martes, 26 de abril de 2016

Los Offbeaters nos ofrecen diez muestras originales para no olvidar nunca su magnífico reggae

Portada
Aunque el panorama de sonidos jamaicanos de nuestra prestigiosa escena estatal es sobradamente amplio y enriquecedor, nunca deja de sorprenderme con sus sucesivas entregas. Los grupos dan vida a  melodías y concepciones rítmicas propias al tiempo que imprimen matices con los que denotan un sello personal único que les distingue a nivel individual entre las excelencias genéricas.  Es el caso de Los Offbeaters, banda valenciana que en 2015 presentaba su primer álbum con el imprescindible sello Liquidator Music. Un disco que reproduce, mediante las mejores técnicas fonográficas, la pasión y entrega que demuestran en sus aclamados directos. Con la fusión exquisita de variados estilos como son el  Early-Reggae, Northern-Soul, Ska, Funk, la poderosa voz de dos cantantes solistas y una banda de instrumentistas de auténtico lujo,  nos ofrecen diez canciones con las que “You will never ever forget Amazing Reggae”, que así se titula este magnífico álbum que te presentamos a continuación.   

Trayectoria 

Los Offbeaters en la actualidad
Los Offbeaters se crean en el año 2010 como una formación de Ska-Jazz que paulatinamente fue evolucionando hacia el  early-reggae.   Ellos son Marcus “The Preacher” al trombón y “toasting”, Daddy Doo a la guitarra, Willy al Hammond, El Conde Chato a la batería, Paco Fer al bajo y el cantante Pablo Muñoz aka “The Pope”. Para la grabación de este disco contaron con la mágica voz de Key Day como solista y aportando coros.  Sus componentes han pasado por proyectos como Sensidubte, Dirty Soul Riders, Teleplasticos, O´chorizo.  Paralelamente, los cantantes tienen sus respectivos proyectos personales como es el caso de Pablo Muñoz “El Papado” y Key and Board.  El resto de músicos figuran, tres de ellos, en la banda Huessos, un grupo de garage punk, así como con otras formaciones como Le Grand Miercoles,  Radioactive, banda de funk, entre otras más. 

Los Offbeaters, foto contraportada Lp. Borja Pascual
Con un sonido peculiar y una sólida presentación en directo, los Offbeaters han compartido  escenario con gran parte de lo mejor de la escena estatal e internacional de ritmos jamaicanos. Su primera referencia discográfica aparece en 2013 en forma de Ep con el título de "The time is now" con el que obtienen una gran acogida por parte del público. El Ep estaba coproducido por Liquidator y el sello castellonense Jamaican Memories que celebraba por todo lo alto su décimo aniversario. Contiene las canciones “The time is now”, “Girlie”, “Leaving this train” y “Last time”.  Cabe destacar también que durante estos años han sido “backing band” para grandes como Roy Ellis (Mr.Symarip), Moisty Atshusi, Kat y Oldfashioneds. 

Éste, su primer disco Lp, se grabó hace casi dos años en Cartagena, con  Javier Bonmatí y Rubén Ros durante dos días de estudio manteniendo al máximo la inmediatez y la frescura de la música en vivo.  Colaboran en el disco Jose A. Iglesias, a la percusión, mitad de Dwomo y  bateria de Malarians, entre otros, así como David Cases al saxo, de los Mediterranean Roots. Se masterizó en Euridia Estudios (Bilbao) por Ibon Larrucea. El dibujo de la portada con ese escenario humeando,  tras el paso ardiente de la banda, es de Miguel Delicado. En la contraportada podemos ver una foto de la banda tomada por Borja Pascual.  Editado en vinilo por Liquidator Music, tiene una tirada limitada a 500 copias y lleva el CD de regalo en su interior. 

Las canciones 

En el Rototom 2015. Foto: Guillem Chesa
El disco arranca con “Monster Frog”, tema instrumental en el que se pone de manifiesto la perfecta compenetración entre la sección rítmica y los diferentes solistas aportando momentos de órgano, guitarra, trombón y saxo muy bien perfilados y ensamblados mediante  arreglos minuciosos que te cautivan desde el primer momento. Tal y como nos cuentan en este tema: “Damas y caballeros, acérquense y contemplen el más espeluznante circo de monstruos que jamás ha llegado a esta ciudad. Observen a nuestras criaturas perfectamente amaestradas para ejecutar el más delirante funky reggae. Pero tangan cuidado, si son mordidos por un offbeater se convertirán en criaturas enfermas, ávidas de sexo, ritmo y alcohol”. Le sigue “Come With Me”, extraordinario tema de “early reggae” con ese penetrante shuffle al órgano que marca el paso de una melodía amorosa conmovedora. Pequeñas intervenciones de trombón, un solo de guitarra, más la indispensable aportación del Hammond, entre detalles de calypso, acompañan a esa declaración amorosa en voz de su cantante Pablo Muñoz que nos cuenta: “dulce corazón, vivir sin ti no tiene sentido… esta no es forma de vivir”.   A continuación nos ofrecen “Like A Boom” en la que sobresale la magnífica voz de la cantante Key Day aportando detalles de funk soul con una energía desbordante, respaldada por una perfecta sección rítmica. Con ese estribillo tan pretendidamente provocativo, el solo de un trombón, nos anonadan con la aportación de una segunda voz igual de espectacular y la presencia impoluta del órgano.    
   
Offbeaters con Key Day.  Foto:Torrelavega mentretiene
Mediante “Nada Que Perder”, y ese arranque tan espacial, nos sitúan en el centro de una imaginable abarrotada pista de baile. Nos cuentan a dos voces: “Cansados de juegos, tu tiempo terminó y será mejor decir adiós… no tengo nada que perder, no tienes nada para mí, al fin acabo de entender que voy a estar mejor sin ti”. Exquisita combinación de metales, más una penetrante presencia del bajo para un tema que aúna lo mejor del soul con la arrebatadora concepción rítmica jamaicana. Finaliza la cara A con “Shake Me”, otra magistral puesta a punto de una banda muy bien compensada, con aportaciones del trombón, voces solistas ejemplares y detalles de guitarra más teclados esenciales. Con un devaneo rítmico impoluto, más coros de funk, la banda discurre con una elegancia y una seguridad deslumbrante. Nos cuentan “Algo en tu forma de mirar, que no acabo de entender…acláramelo de una puta vez.  Llegó el momento de actuar y nos iremos por la puerta de atrás… “. Aportan unos compases que invitan a un extended play en clave de dub con la presencia de un poderoso bajo y glissandos misteriosos trazando una línea envolvente tras la que recuperan el pulso melódico principal.       

Offbeaters con Key Day.  Foto:Torrelavega mentretiene
La cara B empieza con “Mr. Provocation”, ciertamente toda una provocación instrumental de auténtico lujo. Un tema con recitado inicial en el que destacan los  recursos de sus respectivos solistas, desde el órgano al trombón pasando por la guitarra, centrándose más en sus posibilidades rítmicas con fraseos que tienden a la sencillez no exenta de pasión. Tras este primer tema, nos sorprenden con “Bad And Smart” y su original arranque de trombón y saxo que nos arrojan al sensacional recorrido rítmico con guitarra y órgano arropando a la deslumbrante voz de Key Day más coros. Un solo de piano eléctrico de tinte jazzístico completa esta exquisitez de ska jazz con detalles de R&B.  

A continuación nos regalan “Loneliness Café”, una maravilla rítmica en la que órgano más bajo te cautivarán con ese acompañamiento tan sugerente con el que dan apoyo a la, de nuevo sensacional, voz principal. Se incluyen mensajes de contenido existencial sin desperdicio alguno:  “ No es cuestión de suerte ni de fe, tienes que ser fuerte y aprender a perder…”.  No pasan desapercibidos esos pedales y riffs de metales para reforzar el estribillo, las suculentas notas de teclados más un solo de guitarra con eco envolvente, y esos cambios armónicos de black músic con coros que definen un hermoso tema en el que “unos se van, otros que llegan, nadie se queda…”. Acaba la canción con un recitado de blues y un pase breve de saxo.        

Offbeaters con Key Day.  Foto:Torrelavega mentretiene
De este modo llegamos a la “La Penúltima” canción, que así se titula el tema y la copa. Otra maravilla de estilo jamaicano con más aportaciones geniales de órgano, coros de ska-mento, y detalles consistentes de trombón. “Siempre voy buscando el lugar, donde me sirvan una copa más… y cuando cae la noche, regreso al bar”.  Cierra el disco “The Unnamed” con ese inicio espectacular, tan “reggae rocker” de batería y bajo, al que se incorpora el sincopado de órgano y guitarra, más las voces de sus cantantes apoyados por metales. El tema combina early reggae y funk con una soltura endiablada, juegos vocales de respuestas corales, y arreglos de baile ciertamente fascinantes. “Ella es todo un hombre y él es toda una mujer… somos seres completos que no puedes etiquetar”.   

Reflexión final 

Dicen sus propios protagonistas que con su música “fusionan la pulsacion del skank y el perfume macarra del Hammond”. Sin duda, es una excelente definición que resulta muy ajustada para definir las excelencias de esta poderosa banda valenciana.  La  omnipresencia del órgano se distingue por su entrega rítmica más su encanto melodioso. Se encarga de dirigir los recursos caribeños fusionados, mediante una gran destreza y creatividad, con el soul y el funk. Sobre el stacatto tan particular a paso de early reggae y ska, originado con la escrupulosa compenetración de ejemplar batería más las sucesivas e imaginativas líneas de bajo, se superponen no solo los profesionales momentos solistas sino también los no menos esenciales pedales y riff de los metales o la aportación minuciosa de la guitarra.

Los Offbeaters. Foto Festicidas
En resumidas cuentas, estamos ante unos instrumentistas muy bien compenetrados que respaldan, con elegancia y determinación, las dos magníficas voces principales encargadas de explicarnos, mediante un cautivador registro, pequeñas historias cotidianas, algunas amorosas, otras más existenciales, con un poder de convicción fascinante. El resultado son estas diez canciones, sin desperdicio alguno, que se desenvuelven a la perfección, con increíble frescura, aportando recursos propios muy originales que les sitúan entre lo más granado de la escena internacional ofreciéndonos inequívocas muestras, que no olvidarás, de que los Offbeaters son una banda única con un lenguaje propio que enriquece el siempre suculento mundo de los ritmos jamaicanos.     



Nota: El próximo 6 de mayo de 2016 presentan el disco en el Rock Palace de Madrid, y en septiembre, en Valencia.  Puedes escuchar los temas en el bandcamp y comprar una copia del Lp en vinilo, con Cd incorporado, en la web de Liquidator.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada