jueves, 2 de octubre de 2014

Fallece Ernesto Rodriguez de los Gatos Negros, y los Sírex

Ernesto Rodríguez 
Ernesto Rodríguez Rodríguez falleció la noche del 30 de septiembre al  1 de octubre de 2014 a los 70 años de edad.   Fue baterista de los Gatos Negros desde su creación a principios de los sesenta hasta su disolución iniciada la década de los setenta. Volvió a tocar con ellos en reuniones posteriores y se encargó de la percusión de los Sírex estos últimos cinco años.  El velatorio se ha instalado en el Tanatorio de Sancho de Ávila de Barcelona desde la tarde del día 2 de octubre y la ceremonia tiene lugar el viernes 3 de Octubre a las 15:15 horas.

Finalizado el bachillerato, Ernesto empieza a finales de los cincuenta el curso de Delineante General en la Escuela Industrial de Barcelona y allí conoce a Manuel Sanfeliú que estudiada Ingeniería Industrial al mismo tiempo que tocaba la guitarra.   Ambos coinciden en gustos musicales por el jazz, el rock and roll y el R&B. Empezaron a tocar juntos y crearon el grupo llamado Catch a Cath Can con el que se hicieron conocidos en el ámbito universitario con otras bandas como los Pájaros Locos, con los que Ernesto llegaría a tocar en ocasiones, o Shane.  En una de sus actuaciones les ve el propietario del Hotel Gran Sol de Sant Pol de Mar y les contrata para actuar durante el verano de 1960. La banda se separa y Ernesto más Manuel forman los primeros Gatos Negros en 1961 con Javier Rabassa.  

Los Gatos Negros 
Los siguientes veranos estuvieron actuando en el Hotel Colorado de Calella de Mar donde el director artístico de la Belter, Alain Milhaud les propuso grabar un Ep en el estudio del teatro de la Alianza de Poble Nou.  Ese disco incluye las canciones “What´d I say”, “The locomotion”, “Speedy Gonzales” y “C´mon everybody”.  Grabaron  otro Ep con el tema “Sheila”, entre otros y el grupo se deshizo por cuestiones profesionales. Ernesto se queda solo  y al poco conoce el trompetista y guitarrista, Josep Mª Mesa, más el pianista Carlos Maleras y recupera al bajista Javier Rabassa. Reforman el grupo y les contratan en la sala Pirenees de Andorra donde interpretan música de los Shadows y otros grupos instrumentales de la época.

Cuando volvieron a Barcelona dos meses después, Rabassa deja el proyecto y entra un músico italiano llamado Piero Carando, bajista de los Pájaros Locos. En el famoso Pinar, garaje del Poble Sec, donde actuaban los grupos en los sesenta, les oye el director artístico, Ramón Segura, de Vergara ( después BMG Ariola) en el año 1962. Salen de Belter y entran en Marbella, subsidiaria de Vergara.  Pasan de quinteto a cuarteto con Ernesto Rodríguez (batería), Carlos Maleras (órgano), Piero Carando (bajo) y José María Mesa (guitarra).  Cantaban Piero, Carlos y Ernesto.

Con Marbella sacan en 1964 un par de Ep’s con versiones de temas de Chuck Berry, Manfred Mann, o Swinging Blue Jeans y los Beatles.  Consiguen éxito y les pasan al sello principal grabando por obligación algunos temas alejados del auténtico rock and roll que tan bien sabían defender en sus demoledores directos.  En el año 1965, José María Mesa es substituido por Quique Tudela con el que graban el mítico Lp “Los Gatos Negros” (Vergara, 1966) del que salen Ep’s memorables como el que contiene las canciones “Cadillac / Un Efecto Extraño / Eres un Demonio / Voy a Enloquecer”.

Por esa época, es tal la fama que obtienen que Piero Carando y Carlos Maleras protagonizan fotonovelas, mientras triunfan en todos los escenarios posibles como en el Palacio de los Deportes, el San Carlos Club, el San Diego, el Port Blau de Cornella, matinales en el Price de Barcelona, entre otros..  Sin embargo, Vergara insiste en que graben versiones comerciales que no les dicen nada mientras ellos prefieren adaptar el  “Homburg” (Vergara, 1967) de Procol Harum. Frank Andrada de los Albas sería su nuevo bajista. Le siguen temas propios como “Jugando al Amor / Ángela” (Vergara, 1967), originales de Piero y del codiciado compositor  Carlos Maleras, fallecido en el año 2000, así como legendarias versiones como el “Hey Hey Bunny” (1968) de John Fred & His Playboy Band con “Los muros son altos”.  

Ernesto ocn los Sírex 
A finales de los sesenta, realizan una gira por Suecia y Dinamarca y graban un par de singles como Los Gatos antes de separarse en 1970. Quique Tudela y Edy, ex bajista de los No, formaron el grupo Furia. Rabassa tocaría con los Traction y Andrada con los Diablos. Años más tarde, 1978, volverían a tocar los Gatos Negros, y graban en 1987, “Borrón y Cuenta Nueva” . Una de sus últimas formaciones estaría compuesta por Ernesto Rodríguez, Quique Tudela, Frank Andrada,  con músicos más jóvenes como Valentí  Adell, teclados, y Marc Cueva, voz y guitarra.  


Ernesto trabajó durante 30 años para Iberia en el Aeropuerto de Barcelona hasta febrero de 2002. Después se dedicó a realizar producciones de video y documentales artísticos para la empresa  California Producciones.  Los últimos cinco años fue baterista de los Sírex compartiendo las actuaciones con el también fallecido Lluís Gomis quien nos dejaba a los 68 años en septiembre de 2012.             

Documentos sonoros: 

Su conocida canción "Cadillac" (1966) adaptación muy libre de un tema de Ray Davies de los Kinks.


 Otra de sus famosas versiones, el “Hey Hey Bunny” (1968) de John Fred & His Playboy Band.

No hay comentarios:

Publicar un comentario