lunes, 27 de julio de 2015

The Gundown vuelven a brillar con su nuevo Lp “Light Up in the Streets” para Fierro! records

Portada
The Gundown son, indiscutiblemente, una de las mejores bandas de punk hardcore a nivel internacional. No, no peco de exagerado, e incluso os diré más: la etiqueta resulta manifiestamente insuficiente para englobar todas sus excelencias musicales, que no son pocas, con las que nos sorprenden, una y otra vez, mediante cada uno de sus trabajos discográficos . Sus canciones no solo destacan por su fiereza rítmica sino también por una elevada persuasión melódica más una exquisita lírica en ingles en la que no faltan elevadas cargas existenciales de profundidad vital.  Con destreza y energía desbordante, mezclan recursos del punk’77, con detalles de hard rock o ese “powermod” hiriente, escogiendo los ingredientes precisos para formar una pared de cemento armado sin fisuras que delimita un estilo propio y brillante, fácilmente identificable. Acaban de editar este 2015 su segundo Lp con la no menos imprescindible discográfica Fierro! records, sello zaragozano que precisamente empezó editando un disco de los tarraconenses. “Light Up in the streets ” que así se titula este poderoso álbum de los Gundown, está pensado para iluminar nuestra calles, nuestras vidas, nuestras esperanzas, y lo hace con una fuerza descomunal, dosificada en doce tremendas descargas sonoras, absolutamente impecables, en las que no sobra ni falta nada, ni siquiera los guiños a grupos de cabecera de sobra conocidos.

Trayectoria 

The Gundown. Foto: Adrià Bertran
Los tarraconenses The Gundown son Quim Mas, guitarra y voz; Marc Anguela, batería y coros; y Sergi “Beni” Bertran al bajo y voz principal. Anteriormente llamados Isolation se forman con miembros de Caza de Brujas y otros grupos de punk hardcore. Han pasado por otras bandas insignes como VonDänikens,  Col·lapse, y Truckstop Maniacs.  Se crearon en 2007 y grabaron una demo anterior titulada “A tribute of Isolation”. Ese trabajo salió con una edición en Cd de 500 copias en 2008 y fue reeditado en 2011  con un 10" (Walk Alone records). Con Von Dänikens, otra de las mejores bandas tarraconenses de punk, compartieron un Lp, editado en 2009  por los valencianos Punk machine y los alemanes Subwix. Cinco magníficos temas de punk rock por grupo, cuatro propios y una versión, agrupados para regocijo de sus fans bajo el título de “Bomb this city”.

The Gundown. Foto de su fb.
En 2010, los Gundown sacaron un álbum editado en vinilo, con código de descarga y en color rojo o negro, titulado “Endless Loads Of Rage” (Sell Our Soul Records 2010) donde se incluyen 14 temas altamente creativos de punk rock como "From Death to Broken Nose", "Face the Lie", "Missing Parts" o "Requiem for the Mud Men". Le siguió "Pride" (Fierro!Records 2012) con cinco temas: “Need Our Pride Back”, “The Shining”, “Young Gun”, “Because Of You” y “Wartorn”.  Más información de ese disco en el Magic Pop aquí.  La banda también celebró su concierto número 100 el 30 de noviembre de 2013 en el Casal de Roquetes.  En 2014 sacaban un split con los suecos Smalltown editado por los californianos  Pirates Press Records, quien lo ha puesto en venta en los Estados Unidos, y por los aragoneses Fierro! Records quien lo distribuye aquí y resto de Europa. El split contiene cuatro temas, dos por banda. Uno original por grupo y el otro, una versión respectiva. Los Gundown aportan  “Count Me In” y la adaptación del “A Turn For The Worse” de los suecos. Los Smalltown han grabado su  “Spoiler Alert” y un cover del tema de los catalanes, “Pantomime”. Por último, en su bandcamp se puede oír y descargar un Ep con cuatro canciones en acústico y el título genérico de “Thunders”.   También en 2014 aportaban dos canciones al recopilatorio “Chaos in Catalonia”, (Common People Records) que son  “By The sea” y “Dead Plans”. Acaban también de grabar dos versiones de los Descendents (Hermosa Beach, California), concretamente "Clean Sheets" y "Cooffe Mug", para el recopilatorio de Rockzone Bipolar Sessions 2 (abril 2015).

Artwork
Por otra parte, cabe mencionar que Quim y Marc forman parte de los también tarraconenses Crim, otra excelente banda punk a tener muy en cuenta. Los tres Gundowns han creado recientemente los MastegoT, punk rock en catalán surgido de las cenizas de Truckstop Maniacs. Además Sergi está en los Bannerman!, rock alternativo con detalles de punk rock.  

El segundo disco de los Gundown fue grabado por Aleix Archs y Jordi Mas en el Bloq Estudi durante el mes de diciembre de 2013. Se mezcló en el mismo estudio en febrero de 2014 y en ese mismo mes se masterizó  por Gorka Dresbaj en The Room BCN Mastering Studio. El artwork, con ese barco en llamas luchando entre la tormenta, con las solemnes construcciones catedralicias de fondo, es obra de Sergi Bertran y la foto de la contraportada de Adrià Bertran. Isu, bajista de los Vondänikens canta en algunos coros y Matt Luzaich, segunda guitarra en los Appraise, se encargó de pulir el inglés de las profundas letras que vienen incluidas en la interior de la carpeta.  La extraordinaria edición de Fierro! Records permite escoger vinilo transparante, naranja o en negro. Finalmente, cabe mencionar que entre los agradecimientos de la banda se incluye a Toni Urbano "por su inspiración", músico tarraconense componente de los Leño quien fallecía en agosto de 2014.

Las canciones 


The Gundown. Foto de su Fb.
El disco empieza con “Control”. Una tema que pone todas las cartas sobre la mesa aunque eso no quiera decir, en absoluto, que las manos vayan a repetirse. Los Gundown nos absorben con esas descargas de guitarras frenéticas sobre las que ruge la voz principal y ese conglomerado de ideas brillantes está acompañado por una sección rítmica galopante. A mi modo de ver, resultan especialmente fabulosos esos crescendos sonoros que nos envuelven como una llamarada. “Tras la mitad de la vida haciendo lo que me dijeron que hiciera –nos cuentan– vuelvo a tomar el control”. Le sigue el tema que le da título: esa maravilla llamada “Light up the streets”. “Con el mundo a nuestros pies, nos hacemos mayores, buscando un último intento para tener éxito”, nos explican los Gundown. El tema se articula con acordes y punteados precisos que van dando forma a volúmenes sonoros que se superponen como balas en el cargador para dispararse en modo metralleta con el propósito logrado de dar en el centro de la diana justo en el estribillo. A continuación nos ofrecen “Hang’em high”, que como en la película de western de 1968, protagonizada por Clint Eastwood, también se ponen de manifiesto  injusticias, para “luchar en la guerra que quisimos”, una batalla en la que están llamados los “Manpower”, título del siguiente corte. Esa mano de obra que libera los demonios cuando llega el fin de semana, pagando por sexo, con el orgullo, la fe, el amor y el odio en peligro. Ritmos fascinantes articulados a modo de un trenzado de acero entre la batería y el bajo para procurar una base sólida sobre la que destaca, de nuevo, esa grandiosa voz principal y esos momentos de guitarra descomunales.

The Gundown en directo.  Foto de su Fb.
El disco discurre con “Behind These Bars”, un tema dedicado a Pablo Ibar, de origen guipuzcoano, quien lleva 21 años preso en Florida, 15 de ellos en el corredor de la muerte, condenado por tres asesinatos. Está a la espera de que el Supremo decida sobre su petición de un nuevo juicio.  En la canción, los Gundown nos dicen: “Sin perder la esperanza, no voy a renunciar, por mis derechos, por la vida”.  Otra excelente combinado de melodía y ritmo al que sigue ese no menos emotivo, “Late Youth Anthem”, todo un himno de la juventud tardía, para los que “cansados y aburridos, la vida ha pasado” al tiempo que podemos llegar a preguntarnos “si somos unos cobardes o unos combatientes”. “¿Qué puedo hacer?”, remarca la banda en este tema que cierra gloriosamente la cara A de este disco mediante arpegios luminosos, guitarras afiladas, redobles que  consiguen hacer hervir la sangre, y golpes de bombo y bajo que laten como el corazón arropando apasionados esos estribillos colosales entre solos magistrales.    

La cara B arranca con “I’m sick”. Un tema en el que remarcan que el “mañana no importa una mierda, no hay tiempo para las lágrimas y la tristeza… No hay tiempo”.  Poderoso tempo que entusiasmará por su brillantez melódica y por esos guiños que entusiasmarán a la comunidad modernista. Increíble combinación de recursos que ayudaría a entender, si eso fuese necesario, la etiqueta de hard mod.  Enfermos de tanta maravilla, nos topamos con otra excelente perversión de powerpop acelerado y no menos salvaje llamado “Floors and Ceilings”, producto de ese choque generacional o de intereses que explica como la luz de otros, oscurece nuestra vida, cuando el suelo de aquellos que nos impiden prosperar acaba por ser nuestro techo.

The Gundown en vivo. Foto de su Fb
Continúan las canciones especialmente reflexivas como esta “Small”, en la que el ritmo desbocado sirve para acrecentar la profundidad de sus reflexiones: “Nuestra carne es el carbón que alimenta el fuego donde todos nuestros pecados arden… No hay respuesta para  saciar nuestra sed natural… Estamos hechos para que nos rompan, para llenar el pozo repleto ya de ignorancia y avaricia”. Francamente, tanto las letras como sus recorridos musicales me dejan absolutamente anonadado.  A continuación más guiños al punk mod con esos “Dead Plans”. En este caso nos relatan cómo: “cuando se olvidan los planes de esperanza por ser algo en la vida, es necesario seguir la luz, aunque el futuro se tiña de sangre y mierda. No se detiene el deseo de vivir”. Espeluznante ese corte instrumental con el bajo rugiendo entre el discurso impecable de la guitarra entrando y saliendo del arreglo con una habilidad ejemplar.

The Gundown. Foto de su Facebook. 
Llegamos ya a los últimos surcos de este espectacular disco mediante esa “Whrite in agony”. “Odio decirlo pero solo he perdido… retorciéndose en la agonía,  mejor hacer un cambio”. Más ejemplos sustanciales del impactante trabajo tanto musical como lírico realizado por los Gundown que se nos presentan como una mina rica en melodías absorbentes con las que logran entusiasmarnos mientras la sección rítmica nos invita al baile como si nos arrojáramos por el precipicio de la vida convencidos de que no caeremos sino de que volaremos ligeros de equipaje. Finaliza el álbum con la tremenda “Count me in”, una de mis favoritas, aunque son tantas… Más guitarras abriendo camino como si fueran un lanzallamas entre sentencias tan impactantes como “Hay un pedazo de nuestra última oportunidad en cada minuto que se pierde. Estoy seguro de que sabes dónde se puede encontrar. Cuenta conmigo”. Pues eso es, amigos, contad con su música, porque ellos lo han hecho con nosotros para dar vida a un álbum descomunal, rico en matices de principio a fin.

Reflexión final 

Dibujo inspirado en el artwork de los Descendents 
No nos engañemos: el rock and roll provoca indiferencia en gran parte de nuestros vecinos, conocidos y familiares, así como entre la mayoría de ciudadanos que no solo desconoce la actualidad discográfica sino que apenas puede citar a Elvis Presley y a los Beatles a modo de respuestas de Trivial. Por ello no debe de extrañarnos que los Gundown,  siendo como son una banda con repercusión internacional en el ámbito "underground", en cambio en su ciudad, Tarragona, sean casi unos perfectos desconocidos para la masa.  Por otra parte, me llama la atención que, a pesar de esa ignorancia supina sobre música, sorprende que a muchas personas les produzca un especial repelús el oír nombrar dos etiquetas que, si bien desconocen su auténtico significado, son repudiadas frontalmente sin atender a razones. Me refiero a la urticaria fomentada por los mass media ante el movimiento skinhead y hacia el estilo hardcore.  Un rechazo social al que se suman, inexplicablemente, los medios especializados quienes apenas prestan atención a los grupos que se engloban en uno de esos genéricos o en ambos a la vez.

La triple edición de Fierro! Records 
De los “rapados” ya hablaremos en otro momento, pero del hardcore, a ver si queda por fin claro que es mucho más que “punk a toda hostia tocado por salvajes descerebrados que vociferan letras sin apenas contenidos”.  Para contrarrestarlo, les recomiendo encarecidamente, especialmente a los más escépticos, que escuchen con atención, letras incluidas, el fantástico segundo álbum que acaban de editar estos Gundown con Fierro! Records.  Estoy convencido de que se les iluminará el cerebro y cambiarán esas anquilosadas ideas mal concebidas sobre un género tan variado como éste en el que son posibles grupos de todo tipo, algunos malos pero también muchos muy buenos como por ejemplo estos flamantes tarraconenses. “Light Up in the Streets” es, ante todo, el mejor disco de los publicados hasta el momento por este poderoso trío y, sin tapujos que valgan, creo que es uno de los mejores trabajos musicales editados este 2015.  La intensidad y la pasión que desprende es de tal magnitud que pone los pelos de punta mediante  auténticos himnos de puño en alto para esa juventud tardía que no renuncia, con esperanza, a seguir una luz, buscando respuestas, dispuestos a tomar el control de sus vidas conscientes de que esa última oportunidad está en cada minuto que se pierde.

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y adquirir una copia del disco en el facebook de Fierro! Records.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario