viernes, 24 de julio de 2015

Steven Munar recopila 15 años de canciones simbólicas, inéditas y un tema nuevo, “Berlin”


Portada
El genial músico, compositor, cantante y guitarrista, Steven Munar acaba de sacar, con Flor y Nata Records, un trabajo discográfico en el que recopila 15 años de temas propios (2000-2015. 15 years of songs) entre los que destacan canciones inéditas, tomas alternativas, y un tema nuevo llamado “Berlin”. Se trata de  composiciones memorables recuperadas que fueron grabadas o compuestas ya sea con los míticos Tea Servants, o con las dos bandas de acompañamiento de su etapa en solitario como fueron los Lunatics o los actuales  Miracle Band. El disco incluye interpretaciones que en su día nunca vieron la luz, por varios motivos, y que completan su fructífero y original universo musical de pop folk. Más que un compilado de “lo mejor de…” se trata de un disco cuyo valor simbólico es altamente considerable. Sirve perfectamente como posible carta de  presentación de su principal factótum, por si aún pudiera quedar alguien que no conociera su ingente obra, así como para satisfacer al fan más acérrimo al que están destinado algunos guiños alternativos con vocación de futuro, aportando algunas ideas por las que probablemente discurrirá la futura carrera de tan imaginativo músico arropado por una banda de auténtico lujo "milagroso".  

Trayectoria

Steven Munar Foto: Braig G. Rouco
Ciudadano británico afincado primero en Mallorca y después en Barcelona, desde hace más de dos décadas, Steven Munar Smith empezó a finales de los años ochenta con una banda un tanto psicodélica llamada The Walk junto al guitarrista Miguel Pérez. Después formaría el conocido combo de pop The Tea Servants. Tras grabar varias maquetas, Steven y Miguel se trasladan a Barcelona donde editan su primer disco homónimo para el sello zaragozano Grabaciones en el Mar. Con esta discográfica publicarían otros dos discos, “Police Looking After Thieves” y “Greatest Hits”. Más tarde fichan con Houston Party Records donde publican “Higher” y “Travel West”. Participan en numerosos festivales de ámbito estatal hasta mediados de la pasada década que el grupo se separa en 2003. Volverían a  reunirse para algunos conciertos, tras la reedición de su segundo álbum, en 2013.

Steven Munar. Foto: Xavier Mulet
Steven inicia su carrera en solitario en 2005 acompañado por bandas llamadas The Coffee Masters, The Lunatics y posteriormente The Miracle Band. Con The Lunatics graba su primer disco en solitario titulado “Miracle Beach” (2007) en los estudios El Zigurat por Francisco Albéniz, de La Búsqueda y editado por su propio sello, Miracle Records. En ese álbum empieza a prevalecer una elevada dosis de folk que se expande a sus anchas en su precioso y segundo trabajo titulado “The Language Of The Birds” editado en 2010 por la Produktiva Records con la que seguiría trabajando en las siguientes entregas de su discografía. Un álbum sin desperdicio alguno donde destacan bonitas melodías con detalles de country americano.  El disco “Break The Rules" fue grabado en directo en el Red Bell Studio de Barcelona por Marc Tena, entre los meses de enero y mayo del año 2011. Su cuarto trabajo hasta el momento lleva por título  “Time Traveller". Fue grabado y masterizado también con Marc Tena, entre febrero y julio de 2013, en los Red Bell Studios.  De los dos últimos discos puedes leer una extensa reseña en este blog clicando en los títulos. A finales de mayo de 2014 graba con la Miracle Band la primera “Furious Streaming” para Dailymotion”. Recientemente, Steven ha formado un dúo con el  músico uruguayo-madrileño Pablo Sciuto. Con el nombre de Laurel Street, aúnan el folk americano de los sesenta y setenta y han grabado un mini LP de título homónimo que puedes oñir en el bandcamp. Entre otros proyectos futuros, está el publicar un libro con todas sus letras de sus proyectos en solitario.

Las canciones

Steven Munar y la Miracle Band. Foto: José Luís Luna
Más que una perfectamente justificable  colección de “lo mejor de”, este recopilatorio  destaca por su elevada carga emotivas. En este sentido y en las notas aclaratorias  del disco, Steven nos cuenta que “Heart And Soul”, por ejemplo,  es la canción que, con más frecuencia, ha tocado de los Tea Servants de los que recupera también un tema de una maqueta, “A way a smile” y que “Acid Rain” fue la primera que escribió tras la separación de la banda.  Así como “And if you want my recrods” fue la primera que compuso para su hija Elsa, y que “Time Traveller” se incluye por ser toda una declaración de principios.  Por otra parte recupera “Lover” porque en su día no encajaba en su primer disco más folk.

Steven con Carrie Lewis. Foto de su facebook.
Munar también nos descubre el porqué no incluyó en su día “There is a place” en el disco “Break the Rules”, ya que creía que le vendría mejor una voz femenina. Por eso la recupera con la voz de Carrie Lewis. No es la única que colabora en el álbum, a destacar también la aportación de Roger Espa y su gran solo de saxo en “City of Cats”, entre otros.

El disco arranca con “Berlin”, un tema nuevo grabado con la Miracle Band que presenta en directo en estos momentos al tiempo que homenajea al disco “Nashville Skyline” de Bob Dylan, álbum que interpreta íntegramente acompañado por una banda llamada para la ocasión, The Nashville Sinners.  El recopilatorio contiene también temas de los Tea Servants como “Travel West” (2003) y la inédita “A way a smile” (2000) grabada en 2015. En este mismo año también se grabaron una desconocida “There is a place” de 2011.  Cronológicamente el disco nos ofrece una versión alternativa de 2004 del tema “The end of the autumn of the fears (No fear)”; un par de canciones con los Lunatics como son “Lover” (inédita 2005) y “Acid rain” ( Miracle Beach 2007); dos más de 2010 incluidas en el disco “The Language of The Birds” como son “And if you want my records” y la que le daba título a ese álbum; otro tema de 2011 llamado “Golden Lights” incluido en el disco “Break the Rules” también con la Miracle Band; dos más no publicados hasta el momento como son “Show me the way” (2011) y “Why not your baby” (2012); el “Time Traveller” de 2013, en cuyo año se hicieron dos versiones alternativas e inéditas de las canciones “City of cats” y “Shiny Days” incluidas en este recopilatorio.    

Steven Munar y la Miracle Band. Doto: Xavier Mulet
Entre todos los temas, destaca por su novedad y por su enorme valor creativo presente con visión de futuro, esa “Berlin” grabada en 2014 con la Miracle Band acompañada por el Brossa Quartet de Corda con arreglos de cuerda de Alberto Pérez (producción), más coros de Kathy Sey, Clara Sallago, y Anita Zengeza.  La canción mantiene un ritmo marcado sobre el que Steven va generando espacios sonoros compenetrados con cuerda,  recitados, haciendo alarde de una capacidad innata para crear tensión emocional con crescendos espectaculares que explotan en pasajes amplios y se recogen de forma intimista con una habilidad pasmosa.


Las nuevas grabaciones se llevaron a cabo en Sol de Sants Studios con Alberto Pérez, con la producción del propio Steven y Alberto Sol de Sants. Steven Munar canta y toca la guitarra acompañado por La Miracle Band  formada por Luis Bestard (batería), Patricia Serrano  (guitarra eléctrica), David López (bajo),y  Amaia Hernández a las voces.  Por otra parte, cabe mencionar también el magnífico trabajo visual realizado por  Marc Argenter a cargo del diseño de la portada del recopilatorio y del single con esa instantánea de la pelicula "Metrópolis" (1927) de Fritz Lang. Se incluyen también en el folleto del Cd diversas imágenes históricas tomadas por varios fotógrafos sobre la trayectoria de Munar y los  detalles pormenorizados de cada tema.  

Reflexión final

Steven Munar. Foto: Maria Mateu
Steven Munar es uno de esos extraordinarios artistas, tan perseverantes como fructíferos, al  que  los melómanos nunca nos cansamos de escuchar,  anonadados y satisfechos al mismo tiempo,  tras comprobar su enorme capacidad para reinventarse, sobresaliendo, con dignidad a raudales,  entre tanta hipocresía mediática en la industria discográfica, y al margen de esa falsa humildad que caracteriza a  tantos cantautores lánguidos y cansinos de la radio fórmula.  Tras su etapa con los Tea Servants, durante la que cautivó indiscutiblemente a la comunidad “indie” en la década de los noventa, ha conseguido crear un espacio sonoro propio en solitario, acompañado eso sí por otros grandes músicos, en el que tanto el folk como el pop tienen un protagonismo constatable. Dos géneros que en sus manos y su imaginación se entienden a la perfección, trenzados con detalles de otros tantos estilos que van de la psicodelia a la música americana de raíz.  Álbum tras álbum, Steven ha afianzado una obra honesta, consistente y altamente creativa que le permite, en todo momento, virar su trayecto hacia otros  mundos gracias a su experiencia, a su versatilidad, pero también a esa entrega emocional que se manifiesta en cada una de sus canciones. Y es precisamente esa pasión personal, como amigo, padre o amante, la que articula,  de forma esplendorosa,  este sensacional recopilatorio editado por Flor y Nata. Un disco que agrupa para deleite de sus fans, una fantástica selección de canciones para recordar y  completar toda una vida de un gran artista que seguirá su camino,  de forma irrenunciable, en un viaje sin fin por el tiempo.

Nota: El pasado viernes 24 de julio de 2015 Steve Munar intepretaba, a propuesta de Producciones Acaraperro,  el disco "Nashville Skyline" de Bob Dylan  en La Cava Club de Sitges en una segunda y seguramente última oportunidad. La primera fue el mes pasado, junio, con The Nashville Sinners en la Rocksound.  

Puedes  escuchar el disco "Steven Munar (2000-2015. 15 years of songs)" y comprar una copia del Cd en la web de Flor y Nata.

2 comentarios:

  1. Steven Munar és sens dubte un dels grans artistes d'aquest país. Molt bona idea la de repassar la seva trajectòria, i "Berlin" em sembla una de les seves millors cançons (que no és dir poc). Molt bon post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completament d'acord, Oriol, un gran artista, dels millors d'aquest país, i "Berlin" és un molt bon exemple de que així és. Gràcies un cop més pel teus comentaris.

      Eliminar