lunes, 8 de junio de 2015

The Busking Folks, talento y experiencia a dúo con el magnífico disco de debut “One step further”

Portada
El 12 de junio de 2012 se celebraba en la sala Búho Real de Madrid un concierto de homenaje al legendario componente de los Small Faces y Faces, Ronnie Lane  (nacido en 1946 y fallecido en 1997). La banda que se subió al escenario estaba formada por los guitarristas y cantantes Sergio Gil más Fernado Astone (organizador del evento) con la ayuda de Lukah Boo.  Interpretaron las canciones de su trayectoria, principalmente en su etapa como Slim Chance así como las colaboraciones con Pete Townshend y Ron Wood. El concierto fue una auténtica maravilla según cuentan aquellos que tuvieron el gran placer de asistir. No solo se pudieron oír grandes versiones de temas míticos como  “Ooh la la”, “Annie”, “The Poacher, “Just for a moment”, entre otros, sino que fue una ocasión excepcional en la que se pudo ver y oir en el escenario juntos a estos tres grandes músicos de nuestra escena estatal. Dos de ellos, Sergio y Fernando, crearían ese mismo año los Busking Folks, un excepcional dúo en el que confluyen talento y experiencia con una enorme creatividad como puede comprobarse en su disco de debut para Sunny Day Records, con el título genérico de  “One Step Further".     

Trayectoria 

Busking Folks Foto: Nacho B. Sola

The Busking Folks surgen en Madrid en el año 2012. Se trata de un dúo formado por Sergio Gil (ex Fortune Tellers)  y Fernando Astone (ex Súper Ratones, Contacto en Francia, Menos que cero y Valle de Muñecas).  Como bien sabrás los madrileños Fortune Tellers se despedían en 2010, tras diez años de trayectoria, con un par de sublimes discos de R&B y pop: “Were Right” (Animal 2004) y “Remember the future & taste broken cups” (Wild Thing Records 2007). Del primer disco se extrajo un single con “Take Me Back” y “In Her Eyes”; y del segundo disco salió el sencillo “She’s my pride” con la adaptación de “Triste y solo” de Mi generación en la cara B.  Cabe destacar también, su por entonces aclamado proyecto paralelo de homenaje a los Small Faces, llamado Tin Soldier Band.  Por su àrte, Contacto en Francia es el nombre de la plataforma artística del músico y productor argentino Fernando Astone con la que grabó discos como "Vida Nómada" (2011).

Tras su creación, los Busking Folks actúan en diversos escenarios del Estado y a mediados de 2014 entran en Groove Art studios (Madrid) donde graban y mezclan su trabajo de presentación titulado “One Step Further". Seis canciones en las que vuelcan sus influencias de los sesenta y setenta, tanto del rock americano como del beat británico. Finalmente el disco se editó este 2015 con la discográfica cacereña Sunny Day Records.

Busking Folks. Foto: Nacho B. Sola

El disco fue grabado por Sergio Gil (guitarra y voz solista) y Fernando Astone (cotos, bajo y guitarra) durante el verano de 2014.  Contaron con la colaboración de Martin de Aguirre y del ingeniero de sonido César  Gruart. La producción es de Fernando Astone quien también se encargó de mezclarlo con la ayuda de César. Finalmente fue masterizado por Luigi González en Mastering Mansion de Madrid. Contaron con la colaboración de Maximiliano Resnicosky a la batería, Iván del Castillo Casado a la trompeta en los temas “Detour” y “Maybe Crazy”, canción en la que  Ernesto Millán Sánchez también aportó el saxo.

El refulgente artwork del disco, en el que destacan las figuras de sus dos protagonistas sobre un fondo marmóreo, es de Borja Bonafuente Gonzalo y la fotografía de Nacho B. Sola.

Las canciones
Busking Folks. Foto: David Collado

El disco empieza con “Melanie”, tema festivo, con arranque de percusión y palmas más  guitarras decisivas y tajantes que generan una descarga de energía sobre la se luce esa magnífica voz solista desgranando la absorbente melodía.  Juntos crean momentos propicios para el baile auspiciando saltos de emoción producto de la exaltación anímica que generan. Un tema luminoso, con un trabajo sonoro exquisito que se repetirá en todas las canciones de este flamante álbum. Se incluye un buen solo de guitarra, con los efectos precisos, que precede a un leve momento reflexivo tras el que vuelve a crecer el tema principal entre una percusión excelente y un bajo persuasivo.

Busking Folks. Foto: Helen
Le sigue “Detour”, canción que invita a los largos recorridos mentales, a esas carreteras que cruzan nuestros sueños con el corazón como motor de salvación. Un riff de guitarra constante acompaña al cantante respaldado por una segunda voz dentro de un proceso de crecimiento anímico que fluctuaba entre varios motivos sonoros en los que se entrevén geniales detalles de rock americano con cambios grandiosos de acordes.  Cierra la cara A “Maybe crazy”,  canción que comporta una carga sonora propia de himno con el que logran deleitarnos los sentidos. Un tiempo reposado, calibrado con exquisita habilidad, unas guitarras “stonianas”, una voz proverbial, y unos arreglos que crecen hasta la inmensidad, con más momentos solistas de inspirada guitarra, conforman esta canción de reivindicación personal en los intríngulis del amor y el desamor.


Busking Folks. Foto: Nacho B. Sola

 “One Step Further” inicia la cara B con una clara como original apuesta por el mejor power pop  en el que la melodía y ritmo se compenetran con una facilidad pasmosa. Un tema idiosincrásico en el que sus autores vuelcan numerosas excelencias instrumentales entre las que destacan guitarras pero también un dominio excitante del tempo.  Con una manifiesta tensión eléctrica, la melodía explota con un sinfín de ráfagas de pasión a raudales.  Ya en “The Writer” nos cuentan la historia de un escritor de canciones.  En este caso, la música emerge del alma con una profusión de exquisiteces que ponen la piel de gallina ya sea en forma de riffs de bajo y guitarra, perfectamente compenetrados. Memorable resulta también, de nuevo, esa voz principal que nos llega con la entrega de los mejores cantantes de soul.  Un fantástico estribillo a dos voces culmina un tema que levanta el ánimo al tiempo que pide a grito pelado el despegue de la realidad  para acercarnos a un mundo imaginario de pop en el que flotamos por obra y gracia de estos dos grandes músicos.  Cierra la cara y, de paso el álbum,  “Wandering”, canción más calmada en la que afloran sus referencias más folk en forma de balada existencial con la que nos sitúan en un contexto vital cotidiano.  Guitarras acústicas trazan los pasos con soltura, respaldadas por sensacional bajo y batería, dispuestas a llevarnos hasta los últimos surcos del vinilo. Sonoridades cariñosas con profusión melódica y agilidad rítmica nos procuran sensaciones persuasivas que se repiten con excelente desenlace en todas y cada una de las canciones de este genial disco de debut de los Busking Folks.  

Reflexión final 

Busking Folks. Foto de su Fb.

“One step futher”  es de esos álbumes que, en condiciones normales, llegaría al número uno de las listas y crearía una legión de seguidores al tiempo que embelesaría a otros grupos dispuestos a aprender de estos dos maestros.  Tomando como referencia algunos de los conceptos que aparecen en este disco de debut de los Busking Folks, podemos aventurarnos a afirmar que este nuevo proyecto obedece a una necesidad imperiosa de dar un paso más allá en sus respectivas trayectorias olvidándose de las antiguas promesas con las que han ido forjando ilusiones, casi nunca recompensadas como es debido, a lo largo de su fructífera carrera.  Su pasión por el rock and roll, con raíces en los sesenta y setenta, les llevó a coincidir en un homenaje a Ronnie Lane, otro de esos esenciales  músicos de referencia, más conocido por sus bandas que en solitario, y reverenciado más por compañeros de profesión, a los que influenció directamente, que por el público en general.  De ese encuentro, de esos gustos compartidos entre Sergio y Fernando, nació este nuevo grupo en el que ambos aportan imaginación a raudales y habilidades instrumentales muy destacadas.  Tal y como nos lo explican en esta interesante entrevista que les hizo recientemente El Profe para Sonic Wave, “pensamos en seis singles que funcionasen bien juntos”.  Dicho así parece fácil, pero no lo es en absoluto. Muy cierto: Los temas funcionan a la perfección y no resulta difícil, para nada, el imaginarse la avalancha de emociones y fuerza que emergerán de su presentación en directo.  Sus canciones son producto de una conjunción extraordinaria gracias al trabajo abnegado de dos grandes profesionales de los que esperamos, fervientemente, una larga carrera discográfica.   Sin lugar a dudas, los Busking Folks han dado un fantástico paso adelante, de esos pasos tras los que no puedes dar ni medio atrás porque da vértigo tan solo mantenerse en pie tras tan excelentes resultados.

Nota:  Según nos informa Hurrah Musica, en las próximas semanas estarán tocando en Madrid en doble formato: en set acústico en el Manera de Vivir el próximo domingo 14 de junio y en el Fotomatón el viernes día 19 de junio. Después, el grupo estará en Pedreguer (Alicante), el día 20 de junio en el Quatre Estacions; y el 17 de julio en el TNT Blues (Cox) en el Mod Summer Party.



Puedes escuchar sus canciones en el bandcamp de Sunny Day Records en cuya web tambien puedes adquitir una copia del disco en vinilo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario