martes, 16 de febrero de 2016

Los Paff Boom’s nos invitan a su "Estación Picnic" al son de cuatro muestras de innegable talento pop

Portada
Pocos grupos crecen con el espíritu de superación tan acorde con su entusiasmo y la benevolente predisposición a gustar y convencer como lo han hecho estos Paff Boom's.  En los últimos meses, no solo han perfeccionado lo que ya nos parecía, desde un primer momento, altamente satisfactorio sino que además, mediante esta segunda entrega discográfica que te presentamos, han sido capaces de expandir, de forma imaginativa, la esencia de un buen grupo de pop para que emane  de lo aprehendido un amplio abanico de genialidades tanto melódicas como rítmicas. Si bien, durante este tiempo,  hemos visto y admirado en ellos a unos discípulos respetuosos, disciplinados y agradecidos con otros proyectos referenciales, con este nuevo Ep de cuatro sensacionales canciones propias,  editado de nuevo por Clifford Records  bajo el título genérico de “Estación Picnic”, se nos descubren más audaces que nunca, con las ideas bien perfiladas y claras, igual de divertidos, luminosos, y generosos,  pero aportando particularidades intrínsecas que les distinguen entre el tramo de los mejores proyectos pop actuales.  Veamos cuáles son, bajo nuestro punto de vista, esas cualidades que constituyen  lo que ya se conoce como “concepto Paff Boom’s”. 

Trayectoria 

Paff Boom's. Foto: Delia Ruiz
Los Paff Boom’s son actualmente un cuarteto formado por Clemente Vadillo, guitarra, voz y autor de las letras de las canciones; Paco Soto a la guitarra y coros, Luis Rodríguez a la batería y coros,  y Paco Herrerías al bajo y coros. Los orígenes arrancan en 1998 con cuatro jóvenes veinteañeros  de Azuqueca de Henares (Guadalajara) que crean Super 8, banda que sucedía a una de anterior llamada los Vinilos.  Ellos eran Emilio (guitarra), Iván (órgano Hammond), Paco (bajo) y Luis (batería). Su música aunaba referencias de powerpop, garage, beat-mod y acid jazz sustentada en un excelente  sonido Hammond.  Clemente sustituiría a la guitarra y voz a Emilio, y la banda evoluciona hacia un sonido más pop.  En 2011 dan a conocer una maqueta con canciones como “Super 8”, “Chelsea”,  “En la arena”,   más la versión “El pájaro”, de la canción ‘The bird’ de los californianos Manual Scan.  El cd fue grabado en los estudios “Soul Kitrchen” los días  23 y 24 de octubre de 2010, y el artwork corría a cargo de Francisco Núñez.

Hoja interior. Cruz Ciudad
Tras la marcha de Iván, el grupo se convierte en un trío con la colaboración al saxo y teclados de Ángel y a las percusiones, de Leo. Alternan versiones con temas propios, a base de melodías y letras en castellano con raíces en los sesenta pero a la búsqueda de un espacio propio que alcanzan definitivamente con la grabación de su nuevo disco.  El sencillo, con el título genérico de “Derby”, fue grabado por Clemente Vadillo (guitarra y voz); Luis Rodríguez (batería y coros); y Paco Herrerías (bajo y coros) en el estudio Brazil y el Castillo Alemán entre octubre y noviembre de 2013. Fue producido, mezclado y masterizado por Carlos Hernández. Puedes leer en Magic Pop aquí una reseña de ese primer sencillo editado por Clifford Records.    

Hoja interior. Cruz Ciudad
Las canciones de “Estación Picnic” fueron grabadas en el Estudio B y el Castillo Alemán entre mayo y junio de 2015, producidas, mezcladas y masterizadas por Carlos Hernández. Contaron con la colaboración de Sergio Cedro  (Roger Sincero, Happy Losers)  en los coros de todos los temas. Las excelentes fotos, tan pop y sixties, de la portada y contraportada son, de nuevo, de Delia Ruiz. Las bonitas ilustraciones de la hoja interior, donde se pueden leer las letras, y galleta fueron dibujadas por Cruz Ciudad.  La cuidada edición también incluye un código para descargarte las canciones.     

Las canciones 

Paff Boom's. Foto: Delia Ruiz.
El disco empieza con una preciosa canción en la que se cita el “She can do it all”  (2012) de Kurt Baker.  Ambos temas coinciden en ese entusiasmo vital latente con el que nos explican las vivencias de una chica, tan optimista como realista,  mediante  guitarras de genuino powerpop luminoso, ritmos que generan un movimiento imparable y voces altamente cautivadoras.  En el caso de los madrileños, ella se llama “Gabriela”, nombre que da título al tema.  Nos cuentan: “ella deja en un rincón los sueños, se enamora de cada despertar y piensa que los problemas pronto se irán… cada día es mágico hasta terminar. Ella sabe que algo inesperado tendrá”. Musicalmente el grupo resulta impactante con esos trenzados de punteos que levantan el ánimo, acompañado por una sección rítmica concisa y perspicaz,  más una voz principal  espectacular. Juntos nos descifran una melodía destellante, entre pequeños motivos solistas, coros encantadores, y una “continua explosión de emociones visibles a nuestros ojos”.   Le  sigue “Un poco mejor”, un tema que pertenece a la sesión de grabación de su anterior  Ep “Derby”. Una canción que, como su nombre bien indica, han mejorado con un punteo radiante de guitarra. Otra maravilla melódica que “brilla ante la adversidad” con consejos sabios:  “duda de todo a tu alrededor si no te empuja a hacerlo un poco mejor, a poner el corazón…” entre  persuasivos “pa para baba” que invitan a dejarse llevar con su portentosa estructura  bailable.   

Paff Boom's en drecto. Foto de su facebook

En la cara b podemos oír “Libélula” dedicada a Alejandro Díez “Cooper”. Un tema exultante con el que ponen de manifiesto esa destreza descomunal para  crear canciones de pop seductor gracias a un evidente sello personal forjado por esas “ dulces melodías en contra del tiempo” entre  excelentes momentos corales gentileza de Sergio Cedro. Las guitarras ajustan “intensidad e intención”  al compás de ritmos dando “vueltas a tu alrededor…en un vuelo inquietante”.   Cierra el disco “Tormenta de verano”, sorprendente canción, aguerrida, que desprende una enorme fuerza, con la que los Paff Boom’s abren nuevas puertas de estilo “de forma natural”. Guitarras poderosas, ritmos muy marcados y voces salvajes constituyen  “toda una prueba de fuego formando  la tormenta ideal con la que encontramos vida en el fondo de la espiral que provocan las dudas cotidianas”. 

Reflexión final 

Paff Boom's. Foto: Delia Cruz
En la hoja interior del Ep se puede leer, tras una larga como sentida lista de agradecimientos: “Estación Picnic es nuestro nuevo regalo a vuestra fidelidad. Ojalá os guste, desde ya os pertenece”.   Un par de frases no exentas de esa amabilidad que les caracteriza y que, tal vez, puedan parecerte de mero rigor pero que implican un sentimiento de confraternización ejemplar.  Todo aquel que se acerque al universo de este gran grupo, les vea en directo o escuche sus canciones de los dos Ep’s editados hasta el momento;  que tenga el gran placer de conocerlos en persona, o simplemente haya tenido la oportunidad de intercambiar unos cuantos emails, sabe, a ciencia cierta, que esa cordialidad, tan íntegra y generosa, es auténtica y les caracteriza en todos los sentidos, ya sea en las relaciones interpersonales  como en la comunicación musical que entablan con todos nosotros mediante sus radiantes canciones.  Por ello, el título de su nuevo disco obedece, según nos cuentan ellos mismos, a una actitud irreductible frente a la vida. Una sensación de plenitud con la que llegamos a compartir esa felicidad deseada mediante un encuentro informal, lleno de colorido, entre recuerdos, referentes e ilusiones que conforman una constructiva riqueza existencial.  

Paff Boom's. Foto de su facebook.
Tras el éxito conseguido mediante sus dos primeras entregas discográficas, es muy probable que  el grupo entre en una fase clave en la que se planteen la posibilidad de grabar todo un Lp. Un álbum completo para manifestar, de forma amplia y holgada,  su peculiar imaginario temático y sonoro en toda su magnificencia.  Se trata, a todas luces,  de un paso importante a tener muy en cuenta que nos satisfaría enormemente a muchos de sus fans.  Sin embargo, estoy convencido de que no van a tomar esa decisión hasta que estén muy seguros de que el resultado sea lo más  cercano posible a la perfección detallista con la que encaran todos y cada uno de sus proyectos.  Así que, por el momento, vamos a disfrutar plácidamente, con todos los poros del alma abiertos, de esta acogedora  “Estación Picnic” al son de cuatro magníficas canciones que contagian la felicidad, que emanan una plenitud vital a la que no estamos dispuestos a renunciar, producto de la ilusión y ese innegable talento de unos pletóricos Paff Boom’s.  

Nota:  Puedes escuchar las canciones en el bandcamp del grupo y adquirir una copia del Ep en vinilo más descarga digital en la web de Clifford records.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario