lunes, 19 de octubre de 2015

Las Señoritas Estrechas solo piensan en divertirse a ritmo de un persuasivo y fulgurante pop punk

Portada
Las Señoritas Estrechas es el curioso nombre  escogido por esta banda madrileña para denominar, y distinguir entre la amalgama de propuestas musicales similares,  a su proyecto sólido de pop punk, combinando en igualdad de condiciones ambos estilos con el propósito conseguido de que su música resulte atractiva para un amplio espectro de público.  Acaban de editar con la indispensable y valiente Rufus recordings, un fulgurante disco con el título genérico de “…solo piensan en divertirse”. Contiene once persuasivas  canciones, diez de ellas propias más una genial versión de los Ramones.  Llegados a este punto, si lo que estás pensando es que se trata de otra banda más de la llamada subcultura “ramoniana”, es decir, con pocos acordes y ritmos rápidos más letras alocadas, no vamos a intentar convencerte de lo contrario porque es cierto y sabemos que, ante la evidencia, no podrás evitar la tentación de comprarte el disco cuanto antes.  Ahora bien, si añadimos que estas Señoritas Estrechas son una de las bandas más divertidas y lozanas del panorama actual, capaces de llamar la atención ya desde la muy original portada hasta las letras pasando por unos arreglos muy bien orquestados, que sepas que no pretendemos nada más que avanzarte la enorme satisfacción que sentirás al oír sus grandes canciones.      

Trayectoria 

Las Señoritas Estrechas 
La banda de Las Señoritas Estrechas se crea en verano de 2010. A los pocos meses sacan una maqueta que presentan en varios locales de Madrid con ocho canciones y el título de “Conozca a..". Por varias circunstancias, aparcan el proyecto de forma paulatina.  Tres años después,  en diciembre de 2013, volvieron a reunirse con más ánimos, convencidos con razón de que  tenían un buen repertorio entre manos. Trabajaron las nuevas canciones y entraron a grabar en noviembre de 2014. La banda está formada por Dani (bajista y cantante), Diego (guitarra y cantante), para ambos es su primera banda;  más Santi (guitarra) quien tocaba en una banda de hardcore llamada Silly Sally, y Ángel (batería), en substitución de Marcos, quien estuvo en los grupos  de power pop Maybe Tonight y  Spanky Darth Vaders.

Con sus nuevas camisetas.
Editado por Rufus Recordings, el disco que ahora te presentamos  fue producido, mezclado y masterizado por Carlos Hernández (Airbag, Cooper, Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro…).  Fue grabado en Westline Studios (Valdemaqueda, Madrid) en noviembre de 2014 y mezclado así como masterizado en El Castillo Alemán (Pedrezuela, Madrid). Han contado con la colaboración de  Pepillo de los Airbag en los coros de “Bailando en el Nueva Visión” mientras que Carlos Hernández  ha puesto voces en “Nochevieja”.  Todas las canciones son originales de Las Señoritas Estrechas, menos "Oh oh por eso te amo", que es una versión del "Oh oh I love her so" de los Ramones.   Cabe mencionar que las chicas que se pueden ver en la portada son Raquel, Alba, Sara y Ali, maquilladas por Marta Tajuelo y peinadas por Irene del Real. El diseño y maquetación ha corrido a cargo de Izaskun Pérez, y las fotografías: Disco Rosa, José Roig y Andrés López.   El álbum se presenta en vinilo 12” con Cd de regalo más hoja interior con las letras de los temas.

Las canciones 

Foto: Pablo Muñoz
Empieza el disco con “Un maratón de zombies “, visionados en los madrileños Cines Luna. Canción de reproche sentimental :  “Tienes un talento innato para comerme el cerebro”… “Tengo un mal presentimiento  y creo que te caigo mal.  Si te veo por el Weirdo,  te haces la muerta al pasar”.  Se trata de la primera de las muestras irrefutables del buen dominio rítmico y melódico de esta banda, más la primera de las canciones de amor y desamor que se sucederán en este descomunal disco.  Como marca de la casa, el estribillo nos transporta  al éxtasis, entre acordes tajantes y momentos instrumentales que no van a dejarte indiferente. Le sigue “El verano ha terminado”, otra excelente descarga de acordes luminosos marcados  por una tremenda percusión, acompañado una letra muy convincente. Con aires de surf, nos cuentan que “El verano ha terminado  y tú ya no quieres saber nada de mí.  No me contestas a los mensajes,   y eso que sé que te salen gratis… ¡sí!”.   Vuelven a ubicar la historia en otro bar de la capital del Estado, concretamente en la mítica Vía Láctea. Después nos someten a otra descarga de sensaciones vitalistas con la rápida y contundente “No te maquilles”; para, de ese modo,  poder  verte horrible:  “tú no eres rubia natural, a mí eso me da igual, como si eres guapa o fea”.  Con algunos detalles de fratrock, en especial por ese estribillo muy a lo “Shake”, construyen un apasionante tema para corear y saltar hasta lo indecible.

Foto: Filex Chapas  
En la canción “Wurli”, otro conocido local de la noche madrileña,  las Señoritas Estrechas nos descubren otras  posibilidades  de su estilo optimista, aunque un tanto agridulce, mediante buenos juegos corales  que refuerzan  una melodía atractiva entre momentos de guitarra muy originales, y cambios de tempo que generan un enorme entusiasmo. Todo ello combinado con el loable propósito de superar el mal trago de ver a la persona deseada flirteando con otro. “Hoy no voy a pasármelo bien y no me importa”. “Tengo que intentar que no  se note que estoy destrozado”.  “Quiero irme a casa ya,  qué coñazo”.  Con “Slasher”  termina la cara A, y en este caso introducen el acuciante pánico en una fiesta en la que un individuo, que no ha sido invitado,  acecha a su víctima escondido en el armario.  Aquí, las guitarras acústicas iniciales derivan hacia una irrefutable  sierra mecánica eléctrica.  Riffs persuasivos y otra melodía cariñosa, más un ritmo infernal y unos duros compases instrumentales de guitarra, culminan este genial corte final.  

Rocksound. Foto: Cristian Bertolo 
“Nunca te callas” es el título del tema que abre la cara B.  Se trata de una canción dinámica, convulsiva, que recorre el espacio trazando tiros armónicos electrizantes al tiempo que se suceden las recriminaciones ante esa persona que nunca se calla, que critica sin razones, y que habla sin conocimiento de causa.  Siguen con “Oh oh por eso te amo”, versión del tema de los Ramones   "Oh oh I love her so",  incluida en su disco de 1977 “Leave Home”,  en la que adaptan la letra amorosa y aportan más nervio rítmico llevándola a más velocidad con esas guitarras afiladas y esa percusión salvaje.  A continuación, nos ofrecen  “El humo ciega tus ojos”  con arreglos poderosos que nos machacan con su celeridad y nos llevan al límite de nuestras posibilidades de movimientos anatómicos.  Pequeños pero sugerentes aportes solistas más una letra jocosa (en la que dejan bien claro que: “si acabas de comer o fumar, no me beses, tu boca huele mal”) completan esta divertida canción que precede a “Nochevieja”, otro tema de fascinante de ese pop punk surfer que dominan a la perfección.  “Rodeados de idiotas…otro año más…masacre en Nochevieja ” nos cuentan.  El protagonista se ve envuelto  en la anual y reiterativa celebración navideña sin sentido a la que acude por cumplir con su novia aunque en realidad añora estar con sus amigos. “Otro año más sin hacer nada productivo”.      

Sorrofest 2014. Foto: Cristian Bertolo
En el siguiente tema  nos sitúan en otro  local mítico de Malasaña, muy “ramoniano”, llamado “Nueva Visión”.  Otra andanada de punk surf con crítica personal. “Cuando te pasas con las copas dices que me necesitas y cuando sale el sol, y se te pasan los efectos, te arrepientes de todo lo que has dicho”.  Con un buen solo de guitarra entre voces surfers, la canción crea sensación “Bailando en el Nueva Visión”.   Con “El día que te conocí “ cierran el disco. Un tema corto con aplastante ejecución sonora y precisa letra: “El día que te conocí te hubiera vomitado encima, pero ahora te quiero y tú sigues sin fijarte en mi”.

Reflexión final

Foto de familia
Sin lugar a dudas, a los fans de tantos y tantos grupos de pop punk, nos puede la irresistible tentación de comulgar, una y otra vez, con bandas que, con el legado de los Ramones, son capaces, aún hoy en día, de crear un espacio propio en el que música y letra se combinan de forma extraordinaria, del mismo modo que se complementan, sin fisura alguna, calificativos como sencillez con diversión, pizzas con zombies, amor con desamor, o Rufus con genialidades varias. Las Señoritas Estrechas pertenecen, por mérito y actitud propia, a ese  mundo paralelo, al margen de la insufrible realidad cotidiana, en el que se entrelazan todos y cada uno de los nombres y referentes antes enumerados. Su primer disco es una aleación de canciones fantásticas en las que melodía y ritmo también se compenetran con una soltura exquisita hasta el punto de que, si viviéramos permanentemente en ese cosmos,  quizá en otra época o con un sistema más inteligente abierto a novedades culturales de calidad, todas y cada una de sus canciones se convertirían en auténticos hits para oír y bailar, hasta no poder más, en fiestas de instituto, discotecas de moda, supermercados, consultas de dentistas, o festivales multitudinarios en los que se les rifarían  para encabezar sus prestigiosos carteles de estrellas. Pero eso no es así aunque, en ocasiones, nos fastidie. Todos los sabemos pero no por ello la realidad va a amargarnos la fiesta y, pese a todo, seguiremos pensando en divertirnos al ritmo fascinante de bandas tan hilarantes y creativas como estas Señoritas Estrechas.

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp de la banda o en el de Rufus Recordings donde también podrás adquirir una copia de tan extraordinario disco aquí.  El 23 de octubre de 2015 presentan el disco en el Rock Palace de Madrid acompañados por Psycho Losers y Bit Of. Más información en Entradium donde podrás comprar las entradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario