jueves, 25 de agosto de 2016

Burofax inician su camino entre momentos de post punk y pop definidos con innegable agudeza creativa

Portada
Un buen disco de debut debe decirnos todo lo posible acerca del talento de sus protagonistas. A mi entender, es mejor pecar de excesivo que definir un proyecto mediante medias tintas. Se trata de una oportunidad única que no puede desaprovecharse. Quizá sea la última ocasión que tengan para situar en el mercado discográfico su preciada obra, esas canciones que son consecuencia de un trabajo y una ilusión con la que arranca todo soñado proyecto propio e irrenunciable. Burofax son un cuarteto madrileño que llevan poco más de un año y acaban de sacar un Ep, con cuatro brillantes canciones, editado por Hurrah! Musica y Discos Para Getas.  Un trabajo en el que ponen de manifiesto todo lo aprehendido de discos siniestros de postpunk como de canciones emotivas de pop para dar vida a momentos propios que surgen, crecen y culminan los temas con una fuerza insólita. Mediante letras especialmente sensibles e hirientes a partes iguales, entre esos arreglos esplendorosos con rítmica persuasiva y melodía agridulce, más la voz cautivadora de su cantante, Burofax no solo han cumplido con lo esencial para debutar a lo grande sino que, me aventuraría a afirmar que si siguen así, con tamaña fuerza y creatividad, van a darnos razones más que suficientes como para seguir muy de cerca futuras y sucesivas muestras de su manifiesta agudeza creativa.   

Trayectoria

Burofax. Foto de su facebook
Burofax se forman en Madrid en 2015 . Ella y ellos son: Ana Fernández a la voz principal; Isaac Sánchez a la guitarra, Fran Douglas a la batería, y Fito M Rod al bajo. En julio de 2015 grabaron en DGR Sónica, Madrid con Ramón Moreira, bajo la producción Raúl Querido y David Carratalá, varias canciones que puedes escuchar en el bandcamp de las que se han extraído cuatro para editarse este 2016 en un Ep de vinilo por Hurrah! Música y Discos Para Getas. La portada es un magnífico dibujo en blanco y negro de la banda realizado por su cantante Ana Fernández.      

Las canciones

Burofax. Foto de su facebook
El Ep empieza con “Cuero”, una canción en la que se expanden, con gran soltura, los excelentes recursos que conforman su peculiar microuniverso postpunk y pop, alejado de problemas y líos conceptuales.  Riffs entregados, directos, que resultan penetrantes, acompañados por un ritmo preciso marcado con pulsación nerviosa con la que logran definir  las paredes de ese sonido conmovedor. Arpegios emotivos que arropan a la fantástica voz principal: una gran cantante que se expresa con entrega y que logra hacer creíble un mensaje que persigue esclarecer tus posibles dudas existenciales o al menos hacerlas más livianas.  Sigue la Cara A con esas “Carreteras Prohibidas”, tema diseñado con una pulcritud de imágenes siniestras que nos envuelven con su persuasiva combinación de melodías agridulces que conforman esta pequeña banda sonora que emana oscuridad vital. “La muerte te da igual y la sacas a bailar”. Poco a poco, el tema crece con un juego firme de arreglos combinados con una lírica elocuente. El tema desemboca en ese final del camino, donde “te encontrarás conmigo” entre vampiros. Sin lugar a dudas, una soberbia manifestación de su poderío melódico ciertamente seductor a la par que acongojante. 
     
Burofax. Foto: @el_abyecto

En su cara B escuchamos “Bala perdida”, canción de la que destacaría su ternura musical como complemento ideal con el que reforzar la tristeza que emana de una letra de desamor: “cuando vas a dejar de decir todo lo que no sientes por mí… antes nada importaba, era una bala perdida por ti… y todo ha pasado, un poco por encima”. Espeluznante el crescendo que les lleva a la eclosión final con los pelos ya como escarpias.  Cierra el disco “Tiene que ser”, la última excelencia de este meticuloso Ep . Una canción con arranque seguro  mediante esas aguerridas guitarras siniestras, acompañadas por una ágil sección rítmica, con bajo palpitando con orgullo, arropando con serenidad y entrega a la gran voz principal. “Ya no me quedan ganas de buscar paraísos y en cambio a ti sí”. “Qué valiente he sido, que por fin he elegido. Ahora que somos libres todo tiene más sentido, eres mi mejor amigo”.
   

Reflexión final

Burofax. Foto de su facebook
Burofax son de esos grupos que, por múltiples factores ya sean creativos o de contexto, están llamados a congregar a su alrededor, imagínense conciertos o lugares donde pinchen sus fantásticas canciones, un nutrido grupo de fans fieles a su propuesta, dispuestos a comulgar con sus criterios y a participar de sus inquietudes hilvanadas con destreza. Me niego a admitir que sus influencias del post punk de los ochenta, nos impida valorar en su justa medida unas canciones que también  tienen sentido al margen de todo lo aprehendido.  Quien así lo prefiera, no voy a rebatirle que su música le recordará a algunos proyectos siniestros de auténtico lujo que destacaron  en nuestra escena hace años o, incluso, no tantos. Pero si se obsesionan en esa comparación tan recurrente, creo que van a perderse la oportunidad de disfrutar de un grupo que no solo domina, ya en su debut, unas formas y un estilo bien definido sino que aporta una visión lírica enriquecedora y una instrumentación que antepone la sensibilidad a la trascendencia. Estamos antes unos músicos capaces de conseguir momentos emotivos que te atraparán como balas perdidas de genio en esa carretera musical en la que solo se espera que elijas lo que te gusta al margen de problemas y líos.     

Nota: Puedes escuchar las canciones y adquitir una copia del Ep en vinilo en el bandcamp de Hurrah! Musica.  En el bandcamop del grupo puedes disfrutar de más temas entrando aquí.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada