lunes, 14 de diciembre de 2015

Los Garage Players nos invitan a compartir sus sensacionales “Horas extra en el circo”

Portada
Magic Pop lleva ya unos cuantos años tras la pista de los Garage Players y podemos afirmar, con absoluto conocimiento de causa, que al loable entusiasmo que les ha caracterizado desde un principio, han añadido un trabajo creativo y de ensayo muy destacable que les ha procurado, para regocijo de todos, unas magníficas canciones con las que canalizan esas irreductibles ganas de gustarnos mediante fantásticas ideas propias.  Prueba fehaciente de su fantástica mejoría es este nuevo Ep  que, bajo el título de “Horas extra en el circo”, contiene cuatro temas sensacionales. que llevan la firma reconocible de un grupo más profesional, tan incisivo como personal. Una banda   que, con toda seguridad, va a reafirmar la devoción de sus fans a la par que entrará por la puerta grande en la discografía favorita de todo amante del “garage” que se precie. El álbum ha sifo editado por los almerienses Clifford Records cuyo catálogo se está convertiendo en uno de los más satisfactoriamente eclécticos, originales y cautivadores, del negocio discográfico auténticamente independiente y superviviente.         

Trayectoria

The Garage Players. Foto de su facebook
The Garage Players son una banda formada en 2009 con músicos de Madrid y Toledo. Ellos son Luis Flores, voz, bajo; Javier Sánchez, guitarra, voz; Manu Quinto, coros, guitarras;  y Nacho Cano, batería.  Anteriormente había  tocado en la banda Fernando Lorenzo, guitarra, coros. Dieron su primer concierto en 2009 tras probar  con otra formación llamada To The garage. Ya con el nuevo nombre, y un nuevo impulso que ha ido creciendo con el tiempo, graban un par de demos con los títulos de “London 40” y “We are the Garage”. En 2012 nos presentan una maqueta Ep con tres vibrantes canciones compuestas por ellos mismos: “Chicas de la Latina”, “Me estoy colocando” y  “En Casa de Wau” (+ info).  Fue grabado y producido por Pablo Alonso en el estudio El Búnker de Arroyomolinos (Madrid).   Le siguió un segundo EP, grabado en agosto del 2013, en los estudios Fonoraptor (Madrid), por Antonio Astray, con el que iniciaron ese cambio tan significativo.  Con el título de “Solo con hielo”, tema con el que se abre,  se completa con las canciones “Chica salvaje”, “Destello”, “Vida parasita”, “Cuneta” y “Chica salvaje (Acústica. Noise Off)”. 

Su nuevo trabajo en vinilo de 7” más descarga gratuita digital ha sido editado por Clifford Records con la ayuda de Madrindie Producciones. Lo grabaron en octubre de 2014 en una semana por tierras asturianas en los Estudios Circo Perrotti de la mano de Jorge Explosión.  El atractivo artwork, con ese malabarista en la cuerda floja entre otras figuras circenses,  es obra de Santy Otero (Creaciones Audiovisuales). 

Las canciones

The Garage Players.  Foto La Costa Coast
El disco se abre con “China de la esquina”  mediante ritmo marcial de batería, con momento tenaz de bajo y consistente guitarra de inspiración entre psicodélica y oriental. Desembocan en un contundente tema bailable repleto de distorsiones reforzando esa voz descarnada, sustentada  por  un acompañamiento profuso, entre apasionantes momentos solistas de eléctrica.  Nos cuenta las vivencias de esa mujer que tiene un piso en Lavapiés, trabaja 12 horas diarias vendiendo latas en la calle y conduce un Mercedes.  Le sigue “Karpin” con contundente y oscuro inicio de bajo más una sucesión de riffs “garajeros” que impactan en nuestras cabezas mientras los pies siguen encantados a la batería.  “Ya no sirve el melodrama, si no acercas tu tibio culo a la fama” nos cantan entre guitarras proliferando descargas eléctricas.  De este modo, termina la cara A con el “ego llegando hasta la luna” entre imágenes de campos de rosas, fiestas de espuma, y coreanos llorando por las esquinas.

The Garage Players. Foto de su facebook
La cara B arranca con “27”, otra muestra ineludible de un estilo propio persiguiendo los recursos del primitivo rock and fuzz. Aquí  las eléctricas tejen segundas voces hirientes, más un sugerente solo, envolviendo a la fiera voz principal que nos canta: “Yo no te puedo olvidar, por ti podría matar y en mi mente siempre estarás con cara de felicidad…”. Retablos de un ser querido en el ámbito familiar al que cantan con orgullo y determinación. Cierra el disco la no menos convincente “Selva negra” con ritmo a velocidad endiablada,  entre acordes en forma de chispazos, bajo dominante y voces desgañitándose, entre momentos solistas y secuencias perseverantes con las que nos relatan su visión del momento:   “Por más que duermo no puedo descansar, por más que piense nunca llego al final. He llegado muy tarde a esto del rock and roll. Me apestan sus prejuicios, me apesta a alcohol… pero no voy a dejar que me jodan  mi canción”.  

Reflexión final

The Garage Players. Foto de su facebook
Con este nuevo disco, los Garage Players logran con creces que comulguemos, más aún si cabe, con su radiante música: ese “garage” vital y viral que nos golpea y cautiva con descargas de profuso fuzz. Si bien, con su anterior Ep ya se notó una clara evolución a la búsqueda de un espacio propio, con "Horas extras en el circo” despegan de forma indiscutible con su flamante nave propulsada por motores potentes que van a llevarles tan lejos como lo permita la realidad actual y , por supuesto, gracias al esencial apoyo de los amantes del buen rock and roll. Un viaje, divertido y emocional, en el que todos y cada uno de nosotros nos sentiremos a gusto bailando como escuchando sus canciones: Motivos sonoros y líricos convincentes en los que ritmo y melodía se complementan por medio de  arreglos crudos de guitarras y batería  arropando a esa voz rugosa, esparciendo juntos una actitud impecable.  El resultado es excelente y les sitúa entre lo mejorcito de nuestra escena gracias a ese notable esfuerzo colectivo que aúna expresividad pasional con intención comunicativa, mediante la destreza procurada no solo por la imaginación innata de sus principales factótums sino también por la insistencia de éstos en hacer las cosas bien cueste lo que cueste. 

Nota: Puedes escuchar y adquirir el sencillo en su bandcamp o en la web de Clifford records.

No hay comentarios:

Publicar un comentario