viernes, 22 de enero de 2016

Smoking Victims tratan sobre los fenómenos interpersonales con su “Meteorología” de punk pop

Smoking Victims fue otra de las inmejorables  apuestas del malogrado Paco "Rufus" quien, con su compañera Marta, editaron en 2015 con su sello Rufus Recordings el más reciente trabajo de este convincente trío con el título de “Meteorología”. Se trata de un disco cuya portada inspira ya una perseverancia, más que loable, frente al mal tiempo; la suficiente al menos como para reunir en doce geniales canciones múltiples razones que nos llevan a pensar que el punk pop puede llegar a ser una ciencia exacta parafraseando la letra de la canción que da título genérico al álbum.  Un estilo que conjuga melodía apasionada y ritmo poderoso cargado de variados matices que diferencian a formaciones con estilo y buen criterio, como la de estos malagueños, de  las conocidas fotocopias musicales de grupos legendarios como los Ramones o los Nikis.  Los Smoking Victims nos hablan de los fenómenos interpersonales: las relaciones sentimentales complicadas, los desengaños con los inevitables recuerdos del pasado, de esas novias que van a las rebajas,  de la vecinas “especiales”,  de Amityville, de los sueños de cazarrecompensas,  o de esas “modernas” de postín… todos ellos y ellas  son los protagonistas de unas historias contadas con pasión y entrega a cargo de un grupo tan divertido como hiriente que te presentamos a continuación.   
  
Trayectoria 

Smoking Victims. Foto de su facebook
Smoking Victims son Javier "Javi" Zajaz a la voz y guitarra, Pablo Vaquerta "Charli" al bajo y coros, y Efraín "Efra" Lanzas a la batería y coros.  Grupo malagueño formado en 1999 que, tras algunos años tocando  hardcore melódico en inglés, cambian de idioma por el castellano. En su primera etapa hasta 2004 interpretan temas propios contundentes de dos minutos intercalados con versiones de punk de los setenta. En 2001 graban su primera maqueta en los Pig Studios de Granada con seis temas de la que se vendieron sus 250 copias. La banda estaba formada entonces por Javi y Antonio a las guitarras y voces, Dani al bajo y Efraín a la batería.  Además contenía un programa interactivo que sólo funciona en Windows 98 en el que se podían oír las pistas, ver fotos de la banda, y leer su  historia. 

Smoking Victims. Foto de su facebook
Tras algo más de un año sin actividad musical, vuelven a juntarse a finales de 2005 y emprenden una nueva etapa ahora en castellano.  Tres años después, 2008, graban su segundo trabajo llamado “Sí, yo repetí 8º de E.G.B” con nueve temas de punk pop con detalles surf y “garage”. Ganan la segunda edición del Málaga Live! y son finalistas del Málaga Young Festival en su primera edición. Ya en 2010 graban un nuevo disco llamado "Nosotros estuvimos aquí"  editado por el sello japonés Waterslide Records.  Le sigue “Satelite” (Flor y Nata 2012), disco grabado por Charli, Javi i Efraín, ese mismo año en los Castle Rock Málaga y en un local de Charli. Fue masterizado por Joaquín Niki y contó con la colaboración en los coros de Adolfo Airbag en la canción que la da título, Migue y Ale (Sputnik Veneno) en "S.M.O.K.I.N.G",  y  Raúl Ranea en la grabación y tocando la guitarra en el tema que lo cerraba, “Surfin’Urano”.  
 
El disco “Meteorología” se grabó en los Rockaway Studios en enero y febrero de 2015 con grabación de voces por Alberto Lucendo. Producido por Cocky Ordoñez,  fue masterizado en Sage Audio (Nashville). La portada y las fotografías, con ese sufrido reportero informando pese a las inclemencias del tiempo, son de Alejandro Garrido con diseño de Mike Neutrones. Todas las canciones fueron compuestas por la banda excepto "Qué moderna es!" música de Nerf Herder y letra de Smoking Victims.

Las canciones 

Smoking Victims en el Benalfest
Empieza el disco con “Meteorología” . Nos cuentan “La meteorología no es una ciencia exacta,  como tampoco lo eran, ninguna de tus palabras…”. Canción de preciosa melodía pop con energía punk que va creciendo para que “lo veamos todo claro”. Nada nos suena raro, acordes luminosos  que ensanchan el corazón al compás de una persistente batería que nos da fuerzas como para “escalar el Himalaya”. Un gran tema en el que se enumeran desengaños personales que dan al traste con una relación amorosa. “Hace tiempo que sé que te inventas las historias que cuentas”.  Coros surfers cierran esta magnífica entrada musical a la que sigue una maravilla de powerpop guerrero. “Atila”, que así se llama, reclama toda nuestra atención con otro ejercicio melódico excelente. “No hay enemigo que me pueda hacer temblar, confío en mis fuerzas,  con solo verte caminar, me tiemblan las piernas”.  Incluye algunos momentos instrumentales  fascinantes que van tomando cuerpo hasta desembocar en la próxima cabalgada vocal de una gran creación melódica. 

Javi de Smoking Victims. Foto de su facebook
 “Viernes” es el siguiente corte y en él, la banda despliega todos sus encantos  con guitarras cortantes y ritmos profusos. ” Desde que te largaste, mi vida es un desastre… Mirando al techo de esta habitación, Conozco de memoria cada imperfección, al igual que conocía, todas las que tú tenías  y a las que me había acostumbrado ya”. Pensando en todo lo que quedó en el tintero, pasan los días en esta tierna historia de amores perdidos.  De este modo llegamos a “Cazarrecompensas” canción enérgica, rápida, de sueños de la infancia  “ganarme bien la vida atrapando rateros” que llegan a hacerse realidad  a lomos  de un caballo indio que “galopa como un rayo”. “Da igual donde te escondas, soy un as rastreando… primero te disparo y luego ya si eso  hablamos… vivo o muerto te voy a entregar”.   A continuación nos ofrecen “Amityville”, que arranca con sus “papapa” tan pop.  El protagonista se muda a esa casa donde se siente el mal, y no puede dormir … “hay algo hostil en la casa, salgamos de aquí, no tengo interés en quedarme a  ver qué demonios pasa”.  Un malestar que le despierta a las tres y cuarto, ruidos en el baño, paredes manchadas, miles de moscas… ya no les hace caso ni el padre Pecoraro.     

Charlie de Smoking Victims. Foto de su facebook
Con “Qué moderna es!” se cierra la cara A. Se trata de una divertida descripción, mezcla de detalles punk pop con “indies”, para hablarnos de una chica “moderna” con ropa Vintage,  Ray-ban sin cristal, uñas de color, reina del Blogspot que escribe muy mal… y que no se pierde el Dcode Fest, aunque no tiene ni idea de lo que va a ver… adora a los Black keys, Beirut son Mainstream”.  

La cara B empieza con “Mi vecina de enfrente” . En esta ocasión se refieren a una vecina especial que lleva una camiseta Pop  de los Planetas y escucha los Ramones: “con “Havana Affair” me pone en pie a las siete de la mañana”.  Excelente combinación de ritmo y melodía descargando riffs de powerpop, llegando pletóricos a los estribillos y manteniendo la fuerza explosiva compás tras compás incluidos esos finos juegos vocales.  “Tostadas para uno” titula el siguiente corte y nos sitúa también a esa primera hora del día en que uno se da cuenta de que ya no está a su lado una anterior relación. Sin embargo, no es tristeza lo que siente:  “desde que te has marchado he vuelto a sonreír.  He rejuvenecido, estoy mejor sin ti”.  Tema indudablemente de esa punk con garra en el que las guitarras disparan con precisión mientras la voz principal nos cuenta otra historia de resistencia personal frente a las dificultades amorosas.  En “Rebajas” cambia la fórmula armónica y rítmica para detallarnos las sensaciones que pueden experimentarse ante montones de ropa desordenada sobre las que se pelean dos señoras en un escenario que parece la guerra del Vietnam. “No me vuelves a pillar. Yo pensaba que eras una chica maja hasta que te vi en las rebajas”. 

Efra de Smoking Victims. Foto de su facebook
Persisten en el catálogo de variables compañeras sentimentales con “La novia de Jesús”. Aquí  se trata de una joven que viste de negro aunque no porque sea fan de los Cure, sino porque es monja:  “A ver si hoy me besa… la chica del convento que me pone contento y sé que a ella le pasa igual… la madre superiora la vigila, le gusta Sor Citroën, su novio lleva melena a los Jhonny Depp, y su padre es un capo omnipresente que todo lo ve”.   En los últimos surcos nos ofrecen “Yo sigo igual”, genial demostración de su habilidad para trenzar arreglos sencillos pero emotivos mediante inspiradas descargas eléctricas y letras existenciales:  “ Ahora que estoy más cerca de los 40 que de los 30, yo sigo igual, sigo siendo el mismo, yendo a los mismos sitios y oyendo los mismos discos  y conservo a casi todos mis amigos. Me sigues poniendo tan nervioso  como el día que nos conocimos”. Sin embargo ella lo ve todo distinto y ahora le considera su enemigo. Feroz crítica a la personalidad incomprensiblemente  variable “Has sido pacifista, vegana y feminista, activista antinuclear. Ayer eras budista, hoy vas de ecologista.  Mañana yo que sé de lo que irás”.  Incluyen un bonito solo de guitarra, geniales acompañamientos de bajo y batería, una voz principal ejemplar y unos juegos vocales que generan entusiasmo.  Acaba el álbum con “Me han dicho”, tema reflexivo con un encanto especial entre tambores y guitarras que transmiten emociones a flor de piel. “Me hubiera gustado poder despedirme, decirte las cosas  que nunca te dije. Porque era imposible,  tu nunca escuchabas, aquellas historias no te interesaban… aunque ahora que no estás, no entiendo cómo sigue pegada en mi lóbulo temporal”.  Aportan un maravilloso estribillo y un coqueto solo de teclado, más una serie de cambios de acordes ingeniosos.  “Me da igual lo que vayas diciendo, tú sabes que eso no es del todo cierto y cuando un día de estos nos crucemos, tendrás que explicarme todo esto”. 

Reflexión final: 

Smoking Victims. Foto de su facebook
Nuestra escena de rock and roll es una de las más prolíficas a nivel internacional por lo que se refiere a combos que practican punkpop gracias a la lucha por seguir adelante de de grandes grupos pero también a la ayuda de proyectos indispensables como el de del añorado Paco "Rufus" en cuyo sello vieron la luz discos indispensables como este que te acabamos de reseñar.  Con Rufus Recordinga se apoyaron grups y se editaron discos que nos llegaron al alma y al estómago con la fuerza más la agilidad literaria y musical como la de estos Smoking Victims. Por ello, nada nos congratula más que, pese a tan triste pérdida, la discográfica y la tienda Naranja y Negro de Alicante siga adelante en manos de otra persona con muy buen criterio como es Marta. “Meteorología” es un disco magnífico por muchas razones, tanto musicales como comceptuales. En sus canciones, las relaciones interpersonales de cariz amoroso tienen un gran protagonismo aunque los “supuestos” perdedores  se alegren de sus respectivos cambios vitales haciendo gala de tener las ideas muy claras con el convencimiento de haber mejorado tras el inevitable descalabro.  Musicalmente, los temas destacan por una magnífica voz principal, incluidos unos juegos vocales fascinantes, unas guitarras potentes y una sección de acompañamiento implacable.  Son canciones ideadas sobre varios patrones rítmicos en las que las melodías crecen con inusual fuerza para explotar  en los estribillos. De este modo se cumple la fórmula esencial de las canciones pop y quizá la única variable que debe respetar todo grupo de punk que se precie para que el estilo siga siendo una ciencia exacta de sentimientos y diversión a raudales.  

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp de Rufus Recordings y adquirir una copia en la web del sello aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario