martes, 5 de septiembre de 2017

The Lunar Laugh perfecciona su excelsa creatividad con arreglos brillantes en su segundo disco, “Mama’s Boy”

Portada
"The Bedroom Door" fue la primera canción que Jared y Connor, de los Lunar Laugh, escribieron juntos de su segundo disco, “Mama’s Boy” (You are The Cosmos 2017), y desde ese mismo instante de excelsa creatividad, ambos supieron que estaban en el buen camino. El dúo ya había sacado un álbum anterior con el título de “Apollo”, un magnífico trabajo en el que despliegan todos sus encantos compositivos pero es, en este segundo Lp, donde perfeccionan sus habilidades melódicas con doce canciones exquisitas envueltas con arreglos estremecedores. De etse modo, su obra resulta francamente memorable, digna de los mejores combos de pop de todos los tiempos. “Mama’s Boy” es un disco que no debería pasar desapercibido para nadie, sea o no ferviente seguidor del llamado powerpop. Del primero al último de los temas, tus sentidos estarán irremediablemente alerta para procurarte el cúmulo de sensaciones a flor de piel que generan unos momentos únicos en los que cada uno de los detalles se nos antoja minuciosamente pensado e interpretado para emocionarnos. 

Trayectoria

The Lunar Laugh
The Lunar Laugh empezaron siendo un dúo formado en Oklahoma por Jared Lekites, cantante principal, guitarrista, armonicista, pianista… y Connor Anderson,  también cantante ocasional, guitarrista, piano, etc.. al que se unió Campbell Young para tocar el bajo ya desde el primer tema de este su segundo disco además de aportar momentos de teclados y eléctrica. Después se incorporó a la batería Jimmy Jackson. Jared Lekites es originario del sur de Carolina y ha grabado a su nombre varias demos como “Freebird” (2017), “Five Separate Lives” (2015), “Star Map” (2012) o “Looking for Diamonds” (2010)  acompañado por algunos de los amigos que colaboran en “Mama’s Boy” como Taylor Johnson, o Laura Cunningham.  Connor también toca la guitarra y canta en el dúo de folk pop Southern Rift con Brooke Potter. Campbell Young también tiene un proyecto en solitario de tecno pop indie 80’s con el que ha grabado demos como “The Universe Pt. 1” (2017), o  “Songs of Love, Loss, and Lobos” (2016).


Contraportada
Las canciones fueron grabadas durante 2016 en varios estudios como Lunar Manor, Connor’s Place Acm@uco, Breathing Rhythm Studios, Wedgewood, y Microwave de Oklahoma; Rukkus Room de Nashville, y Lincoln Lounge de Venice (California). Fue masterizado por Joe Nino-Hernes en Rukkus Room. Colaboraron en la grabación Derrick Anderson al bajo, Steve Boaz, palmas, Garrison Brown a la trompeta y arreglos de metal, Laura Cunningham a los arreglos de cuerda, Graham Colton y Sarah Feist a los coros, Logan Garrell al saxo, Tommy Harden a la batería, Conor Hicks a la guitarra, Taylor Johnson a la eléctrica, bajo, melódica, batería… Jim Laspesa a la batería, Nathan Mickle al bajo y piano, Dustin Paige a la batería, Isaac Roman al violín, Lucas Ross al cello, y Brine Webbs al bajo, guitarra y percusión.  En la portada podemos ver un primer plano de uno de los gatos de Jared. Las fotografías son de Shilo Rayne, Doug Schwarz y la banda. En el diseño han participado Jon Hunt y Steve Stanley. El disco en vinilo, Cd incluido, ha sido editado por Lekites Music, manufacturado y distribuido en exclusiva por You are the Cosmos.

Las canciones

The Lunar Laugh convertido en cuarteto
El disco empieza con "Mama's Boy", un espléndido tema en el que se manifiestan ya un buen puñado de las excelencias de esta gran banda, habilidosa con las melodías, generosa con los matices, sensual con los ritmos, y persuasiva con los múltiples detalles que conforman sus magníficos arreglos. Pequeños momentos solistas se entremezclan con la voz principal arropada por una conjunción de efectos sonoros a base de, por ejemplo, slide, armónica,  un proverbial bajo, y cambios de ritmo sensacionales.  El disco sigue con "Sticks And Stones", otra maravilla a base de fraseos conmovedores de acústica arropando a la primera voz que desgrana una fantástica melodía sustentada por coros angelicales. El tema avanza con parsimonia hasta que la aportación rítmica logra redimensionarlo  generando un estado radiante de ánimo entre guitarras cortantes y teclados imaginativos.     

Le sucede “Work In Progress”, canción magistral con resplandecientes ideas sonoras en las que participan guitarras, piano, órgano, bajo, percusión, perfilando fragmentos admirables que conforman un colchón sonoro con el que la melodía principal reposa transportando nuestras almas en un viaje francamente placentero que nos lleva hasta “The Bedroom Door”. Aquí el diálogo instrumental adquiere cotas magistrales con el añadido de excepcional de trompeta y cuerda aportando a este tema de vocación folk una vitalidad altamente majestuosa. Juntos procuran una nueva visión creativa que eleva a altas cimas un álbum que resulta sumamente perfecto de forma genérica y, por supuesto, en todas y cada una de sus canciones.    
  
The Lunar Laugh en directo
“A Better Fool” es un tema cautivador, con su peculiar deje rítmico, más la sutil sensualidad de la voz principal y las aportaciones instrumentales de la sección de viento, entre coros luminosos, juegos vocales con soberbio falsete, y ese crescendo tan soul que te inflan el alma como un globo repleto de emociones. Sensacional el solo de saxo con ese toque jazzy que aúpa la temperatura al que sigue una contundente y aguerrida intervención solista de la guitarra. Termina la cara A con “She Gets Stoned” y su convencida entrada triunfal de guitarras acústicas, más eléctrica con solo incluido, y bajo persistente. Una combinación instrumental que, azuzada por la batería, consigue que llegue su refulgente  melodía de nuestra alama hasta nuestros pies. Una canción sublime en la que se alían los recursos del pop y el folk 60’s con una determinación encomiable.   
   
La cara B arranca con “Doin' Alright” mediante sus seductoras guitarras acústicas a las que  añaden su destreza el resto de la banda más esa clarividente voz principal envuelta en coros. Otra maravilla de melodía con voluntad de ser coreada o bailada al antojo del emocionable oyente. No falta un bonito solo de guitarra eléctrica aportando tonalidades californianas entre cambios de ritmo que articulan el tema en secciones muy bien compenetradas. Tras ella, oímos “Living A Lie” articulada con fraseos de R&B y sonoridades pop, con marcados momentos de piano y rasgueos de guitarra que contribuyen a su definición rítmica. Bellos momentos musicales que evolucionan hasta el estribillo con un dominio escrupuloso incluso de los falsetes. No faltan una perfecta serie de auténtica guitarra country y teclados estelares que se intercalan para destacar el enorme valor melódico de esta bonita como variada canción con final coqueto.     

Fomración de cuarteto. The Lunar Laugh
Después está “She Needs More Love”, canción que no podrás oír en las plataformas digitales, tan solo en el vinilo o en el Cd. Un tema divertido, con raíces de pop surfer, en el que los agudos aportan esa liviana consistencia que envuelve a una melodía amorosa. Con la entrada de la batería y el resto de la banda, la canción adquiere una fuerza mayúscula. Los intuitivos y constructivos fraseos se suceden y se ensamblan con una facilidad pasmosa dando vida a un tema repleto de modulaciones impresionantes.  El siguiente corte es “Take A Little Time”, fenomenal combinado de voces que preludian una composición de fabuloso pop que va emergiendo como si se tratara de un amanecer entre magníficos detalles de cuerda hasta llegar a su máximo esplendor con la aportación de la batería y arreglos luminosos de cuerda. Destaca por sus ejercicios vocales que resultan tan sumamente cautivadores entre compases exquisitos de viola y cello más la sencillez del ukelele y los arpegios finales de acústica más un leve toque de piano.    
 
Continuamos con “Lullaby Moon”, el penúltimo de los cortes, en el que la banda explora sus inquietudes más folk entre piano y acústica, cubriendo a esa doble voz principal, exponiendo juntos un tema emotivo, cargado de sensualidad, a la luz de la luna. Acaba el álbum con “Nightawks & Mona Lisa”, donde persisten en esa tan clara como alucinante vertiente intimista con tan excelentes resultados. Un tema que crece con el paso parsimonioso de teclados, banjo, coros y batería que desdibujan las notas con una enorme seguridad permitiendo que la voz solista se luzca por última vez. Merece destacar la aportación de la guitarra eléctrica que nos regala un solo potente con el que se redimensiona el tema hasta cotas magistrales. Un final precioso para un álbum tan extraordinario como éste que consume sus últimos surcos con sonidos y efectos celestiales que aportan un matiz nada desdeñable de popsike. 

Reflexión final 

The Lunar Laugh. Fotos de su Facebook.
En varias de las canciones de "Mama's Boy", The Lunar Laugh sacan a colación el paso del tiempo, los recuerdos de la infancia y cómo estos influyen en nuestra vida adulta.  Por tanto, no es tan solo un buen compendio de brillantes temas, sino que además  guardan cierta relación temática existencial entre ellos para engrandecer una forma peculiar creativa e interpretativa, tanto a nivel musical como lírico.  El suyo es un trabajo de artesanía musical con la que consiguen que las melodías resplandezcan envueltas en arreglos sublimes. El resultado, como notara cualquier oyente sensible, es magnífico y se nos antoja especialmente conmovedor como obra de arte pero también nos genera uan especial satisfacción que tan sublime disco haya sido editado por un sello de nuestra escena como es You Are The Cosmos, dirigido por el amigo Pedro Vizcaino, una de las personas que conocemos con mejor criterio musical y empuje vital.

Cuentan sus artífices que cuando escucharon la grabación final de la primera canción que compusieron, ese “The Bedroom Door” al que nos referíamos al principio, una vez añadidos los magníficos arreglos de trompeta y chelo que se oyen, no pudieron más que emocionarse al tiempo que fueron conscientes de que habían conseguido un gran disco donde todo encajaba. Y así es, no hay mejor forma para definirlo. Por ello te recomiendo encarecidamente que, si no lo has hecho ya, escuches este segundo trabajo de los Lunar Laugh. Te aseguro que lograrán emocionarte hasta lo indecible.


Nota: Puedes oir las canciones en su bandcamp y adquirir una copia del álbum en el sello You Are The Cosmos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario