jueves, 28 de septiembre de 2017

Nos deja el bluesman, Cedell Davis

Cedell Davis
Cedell Davis nació como Ellis Davis el 9 de junio de 1927 en Helena, Arkansas y falleció el 27 de septiembre de 2017. A los diez años, padeció de polio, una enfermedad que le mermó su movilidad y le obligó a reaprender la forma de tocar la guitarra ayudándose con un cuchillo a modo de slide. Estuvo tocando por clubes durante años pero no grabó hasta los años noventa.  

Creció en una plantación con su familia y comenzó a tocar blues con la guitarra y armónica con su amigo Isaiah Ross quien más tarde sería conocido como Dr. Ross The Harmonica Boss. A los 10 años enfermó de polio y comenzó el doloroso proceso de reaprender a tocar la guitarra.  Le costó cerca 3 años desarrollar una técnica por la cual fue conocido. Sin la movilidad en la mano derecha, cogió la guitarra como si fuera zurdo y con el cuchillo de mesa asido en la derecha lo  deslizaba por las cuerdas a modo de slide, con una afinación peculiar.

Cedell Davis

Durante los cincuenta y los sesenta tocó en múltiples locales con grandes como  Robert Nighthawk, desde 1953 a 1963, Big Joe Williams y Charlie Jordan. Mientras estaba tocando en un bar, se produjo una redada policial y fue herido gravemente durante la estampida que se provocó. Utilizaba unas muletas para caminar y se cayó. Le pisaron y sus piernas se quebraron de tal forma que se vio obligado a utilizar desde entonces una silla de ruedas.

Cedell Davis  
Davis se trasladó a Pine Bluff, Arkansas a principios de los años sesenta y continuó actuando.   Tras aparecer en recopilatorios, el sello Fat Possum grabó su debut en 1994, con el título de “Feel like doin’ something wrong”, producido por el historiador de blues Robert Palmer. Siguió grabando hasta 1998, sacando el disco “The Horror Of It All” (1998). Volvió al estudio cuatro años después, colaborando con Peter Buck de los REM o Barrett Martin de Screaming Trees. El sello Fast Horse sacó un nuevo disco “When Lightnin' Struck The Pine”.


Documento sonoro:

Cedell Davis en los ochenta explicando su técnica y tocando en un instituto.

2 comentarios:

  1. Que orgullo, que fuerza de voluntad tenia Cedell. Que demostración de que cuando se quiere hacer algo y tienes al frente una muralla, no basta con tener fe en ello , hay que trabajar duro, muy duro. La otra cara de esa moneda es que algunos quieren y no pueden y otros pueden y no quieren. Pero este hombre no se conformò con tener una vida llena de obstáculos, demostró que mientras el Diablo usa un tenedor, los Dioses terrenales usan un cuchillo. Cedell sin duda fue un ejemplo a seguir. Si la mitad de sus alumnos aprovechan esos conocimientos impartidos tantos musicales como ejemplo de vida, estoy seguro que él, se sentiría muy orgulloso y donde quiera que su alma este, sonreiría y pensaría simplemente .

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, qué forma más emotiva de referirse a su persona y su legado tanto humano como musical.

    ResponderEliminar