martes, 24 de mayo de 2016

Pasapogas Hammond Quartet nos traducen el auténtico significado del “groove” con un sensacional single

Portada
Hay vocablos en lengua inglesa, asociados a la música, como “groove” que no tienen correspondencia única y exacta en otras lenguas, y que tan solo se traducen con la ayuda del alma y los pies. El "groove" es una sensación que implica algo especial, un compromiso ineludible que afecta al ritmo y a la melodía con una fórmula propia para entender la vida. Una interacción artística que comporta una elegancia exquisita como la demostrada por los Pasapogas Hammond Quartet con su segundo sencillo editado por Tweed Jacket records este 2016.  Si con su primera entrega nos sorprendieron gratamente, con esta segunda nos dejan anonadados a la espera de más y difícilmente mejor; aunque a decir verdad, todo es posible en esta sensacional banda instrumental que ya tiene preparadas más canciones para el que será su tercer single.  Por el momento, te recomendamos que escuches los temas de este nuevo sencillo en el que podrás disfrutar de su “Groovin’On” más una excelente versión del “Foxy Little Ghout” de  Billy Larkin & The Delegates. Ambas canciones se amoldarán sin fisuras a tu concepción de “Groove”  desde múltiples perspectivas, desde la pista de baile al concierto selecto pasando por la intimidad de tu habitación. 

Trayectoria
 
PH Quartet. Foto: Paco Steady
Pasapogas Hammond Quartet se crea en Elche en 2012 con experimentados músicos procedentes de bandas como Los Circulos, Afterglow, Fingertips, o Goldfingers.  Ellos son Ángel Soriano (órgano Hammond), Jero Colomina (guitarra), Santiago Vilella (batería) y Ricard Chumillas (saxo tenor, flauta travesera y percusión). Tras los Círculos, insigne banda mod de los noventa, Ángel, quien cambia la percusión por el órgano,  y Juanvi González (después en Summer Riders y Paisley Expres) a la guitarra crearon Afterglow en 2001 con Santi Vilella a la batería, Patricia Miralles (después en les Pick-Ups) a la voz solista y numerosos bajistas como  Paco Bernabeu, Alejandro Orts y finalmente el también ex-Círculos, Jero Colomina. Grabaron cuatro maquetas y se separan en 2005.  Volverían a tocar en un único concierto el 18 de abril de 2015, con motivo del 25 aniversario del Circles Club, la sociedad Modernista de su ciudad, en La Gramola de Orihuela. Por su parte Ricard tocó con la banda de soul valenciana Goldfingers, creada en los noventa, en la que también tocaron Sergio Albentosa (órgano), Jorge Belenguer (guitarra), Carlos Ruíz (bajo) y Diego Alanzabes (batería).
    
PH Quartet. Circlesart
El nombre de la banda es un homenaje a la sala Pasapoga de Elche, abierta en la década de los cuarenta y cincuenta  que a su vez se inspiraba en el legendario Pasapoga de La Gran Vía de Madrid donde se podía oír jazz y swing en los duros años de la posguerra.  Empezaron recreando versiones de clásicos  como “Almost Grown” de los Small Faces, “Blow up” adaptado por el James Taylor Quartet o el “Green Onions” de Booker T. and  the Mg,s.  Grabaron un Ep “Dancing Time” en enero de 2014 con la ayuda de José Manuel Maldonado en los estudios Eurotrack (Elche) y masterizado en los estudios Sacramento (Alicante). Todos los temas son originales de la banda con producción propia y editados por Tweed Jackets records, una discográfica que han creado ellos mismos con el propósito de sacar su música pero también con el objetivo de crear un catálogo con otras bandas afines.  Desde entonces Maldonado colabora en la banda tocando percusión. 

Su segundo sencillo con el título de “Groovin On” fue grabado y mezclado por Maldonado en los  ilicitanos Eurotrack, y masterizado en los también mencionados estudios  alicantinos Sacramento. Angel Soriano nos vuelve a ofrecer una de sus excelentes portadas  tan a lo “Blue Note” y muy apropiadas para su música. En la contraportada, una foto de la banda en Le Bal des Minets (París) a cargo de Paco Steady.   

Las canciones

En la cara A oímos la suculenta “Groovin’On”, que como su nombre bien indica es puro “Groove” en toda su esencia tanto a nivel emotivo, visceral como profesional.  Arranca con ese profundo bajo de órgano al que se le suma la batería con una solvencia extraordinaria. Un colchón rítmico de lujo sobre el que ese proverbial saxo inicia su primera lectura solista acompañado por exquisito rasgueo de guitarra. Le releva el órgano con sucesivos fraseos de más jazz soul que se completan con una elegante pase de guitarra tras el que regresan al motivo melódico principal construyendo un tema bailable que seduce los sentidos.

PH Quartet. Foto: Circlesart
En la cara B, la banda versiona el “Foxy Little Ghout” de  Billy Larkin & The Delegates, trío de Portland  (Oregon) formado por Mel Brown a la batería, Billy Larkin al Hammond B3, y Hank Swarn a la guitarra. El tema original estaba incluido en el álbum, con  título homónimo,  de 1964 editado por Aura records.  Los Pasapoga aportan unos arreglos excepcionales con protagonismo añadido de la flauta. El tema no solo mantiene  ese sabor latino original sino que incluso se acrecienta para regocijo de danzantes. El órgano nos arropa con otra exhibición de su magistral manejo tras el que emerge una guitarra no menos descomunal, y de nuevo la flauta aportando unas dosis de misterio incluido un solo final con sabor selvático. Todo ello hilvanado con gran facilidad gracias a una sección de rítmica constante e imperturbable.  

Reflexión final 


PH Quartet. Foto de su facebook
En los Pasapogas Hammond Quartet resulta tan deslumbrante el papel magistral de sus solistas como la capacidad para pespuntear los trabajados fraseos, mediante arreglos elegantes, arropados por el conjunto instrumental del grupo, y con las dosis justas de sofisticación y visceralidad a partes iguales. Todos y cada uno de los componentes de esta banda atesoran una experiencia y un criterio personal propio que les ha llevado a coincidir en una de las parroquias modernistas más prolíficas y audaces del mundo como es la ilicitana,  y de paso en algunos de los pocos grupos que pueden presumir, si eso fuese necesario, de satisfacer plenamente los gustos de los mods, se anclen éstos en el movimiento original o procedan del revival.  Sus  imaginativas creaciones y sus fascinantes versiones evidencian no solo una plena empatía estilística entre sus artífices sino que, además, éstos han sido muy capaces de articular un mensaje claro con una exquisita compenetración musical que emerge rica en matices para goce del sensible oyente. A la esperas de ese Lp que tarde o trempano va a llegar para regocijo de sus fans y amigos, escuchar sus sencillos es una auténtica delicia que se experimenta, con facilidad pasmosa, ya sea pinchando sus cuidados singles como presenciando sus magníficos directos. Sin alardes, sin prisas, con actitud y con esa sabia capacidad de disfrutar el momento, este cuarteto ha conseguido que el Groove del jazz mod soul cuente en nuestro país con unos excepcionales intérpretes de auténtico lujo.     
       
Nota:  Puedes conseguir una copia de los singles aquí donde también se pueden oir las canciones.

2 comentarios: