas que nos llevan a un estribillo cuya plenitud pone los pelos de punta: “Declaró la guerra a este mundo intransigente, perdió el miedo hacía el resto de la gente, peinó su pelo de una forma diferente. Peleó con los dientes aun sabiendo que era un triste perdedor”.  La canción tiene varios motivos sonoros complementarios que refuerzan el hilo narrativo de un tema complejo, largo, necesario para hablar de una lucha  “en las trincheras donde no queda nadie, solo cadáveres… nadie que hable o que cante”. “Aceptemos nuestra dulce rendición” que comporta una inyección de rutina, calma… “No habrá más preguntas que remuevan tu alma. Tu polla se empalma y ya está”.  Aunque si “decido morir dentro de este reino, es justo verme reír antes de disparar”.  Con un final apoteósico de guitarras van desconectándose, poco a poco, hasta el final.

Reflexión final 

Artwork Mutta Estudio
“Vorágine” tiene ese halo indiscutible de obra maestra  en la que todos los recursos sonoros y literarios vienen a plasmar pensamientos y debilidades propias de cualquier oyente sensible a la actualidad sociopolítica que nos envuelve. Para aquellos que no les diga absolutamente nada, o viven en la inopia o niegan, por necesidad, el caos reinante al que estamos sometidos con amenazas y miedo ya no al futuro inmediato, sino incluso a sobrevivir con dignidad en este confuso presente. Musicalmente, los Ídolos del Extrarradio son un grupo muy creativo que mantienen unos referentes que nos retrotraen a un pasado estilístico posterior al punk británico de finales de los setenta. Si los situamos en ese margen temporal, no hay duda de que han conseguido grabar uno de los mejores discos de los ochenta. Pocas bandas de aquí, o de allá, fueron capaces de conseguir ese brillante efecto artístico en todos los planos posibles. Pero nuestros Ídolos han ido más allá de lo predecible. Para aquellos que vivimos esa época creo que resultan perfectamente extrapolables de nuestros recuerdos y se nos manifiestan hoy en día tan novedosos como originales. En su “Vorágine” hay canciones apodícticas para musicalizar una descripción pormenorizada de esta realidad tan acuciante en la que el extrarradio crece, al mismo tiempo que se depaupera, con una rapidez preocupante esperando a que los mismos que nos metieron en esta crisis nos saquen de ella.  Por suerte, contamos con su música y su poesía para denunciar tanta estupidez  entre “todo este amor que nos hace insoportables”.    

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp del grupo aquí. Puedes solicitar una copia del vinilo 10" más Cd en su facebook.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario