miércoles, 6 de mayo de 2015

Mater Dronic, elogio divino a la locura en tiempos difíciles con "20 mil leguas de Viaje Psicoactivo"

JC Sisto
A principios de este 2015 te reseñamos en este mismo blog el monumental trabajo discográfico titulado “20.000 leguas de Viaje Psicoactivo". Se trata del segundo álbum de Mater Dronic, proyecto personal del compositor y multiinstrumentista jerezano, José Carlos Sisto quien, acompañado por otros excelentes músicos y amigos del autor, grababa en 2014 dieciocho impactantes canciones para explicar unas narraciones extraordinarias ilustradas por el genial trabajo visual de Mercedes de la Zarza y editadas, en primera instancia, en digipack con la ayuda de Mario Montoya. Pocos meses después de ese amplio repaso a los detalles y los temas que se incluyen en tan magna obra, que puedes consultar aquí, se edita este mes de abril, en triple vinilo, con sonido impecable, diseño y libreto de lujo, esos mismo temas distribuidos de otro modo por necesidades de una edición espectacular que ha contado con la imprescindible colaboración de otro gran amigo del artista, Enrique Rivas. Para hablar de todo ello, hemos contactado con su autor quien se ha prestado muy amablemente a profundizar en algunos de los múltiples aspectos que convierten este álbum en una de las grabaciones conceptuales de rock psicodélico y progresivo, más importantes de nuestra historial estatal, y en una de las más destacadas de la escena internacional.

Portada

Pregunta: ¿Dónde empiezan y dónde acaban profesional y emocionalmente estas “20 mil leguas de viaje psicoactivo”.
 
JC Sisto
Respuesta: Me gustaría pensar que acabar no acaban en ninguna parte, navegan su propio universo, eso sin duda, y puede que pertenezcan a una nada específica, que no te lo niego, una nada pese a todo a través de la cual, si es que te interesa mirar, descubres cosas, y terminas por apreciar un todo de curiosa idiosincrasia, una nada sin vacío, completa entonces, que apela al sentimiento de una expresión singular y pura. El lenguaje de la locura para el mundo cuerdo, vive Dios!...La mirada infinita y extraviada que alberga esperanza de cambio, de renovación, de una experiencia que empieza en uno mismo pero que resulta difícil saber hacia dónde deriva. Un limbo razonablemente inconsecuente? Puedes estar seguro. Oculto, claro está, una especie de reducto metafísico en el espacio, como energía mágica que traspasa tu piel, dentro, fuera, dentro-fuera a la vez. Ya ves…todo es, o todo debe ser entonces, algo más que lo que aparentemente se muestra. Somos nuestros propios dioses. Esa es y no otra, la validez de lo que se crea, de lo que al crearse debe valer. La emoción es el aura deslumbrante de nuestros más profundos deseos.

Detalle artwork
Profesionalidad…? La creación libre no debería usar ese término, cuyo significado destruye. Y precisamente porque apelo a la libertad y a la amplitud, a la resistencia contracultural, y a la imaginación, “20.000 Leguas de Viaje Psicoactivo” se encuentra justo en el punto exacto de mi más genuina emoción: Independencia. Pero no simulada, ni forzada, ni llevada a los extremos que la ruptura convencional regala a la gente poco sobria, independencia libre de manipulación, libre de falacia y de egolatría dispersa…no encuentro mayor recompensa espiritual, intelectual, creativa. Es un viaje individual pleno de satisfacción y genuina pureza. Y añado que reconozco un maravilloso espejismo en todo ello, lo cual, me convierte sin aspavientos, en un “loco” sabiamente protegido contra la “sana realidad” del mundo, ese mundo que nos venden las grandes entes civilizadas y/o pensantes que lo gobiernan. Todo está en orden, amigo. Ya lo creo que sí. 20.000 Leguas de Viaje Psicoactivo es mi personal elogio a la locura en tiempos difíciles. Pocos se acercan, pocos comparten, pocos se interesan…así debe ser. De no ser así, qué sentido podría tener haberlo hecho?.

P: La edición es francamente espectacular. Nada menos que un triple vinilo con carpeta abierta, fantásticos dibujos a todo color, un libreto con las letras de los temas en español e inglés… Supongo que todo este despliegue de recursos no habrá sido nada fácil para alguien que no está respaldado por una discográfica potente.


JC Sisto
R: Qué podría contarte? Que lo más difícil es conseguir apoyo de algún mercachifle “potente”? Eso No es difícil, no debe serlo, pero no me interesa en absoluto. Existe un porcentaje altísimo de gente con proyectos de todo tipo y adaptados a la norma que lo consigue, o al menos trata de conseguirlo, recurriendo a todo lo que sea necesario. Todo correcto pues. Simplemente hay que ser consecuente con lo que se pretenda…o quizás no, puede ser que lo genuinamente razonable sea NO serlo, consecuente, se entiende. Quién sabe? Las viejas historias románticas relataban que la firma de pacto diabólico te despojaba de tu propia imagen sobre un espejo. Los vampiros, por ejemplo, la tradición los sitúa sin proyección espiritual, ah…y con un impulso irrefrenable para contar, enumerar, para ser más precisos. Lo difícil no es hacer algo como lo que se ha hecho con esta obra en lo que a edición respecta, algo que por otra parte y si lo reducimos a infraestructura nada más, es ardua tarea que con paciencia, rectitud y una determinada inversión económica se soluciona. No, lo complicado no es eso en absoluto, lo complicado, odisea alquímica de proporciones insospechadas, es intentar sacar dignamente hacia delante una obra semejante en España, terrible país el nuestro, para llorar sin encontrar consuelo. Estercolero cultural inagotable. Ignominioso: aquí domina la indolencia, la ignorancia más profunda, la envidia malsana y la hipocresía, el engaño y la incapacidad de comprensión, la falta de integridad y la desidia, la sangre que corre por nuestras venas es Coca-cola, peor aún, Pepsi-cola.

P: Me gustan especialmente los dibujos de Mercedes porque no caen en la tentación de recurrir a los motivos ácidos y lisérgicos, paramecios incluidos, habituales en los sesenta y setenta sino que crea un cosmos propio realmente perfecto para tu gran obra musical. ¿Cuál es tu opinión al respecto?. ¿Cómo se enfocó la ilustración de las canciones?

Mercedes de la Zarza
R: Mercedes de la Zarza es una artista muy personal, verdaderamente íntegra en su concepto creativo. Cuando observo sus diseños no veo en ellos nada que no esté ya inventado, por supuesto, pero el uso intrínseco que ella hace de determinados elementos, unido a la personalidad que proyecta en sus visiones y la gran formación que posee en bellas artes es lo que marca la diferencia. Ten en cuenta que es muy habitual encontrar trabajos puramente estéticos basados en los escaparates y las modas, que si bien no pierden efectividad en su exposición genérica, adolecen de contenido, anulan el ingenio y obedecen a criterios de sumisión estilística muy definidos por todos los imperativos comerciales existentes en cada ámbito. Mira a tu alrededor, afloran copias, copias de copias, copias de copias de copias… La música es obviamente otro ejemplo claro de todo esto. La mayoría de la gente que forma un grupo ya sabe de antemano a quién quiere copiar, los resultados a la vista están. Podrá ser más o menos efectivo dependiendo de la capacidad personal que se posea para copiar lo ajeno tal y como se ve, se escucha o se siente, pero de ahí a que se tenga algo que decir creativamente hablando…

Detalle artwork
Nuestros días son días difíciles, todo está domesticado y el público, en general, es poco o nada exigente. Pueden tragarse 20 grupos tocando exactamente lo mismo, sonando exactamente igual, envueltos en la misma presentación estilística…y olé!!! Grande, grande. Una vez alimentados de ello, demandarán siempre lo mismo, una y otra vez (que es lo que desean los que verdaderamente se lucran con esa manipulación) Ocurre en todo, la música no es excepción. Arte, moda, literatura, cine…Más, más, más, queremos más….de lo mismo! Ok, nosotros no lo vemos así, ni por asomo. Disfruto obviamente de cosas que tan solo suponen ejercicios de estilo siempre que muestren destreza e integridad, ideas formadas, pero mi sistema de valoración creativa se ajusta a parámetros distintos. Mercedes coincide conmigo en ese sentido, resulta muy complicado engañarla, posee una visión aplastante, una idiosincrasia desarrollada a base de una experiencia directa y de una cultura artística apabullante. Al margen de sus aportaciones para mis últimos discos, algo a lo que nunca se había dedicado debo añadir, sus creaciones desprenden un talento muy pasional, una pureza de recursos emocionales verdaderamente soberbios. Sus creaciones fotográficas, sus dibujos, sus grabados… proyectan imágenes vivas de un arte puro y natural, individualmente hermoso. Personal e intransferible.

P: Los temas destacan por un trabajo musical que casi me atrevería a considerar de inaudito en un país como éste en el que no abundan precisamente los compositores influenciados por la música lisérgica ni tampoco puedan contarse por cientos los amantes de lo progresivo ni siquiera de lo psicodélico. ¿Cuáles son tus principales referentes?. ¿De dónde procede tu interés por este tipo de música?.


JC Sisto
R: Las etiquetas, aunque en ocasiones me vea obligado a utilizarlas por razones obvias, me aturden en realidad, me desconcentran, me irritan…son reductivas, destructivas, generadoras de moldes preconcebidos, iluminan y potencian yugos estéticos y espirituales cuyo único beneficio estriba en el comercio y las indudables premisas de catalogación que funcionan en las listas confeccionadas para la planificación mercantilista de distintos grupos humanos. Las etiquetas son el elemento subliminal corporativo por excelencia, el veneno que recorre las arterias del arte, artífices por sí mismas de una privacidad corrupta y peligrosamente dañina para la auténtica liberación creativa. Otro invento perfecto para volvernos más estúpidos de lo que ya somos por naturaleza. Si eres heavy, debe gustarte este tipo de grupos, este tipo de vestimenta y este tipo de ambiente, si eres mod ni te cuento, si eres tal o si eres pascual…y yo me pregunto…y si pruebas a ser TÚ MISMO???? Pues es obvio, lo llevas claro. La tendencia gregaria natural del ser humano como animal por defecto siempre se impondrá en todos los aspectos. Integrarse es ser aceptado, disfrutar de las supuestas ventajas de conformar un todo, de formar parte de un supuesto colectivo, encontrar apoyo y protección, “diálogo” e implicación. Así es. La soledad del hombre ingenuo. Las restricciones estilísticas me producen vértigo, no me las tomo en serio, la verdad.


Tres vinilos más libreto de lujo
Entiendo la música como algo que debe ser libre y expansivo, una proyección del alma, no obstante algo que por lógica transmite todos tus instintos y convicciones, y eso conlleva perfectos desequilibrios cuando mantienes recto y abierto tu camino expresivo. Siempre será decisivo encontrar carácter en lo que se hace y cómo se hace. Pero eso es diferente a supeditar tu discurso siempre a un mismo vocablo estético. Solo se me ocurren dos formas coherentes de mantener y/o entender una disciplina reciclada y sin recursos: por verdadera incapacidad –lo cual es completamente respetable- o por intereses basados en la ambición económica- lo cual es completamente despreciable-. Las insufribles repeticiones estéticas que detecto continuamente a mí alrededor así me lo hacen ver. Ya cada uno defenderá su postura como pueda o quiera hacerlo. Lo cual es comprensible. Pero tal y como yo lo entiendo, es muy muy difícil encontrar hoy carácter, originalidad, igualmente complicado hallar mentes abiertas que puedan reconocerlo, de darse el caso de que se origine tal descubrimiento. De cualquier modo, y de forma derivativa a todo esto, NO. Estás en lo cierto, aquí NO hay gente suficiente para entender lo que puede ocurrir más allá de lo convencional, más allá de lo que supone vivir, o intentar vivir al menos, la vida de otros. Para bien o para mal, el porcentaje de personas que dedican su vida a vivir vidas ajenas es preocupante. Dramático incluso. “El arte” es “morirte de frío” me dijo mi sobrinito de 9 años hace poco a modo de chiste…si el supiera que ese juego de palabras no supone NINGÚN chiste…

P: Por otra parte, destacan unos magníficos arreglos, en algunas canciones intimistas, pero en otras realmente grandiosos, incluso mágicos, en los que han colaborado algunos amigos tuyos demostrando una gran destreza. ¿Cuál fue el método de grabación? ¿Aportaron su propio punto de vista, o se limitaron a interpretar tus ideas de respaldo ya concebidas?

Portada y contraportada libreto
R: Antes de grabar yo había maquetado el 95% de toda la música y contaba con una idea exacta de lo que debía ser el 5% restante. Pero cuando cuentas con gente colaborando a tu lado es normal que muchas cosas salgan de forma ligeramente distinta a cómo estaba todo preconcebido. No se pierde la esencia pero se amplía la ejecución. La mayoría de los arreglos respetan en todo momento las ideas originales de mis maquetas, ya que era música bastante desarrollada y yo suelo tenerlo claro al respecto. No obstante Rafa aportó variaciones en algunos ritmos y por su puesto todo su arte interpretativo tras la batería, que no es poco. Además de ofrecer constantemente puntos de vista creativos y de interés para todo lo que hicimos. Ten en cuenta que fue él quien grabó el disco, es su estudio, él es el técnico de sonido, y su aportación es grande, porque además le gusta lo que hago y se implica todo lo que puede. Rafa es grande, enorme. Patri, el teclista tocó fundamentalmente todas las melodías y arreglos que yo había maquetado, pero también aportó algunas ideas fantásticas, como el Mellotrón de Alma, Espacio y Tiempo, que quedó muy Beatle, y que me encanta pues es un guiño fenomenal a ese tipo de arreglos pop-art que tanto me gustan. En Epitafio también aportó ideas magníficas. Borja hizo suyas las líneas de bajo que grabó y las ejecutó con mucho estilo y contundencia. Pablo es una máquina percusiva, solo he de ponerle el tema, decirle el tipo de acentos rítmicos que quiero y lo hace a la primera. Así fue con él. Y los arreglos de cuerda se los toqué con la guitarra a las chicas para que embellecieran sus aportaciones con armonías específicas. Quedé muy contento con todo ello.



P: Ya que estamos hablando de algunos de los mejores músicos de nuestra escena, ¿cuál es tu opinión sobre el momento artístico que estamos viviendo en nuestro país y de paso, qué opinas de la situación creativa a nivel internacional?

R: Ahora hay mucha actividad, ya lo creo. Y es increíble comprobar la cantidad de proyectos y cosas que se hacen musicalmente hablando a todos los niveles, en todos los aspectos, quizás por tal motivo resulta más incomprensible aún si cabe notar una ausencia desmedida de carácter, de personalidad. Dada la situación todo irá bien si copias, incluso si lo haces descaradamente, perfecto, mucho mejor. A día de hoy es una exigencia de mercado, imperativo para el “éxito” prefabricado. Existe un público muy amplio para la copia, un público que no exige nada más, y todo va bien con ellos, faltaría más. Es una oferta-demanda (que dirían algunos) que funciona con sabiduría, con plena efervescencia mercantilista. Cojonudo pues. Desgraciadamente confundir tocino y velocidad sigue siendo, sobre todo en este país, norma específica y muy viable para grupos y público en general. Desde esa perspectiva muchos contemplarán el escaparate y dirán que todo reluce soberbio, mucha variedad, mucha cantidad, con amplia majestad incluso. Mi opinión es bien distinta. Pero eso no significa nada, claro está. Es solo mi opinión. Ten en cuenta que el mundo va rápido (cuesta abajo y sin freno) la música NO representa para nada lo que antaño pareció representar. Conozco muy poca gente capaz de sentarse frente a un buen equipo de sonido y…escuchar…simplemente escuchar música. Hoy la música es MacDonalds, pantalones de marca, ipod, golpe de click con un ratón, tablets…contra eso es imposible luchar.


Detalle letras más ilustraciones
Todo lo que suponga una exposición diametralmente opuesta a esos valores de vida superficial y rápida que dominan el día a día de las nuevas generaciones está destinado a morir nada más nacer, antes incluso de la iluminación. Piensa que la música rock de hoy día se concibe, se produce, se empaqueta y se proyecta al exterior para que suene según los guiones específicos del mercado, estilos definidos, sonido comprimido y con volumen de mastering apropiado, mezclas precisas para que el mazacote referencial sea directo y no confunda a nadie..etc. Lo importante es cegar y que nadie piense por sí mismo, que así se vende con mayor facilidad. Es realmente triste comprobar cómo todos esos grupos “underground” acceden a un estudio de grabación preocupándose en sonar como un disco de Phil Collins, lamentable…al final todos pasan por el aro, al final un grupo de sonido power-pop acaba sonando como otro de metal, uno progresivo como otro de garaje…solo cambia la estética porque el concepto es el mismo… sonido mazacote, compresión, reverb, volumen…un auténtico despropósito vaya, y encima están convencidos de que son verdaderamente independientes, creativos y todo eso, se dejan manipular por todas las exigencias de mercado, por todas…llegando a un proceso de mastering que destruye el concepto musical y se adapta a toda la mierda corporativa. En ese sentido el sonido del rock está muerto ya hace más de 30 años. Pero es algo razonablemente lógico cuando se piensa, el porcentaje de personas que desarrollan un trabajo personal frente a otras que simplemente copian o se ajustan a lo que todo el mundo hace o demanda es ridículo. De uno entre un millón. Hemos llegado a eso.

Detalle letras más ilustraciones


Por otro lado existe lo que llamo el mercado de la “experimentación” underground, propuestas poco, o nada formadas que pretenden experimentar con una disciplina que les queda tan ajena como el entendimiento. Y es que para deconstruir primero hay que saber construir, la razón así lo dicta. Nada más ridículo que una persona que no sepa ni tocar un acorde de guitarra corrido que exponga su falta de talento diciendo que él “experimenta”. Imagino que en definitiva es el engaño del arte moderno y/o conceptual. Todo vale, todo es válido y la música está al alcance de cualquiera…así nos va. Somos tan inteligentes….Pese a todo hay gente con talento, siempre la habrá, entiendo que el rock, al no ser lenguaje contemporáneo carece de cerebros vigentes que enriquezcan el concepto, posiblemente (que yo no lo sé básicamente porque no me gusta y NO es mi lenguaje) hoy nazcan mentes lúcidas para la música electrónica, que eso sí cobra más sentido teniendo en cuenta que es un tipo de música más actual, algo que implica la sabia de nuevas propuestas. No lo sé, hablo sin saberlo, lo intuyo simplemente. Nos vendría muy bien (sobre todo en España) una buena cura de humildad, el milagro de poder desarrollar un mínimo de entendimiento. La música no traiciona determinadas emociones, eso es lo importante. Aunque…hay que saber escuchar. No soporto esa banalización del término, todo en esta vida requiere formación, pretender lo contrario es…simplemente ser un pretencioso. Es curioso que mucha gente entienda ese significado justo al revés.

Artwork a cargo de Mercedes de la Zarza  


P: Recientemente leí en el Ruta 66 una muy interesante entrevista al componente de los Faust, Jean-Hervé Péron en la que comentaba un par de aspectos que me gustaría dejar a tu consideración. Por una parte destacaba que el rock progresivo de los británicos, en los setenta, no tenía nada que ver con la “progressive musik” de Alemania, lo que se vino a llamarse como bien sabes el Krautrock, término que tolera pero que no parece entusiasmarle. Mi pregunta es: entre estos dos llamémosle estilos o tendencias, ¿de cuál te sientes más cercano?. ¿Sería muy atrevido pensar que tu obra aporta un nuevo género propio a ese lisérgico y mítico universo de finales de los sesenta y setenta? 


R: Encuentro diferencias expresivas dentro de ese lenguaje que derivan de aspectos tradicionales, coyunturales, inevitablemente geográficos. Pero no creo aportar absolutamente nada, lo mío es muy sencillo y falto de verdadero talento, pero de hecho no conozco a nadie contemporáneo que lo haga. Sí que me reconozco cuando me oigo en el sentido de que, al margen de descubrir un millón de influencias exactas en todo lo que hago (algo por otra parte bastante razonable teniendo en cuenta que he escuchado miles de discos y sigo haciéndolo) no hay un modelo predeterminado al cual recurrir para usar como referencia clara en la descripción. Sería absurdo por mi parte obviar ese hecho, ante todo soy persona que escucha música y eso es algo que no puedo dejar de lado. Todo lo que oigo, incluyéndome a mí mismo, lo someto a inevitables autopsias, con los años y de forma inconsciente desarrollas esa capacidad, inherente al hecho de disfrutar lo que oyes o no hacerlo, según sea el caso. Eso seguro. Si eso es una cualidad, muchos opinan que sí lo es, entonces perfecto, hay algo positivo en lo mío, no es predeterminado, así sale, y sea bienvenido entonces. Dicho esto, hay que aclarar que en un mundo como el nuestro, y suponiendo que verdad sea lo que acabo de decir, lo que se supone virtud termina por ser terrible desdicha. Cuando en algo eres diferente frente a una masa homogénea en concepto, forma o actitud, tu destino (si es que el dinero no lo remedia) será por siempre nefasto. Hay gente que piensa que cuento con determinadas virtudes, pero eso es una visión romántica del asunto y por lo tanto extraviada del pragmatismo imperante en lo que se supone fuerza motriz del mundo. El romanticismo no paga facturas, a menos que se libere de anacronismos y estupideces innecesarias y fluya, refluya e influya con etiqueta de marca y modismos al uso.

Fotos facilitadas por JC Sisto

P: Por otra parte, comenta el veterano líder de los Faust, ante la cuestión de envejecer de forma activa en el mundo del rock and roll, que lo único que ha cambiado es que ahora “sus porros son más pequeños” y que como dice el dicho británico “creo que me encuentro bien”. Ciertamente, eres mucho más joven que Heron, quien ya ha superado los 65, pero tampoco eres un músico ni novel ni adolescente. ¿Crees que ese viaje de imagen-acción por los océanos de fantasía, que comentas en tu disco, tiene un límite y si lo tiene, lo marca la edad?.

R: Maravillosa pregunta. La edad reproduce toda la imagen y también toda la acción, lo primero para bien, lo segundo inevitablemente para mal, el paso del tiempo no perdona. La carne envejece, enferma, se pudre y termina por recuperar su estado original. La imagen proyecta el pensamiento, el pensamiento trasciende la imagen, es eterno y es energía, por lo tanto es creación, en consecuencia ilimitado. Merece la pena intentarlo, no crees?

P: Entonces, a partir de ahora, ¿cuáles van a ser tus próximos proyectos?. Tenemos entendido que estás a punto de sacar un nuevo álbum con otra formación llamada Shakti’s Delirium, que es precisamente una de las canciones de este triple disco.

R: Sí, he querido usarlo como nexo espiritual para los dos proyectos, algo reconocible para la gente que me conoce y que tiene esta última obra de Mater Dronic. “Electroshock”, que así se va llamar el disco de Shakti’s Delirium, es, aunque vayáis a conocerlo posteriormente, embrión originario de Mater Dronic, cordón umbilical para lo que ofrezco actualmente. Son canciones de hace muchos años, alguna tiene más de 20, y es ahora cuando he tenido la oportunidad de hacerles justicia, poder grabarlas tal y como siempre desee, mejor aún, porque los años han reforzado mis principios, enriquecido mis ideas, y ahora cuento con una actitud mucho más firme a la hora de encarar mi trabajo. Estoy muy contento con el resultado, muy contento, más que nunca. He viajado al pasado para contemplar mi propio futuro. Y en muchos aspectos, he avanzado en mis visiones, será un disco que represente amplitud desde el recuerdo, una experiencia gratificante, ojalá hubiese tenido cuarenta años cuando tenía 20. El disco está, la portada está (magnífica Mercedes en sus nuevos diseños) solo queda fabricar el vinilo y observar, tras inconcebibles problemas de todo tipo (cómo podría ser de otra forma?) de qué forma nuevamente habito esa NADA profunda que mi status tanto demanda, ja ,ja, ja…
JC Sisto

P: Por último, ¿Cuál crees que es el papel del artista que se enfrenta al hombre “que desprecia 
mirar”? ¿Cuál es su papel en ese viaje por la vida “sin tiempo , por el cielo, contemplando la tierra infinita, y los aromas del alma…”. ¿Qué posibilidad le queda de sobrevivir dignamente para compartir con todos nosotros, como has hecho tú, de forma tan extraordinaria, ese imprescindible “drónico trance” que desde el “abismo de la mente” nos revela el “ácido dogma de la eternidad”? 

R:
Recuerda, somos nuestros propios dioses, lo único que hace falta es…darnos cuenta de ello. El arte sui generis…es la vida misma.

Nota:    Puedes leer nuestra reseña del disco en el blog del Magic Pop entrando
aquí.   Para adquirir una copia del doble Cd de "20.000 leguas de viaje psicoactivo" puedes contactar con su autor en el facebook o escribe a su dirección de correo: jcsistogarcia@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario