lunes, 10 de agosto de 2015

Le Grand Miercoles amplía su fascinante e insólito cosmos instrumental con el Lp “Ghost Cowboys”

Si bien en su primer Lp, Le Grand Miercoles nos sorprendió, casi noqueado podríamos decir, por lo espectacular de su propuesta, mediante su original combinación de melodías propias del instro surf con la rítmica jamaicana, con éste disco, su segundo álbum titulado “Ghost Cowboys" editado en 2014 por Liquidator Music y Golden Singles records, dan un paso más allá en esa investigación, casi molecular, de la música con raíces en la década de los cincuenta y sesenta. Su proyecto tiene como principal propósito el engrandecer un cosmos propio instrumental  en el que tienen cabida desde el country western hasta el R&B pasando por los ritmos sincopados y las bandas sonoras de películas imaginarias.  Todo ello y mucho más, condensado en once canciones, cinco versiones y seis temas propios. Con los temas originales dan rienda suelta a una poderosa imaginación, mientras que las  flamantes adaptaciones resultan igual de especiales como originales. Por tanto, es de justicia enaltecer el trabajo de estos magníficos músicos valencianos tanto por su vertiente creativa como por la autoría de unos arreglos ciertamente asombrosos con los que se han ganado el respeto incondicional de los seguidores de múltiples estilos asociados al rock and roll y a la black music, dos mundos con los que logran perfilar una fusión magistral insólita.       

Trayectoria

Le Grand Miercoles 
Le Grand Miercoles es una banda creada en Valencia por miembros de grupos como Dwomo, Ki Sap/The Shake It Up’s, The Peanut Vendors, Malarians, Pataconas, The Golden Singles Band, Los Calaveras, Las Damas, y la Orquesta Invisible, entre otros. El Gran Miercoles es el nombre de una mítica película de 1978, dirigida por John Milius, en la que el surf de los años sesenta tiene una gran importancia en la trama. La primera formación, con la que grabaron su primer disco, estaba integrada por el Dr Jau aka Jaume Mira Carbonell a la guitarra, Hammond,  y melódica; Don Ignatius aka Natxo Císcar a la guitarra y bajo; Fabiani aka Jorge Lorán a la guitarra, bajo y batería; y Sputnik aka Antonio J. Iglesias,  a la batería, percusión, armónica y guitarra. Tras algunos directos se incorpora Guillem Marchirant aka Willy, al Hammond, de los Dirty Soul Riders y Offbeaters.

Le Grand Miercoles 2012 
Ese primer Lp lleva por título “This is Surf-Steady” y fue grabado en el mes de agosto de 2009 en R.Track Studio (Sant Joan, Alacant) con Marcos Carabante. Contaba con la colaboración de los maestros Heri Bueno y Vicente "Sento" Julià de "Los Pataconas".  Editado por Golden Singles Records, contiene ocho temas, cinco propios con los títulos de "Johnson City"; Malva-Rosa; "Veracruz 4"; y "Peyote". Más tres versiones: del "Java" de Augustus Pablo; "Freedom Surf" adaptación del "Freedom Sound" de los Skatalites; y "Dub!, don't  Run", adaptación jamaicana del "Walk dont run" de los Ventures.

En 2013 aportaban una versión del tema de los Clash, “Straight to hell” al disco, editado por Golden Singles records, de tributo a los Clash en clave jamaicana, en el que también se incluyen temas de Red Soul Community, el propio Dr. Jau, Upsttemians, Jazzbo, Smooth Beans, Ben Gunn Mento Band, entre otros (+ info).  Ese mismo año sacaban un single de adelanto de su segundo álbum, editado por Rufus Recordings por cortesía de Golden Singles Records. Se trata de una edición limitada de 300 copias con vinilo de color rojo y verde, y doble portada a cargo de Mik Baro.  En la cara A nos ofrecen la versión "Comin'home baby" de Ben Tucker y Bob Dorough que adaptó Mel Tormé en 1962, y en la cara B incluyen un tema propio con el título de "Alligator ye-ye". Ambas canciones están incluidas en su segundo disco.

Portada del single
Las dos canciones del single (+ info) más el resto de las incluidas en “Ghost Cowboys” se grabaron en R.Track Studio (Alacant) por Jaume Mira entre el 8 y el 11 de julio de 2012.  Interpretan los  temas: Dr. Jau a la guitarra y melódica, más bajo y Hammond en “The Rumour”; Fabiani al bajo más solo de guitarra en “I’ve Got to Surf Away”, y voces en “Cowboy Fantasma”;  Sputnik a la batería, percusión y arpa bucal; y Willy al Hammond. Contaron con la colaboración de Vicente “Sento” Juliá a la guitarra en “Wicked Dub” y Marc Morant al trombón en “Cowboy Fantasma”.    Producido por la banda, Jaume se encargó de la mezcla y de la masterización con la ayuda de Rubén Climent. El diseño, con ese original juego de la Oca “surfer” y jamaicana, más sus divertidas casillas, es de Pablo Lacruz.  A destacar también que la primera edición en vinilo con Cd incluido con sus dos discos grabados ya está agotada. Se reeditará pero solo con el Lp. Le Gran Miercoles está ya preparando nuevos temas con grandes sorpresas de los que te daremos debida cuenta en este tu blog.  

Las canciones

Le Grand Miercoles. Foto: María Cano
El disco se abre con la versión del tema “I’ve Got To Surf Away (aka. Man Next Door)” adaptación al instro surf del tema de John Holt con los Paragons “Man Next Door (I've Got To Get Away)” (1967).  Como bien sabes, la canción ha sido reinterpretada en innumerables ocasiones pero Le Grand Miercoles consiguen, en mi opinión, uno de los covers más originales y fascinantes. Substituyen voces por guitarras de surf’n’roll con la dosis justa de reverb, má un esencial apoyo de órgano, y mutando el ritmo sincopado original a un recorrido rítmico de rock and roll salvaje. Le sigue un tema de Natxo Ciscar titulado “Western Standart Time” en el que la melodía central tiene un sabor inequívoco a banda sonora de western acompañada, eso sí, por un ritmo de reggae que le confiere un toque especialmente sensual protagonizado a medias entre el órgano y la guitarra, acompañados por una impecable percusión y bajo.  Después, nos ofrecen otro tema propio, en este caso de Jaume Mira, con el título de “Fukushima”. Otra exquisitez, sin parangón alguno, con recursos de dub sobre los que se teje otra melodía de clásico western conjuntada con un ritmo envolvente de excepcionales líneas de bajo muy penetrantes y riffs de órgano que se dispersan en el eco. En un segundo plano oímos el mantra que repite Piter De Vries en la película Dune: “Por pura voluntad pongo en movimiento la mente…”.

Le Grand Miercoles. Foto: Nehama Alexandre
“Cowboy Fantasma” es otro tema de Jaume Mira y en este caso, la ambientación sonora vuelve a cruzar los recursos del lejano oeste con los ritmos caribeños dando vida a un tema en el que la melodía y se conjuran con una tremenda complicidad dando forma a secuencias de una credibilidad insólita tanto instrumental como temática.  Cierra la cara A una versión de los Clash, ese “Straight to hell” que Strummer y Jones compusieron en 1982 para el disco “Combat rock”. En manos de Le Gran Miercoles suena especialmente sensible y muy consecuente con la devoción que el famoso grupo británico sentía por los sonidos jamaicanos, en este caso aumentada por estos forajidos valencianos. Resulta espectacular la combinación de bajo con batería (Topper Headon dijo en su día que era una especie de bossa nova) creando una cadencia rítmica que redimensiona la melodía principal hasta una cota casi inimaginable.  El sampler que se oyé es la voz de Joe strummer en el programa de radio que hacía en su última época. Procede de la película documental de Julian Temple "The Future is Unwritten, vida y muerte de un cantante" (2007).

Le Grand Miercoles. Foto de su facebook
Ya en la cara B nos ofrecen otra gran versión, del tema “Comin’home baby” de Ben Tucker y Bob Dorough que interpretó Mel Tormé en 1962.  En el single se añade como subtítulo “Kris teen Killer” en recuerdo a la adaptación que hicieron de la canción los Skatalites y que titularon “Christine Keeler” en 1964.  El  tratamiento de Le Gran Miercoles es sensacional. Empieza con una cadena férrea de percusión y bajo que sustenta la intensidad idónea para que se luzca un Hammond aportando ese aire inquietante al tema. En ese diálogo de solistas aparece también una habilidosa guitarra instro surf , incluido un magnífico pasaje de bajo antes de recuperar el leitmotiv principal de esta original adaptación que triunfará, con toda seguridad, en las más prestigiosas pistas de baile.

Le Grand Miercoles. Foto: Maria Cano
“Cecilia Ann” es el título de la siguiente adaptación. Se trata de un tema de los Surftones de 1964 que adquiere con la magistral mano de Le Grand Miercoles una capa absorbente de early reggae que acrecienta aún más su poder instrumental ciertamente cautivador a la altura de otras grandes revisiones como, por ejemplo, la famosa de los Pixies en los años noventa para su disco “Bossanova”.   De forma consecutiva nos ofrecen la cara B del single de adelanto de este Lp. Se trata de “Alligator Ye-yé”, una brillante composición propia con los mejores detalles del rock instrumental: una descomunal guitarra solista arropada por una banda compacta que juega con esquemas propios de la música negra. Con el sonido del órgano llega el tema principal al cénit de su fantástica concepción bailable, un atractivo que podemos experimentar desde el primer al último compás con la marca de una percusión y un bajo magistrales. Jaume Mira firma también el siguiente corte llamado “Caravan Party”.  Un pulsación de bajo, más guitarra en la segunda voz, preceden la entrada del shuffle del órgano y los tiempos marcados por la batería. Una melodía festiva que nos embelesa y nos invita a seguir el camino de esa caravana alegre entre aportaciones solistas de órgano y guitarra wha wha con toques de ritmo latino.

Le Grand Miercoles. Foto de su facebook 
La última adaptación del disco lleva por título “Wicked Dub”. Es un tema que Chris Isaak  incluyó en su álbum “Heart Shaped World” de 1989 y que en su día tuvo un éxito muy considerable no solo por la planta del susodicho sino también, precisamente, por esa ambientación de eco y reverb misterioso, con la sensual voz de su intérprete. Recursos que en el cover se reinterpretan con muy buen criterio para trasladarlo al no menos inquietante y misterioso mundo del dub y el reggae lovers rock  en este caso puramente instrumental, acelerando incluso el tempo. Acaba tan sensacional disco con otro tema del Dr. Jau: un “The Rumour”, como colofón perfecto para cerrar esta amalgama de sonidos de western que podrían convertirse en parte de alguna de las mejores bandas sonoras del género tanto por su aportación melódica como por la brillantez de sus arreglos y por supuesto por ese exquisito como original tratamiento rítmico de origen jamaicano.              

Reflexión final

Nos cuenta Lloyd Bradley en su muy recomendable libro “Bass Culture. La historia del Reggae” (Acuarela Libros 2014) que “los motivos del salvaje oeste eran muy utilizados” ya desde los tiempos del ska, y que “las películas de vaqueros eran la manera de los jóvenes (rude boys) de ver representadas sus fantasías de gánsteres”. Esa imperturbable atracción sonora y temática entre ambos géneros se ejemplifica también en el emblemático recopilatorio de Trojan “Magnificient Fourteen. 14 Shots of Western Inspired Reggae” de 1990 o en la serie actual Western Reggae Hits, a cargo de los Tempranos desde Paraguay. Le Grand Miercoles se incluyen también en esa fructífera tendencia de fusión aunque, en su caso, el trabajo de investigación supera incluso lo predecible. No solo pueden invertir el  proceso, o sea convertir temas de reggae en instro surf, sino que son muy capaces de perfilar al milímetro  el concepto de aproximación a los sonidos jamaicanos realizado anteriormente por otros grandes como los mismísimos The Clash.  Y no solo eso, porque aparte de reinventar temas ajenos con unos arreglos brillantes, crean sus propias canciones con conceptos melódicos fascinantes y ritmos hilvanados con una profesionalidad encomiable. En todas sus  canciones, ya sean propias como adaptaciones (con el talante del “versioning” jamaicano), se establecen unos diálogo de tal intensidad entre los solistas que crean momentos ciertamente conmovedores apoyados por un trabajo rítmico impactante. Sin lugar a dudas, los motivos instrumentales propuestos despierten los sentidos en una espiral de sensaciones que deberían pasar a la historia de la música con raíces jamaicanas. Al final, la fuerza conjunta que desprende Le Grand Miercoles convierte a su “Ghost Cowboys” en un álbum indispensable tanto para entendidos como para todos aquellos que hallan en la música un modo de soñar otros mundos posibles.

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp de Liquidator o en el de Golden Singles en cuyas webs podrás adquirir la reedición que van a sacar próximanente tras agotarse la primera, o el Cd por separado.          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada