lunes, 16 de junio de 2014

Tras el “Impacto inminente”, vamos a “la Caza” de las excelencias musicales de Mambo Jambo

Buenritmo/El Toro. Art. Mik Baro
Dice el amigo y respetado crítico musical, Francho Angás que los Mambo Jambo: “saben lucirse como nadie pero solo cuando es necesario, el resto del tiempo es más importante mantener la tensión” . Sin duda, se trata de una buena apreciación para explicar la fórmula con la que estos músicos, afincados en Barcelona, han conseguido un proyecto instrumental altamente creativo que crece y crece sin que se intuya  límite alguno. No es la primera vez que os hablamos en el  Magic Pop de su trabajo discográfico y seguro que tampoco será la última. Ante la avalancha de elogios, tanto a nivel de crítica como de público, publicados en los últimos meses, hemos considerado preferible esperar un tiempo prudencial para asimilar todas sus excelencias, que no son pocas, con el propósito, ahora sí, de reseñaros con todo lujo de detalles su segundo álbum, ese “Impacto Inminente” editado en 2013 por Buenritmo con la colaboración del Toro Records.  

Buenritmo. Art. Mery Cuesta
Mientras disfrutaba escuchando los nueve impactos emocionales que contiene el disco, uno más que su anterior edición por los mexicanos Isotonic, los Mambo Jambo me sorprendían, una vez más, con un nuevo single que vio la luz durante el pasado “Record Store Day” de 2014. Se trata de un sencillo con dos temas: “La Caza” y “Safari”, el primero original y el segundo, una versión. Pues bien, ha llegado el momento de escribir sobre su música y compartir con todos vosotros nuestros humildes pareceres con el objetivo de resaltar algunas de las razones por las que este extraordinario combo de instro ha conseguido entusiasmar, a propios y ajenos, con su maravilloso como creativo “sonido jambofónico”.   

Trayectoria

Mambo Jambo. Foto: Óscar Rosco.
Los Mambo Jambo son un cuarteto formado en Barcelona en la primavera del año 2009 por cuatro experimentados músicos de la escena internacional. La banda está compuesta por Dani Nel·lo (saxo), Mario Cobo (guitarra), Ivan Kovacevic (contrabajo) y Anton Jarl (batería). Dani Nel·lo es uno de nuestros mejores saxofonistas, con un gran dominio instrumental y un prestigio internacional en varios estilos. Ha tocado en bandas como Los Rebeldes, Nel·lo y la banda del Zoco, Los Lobos, o con el difunto Nick Curran.  Mario Cobo lleva años protagonizando la mejor historia de nuestro rock and roll, con toques de punk y rockabilly, mediante su enorme creatividad y una extraordinaria agilidad con la guitarra. Ha tocado con bandas ya desaparecidas como los Nu Niles o más recientes como los Locos del Oeste, así como con grandes mitos como Billy Lee Riley, Sonny Burgess, Janis Martin, o con Kim Lenz por escenarios de todo el mundo. Ivan Kovacevic es el contrabajista que toda banda de rock and roll, R&B o incluso jazz, sueña con tener. De origen serbio, lleva más de una década residiendo en Barcelona, anonadando en directo al público con su energía y virtuosismo instrumental bien sea con los Nu Niles, o como arreglista y director de la Barcelona Big Blues Band. Por su parte, Anton Jarl es un baterista de origen sueco con habilidades más que notables para dirigir el ritmo desde un buen rock and roll hasta un tema de jazz, al frente de su propia banda, Anton Jarl Trio  o como prestigioso músico de sesión.  

Mambo Jamobo. Foto: Andreu  Revilla
Tras participar en el espectáculo Taboo de la Sala Apolo de Barcelona, grabarían en 2011 las canciones de su primer Lp en los estudios de Nómada 57 con el ingeniero de sonido Pere Aguilar, más el asistente de grabación, Joan Marc Comes, y el coordinador de producción, Rafa Puerta. De esa sesión surgió un primer Ep para Buenritmo con los temas “Sack O’Woe” del saxofonista norteamericano  Julian “Cannonball” Addlerey, y tres temas propios como son “Hot Guindillas”, “Flamin’Hips” y “Jambo Walk”. No están incluidos en su primer Lp ni el tema que lo abre ni el que lo cierra.  En 2012 sale su primer  álbum, en vinilo naranja, mezclado por Mario Cobo,  masterizado por Dani Nel·lo y editado por Buenritmo. El diseño corrió a cargo de Jordi Duró Studio, autor del logotipo. La foto de portada es de Manel Esclusa y la de la contraportada de Salvador Cabré García. En total, este excepcional primer disco, editado también por Buenritmo, contiene nueve canciones instrumentales, seis propias y las versiones del tema “The Whip” de los Frantics; el “Camp Meeting” del saxofonista Donald A. Wilkerson; y el “Worksong” del cornetista Nat Adderley. 

Portada Isotonic. Art. Dr. Alderete
“Impacto Inminente” se graba también en los Estudios Nómada 57 el 14 y 15 de enero de 2013 con Pere Aguilar como ingeniero de sonido más el asistente de grabación, Joan Marc Comes, y Rafa Puerta en la producción ejecutiva. Fue masterizado por Jorge Explosion en Circo Perrotti (Gijón). Primero fue editado en México por Isotonic Records, en vinilo azul, o rojo, con gran portada del Dr. Alderete, coincidiendo con una gira por ese país. Después lo puso a la venta en España para el resto de Europa, Buenritmo Records en 12” y con la colaboración del Toro Records en su edición digital. También en 2013 vio la luz un single con los temas propios “Un baile hipnótico” y “El cadáver que vino a cenar” con Buenritmo. Los dos temas están incluidos en el Lp. Con diseño a cargo de Conspiracy studio, el single contaba con una buena foto de portada a color a cargo de Oscar Rosco. Esa misma foto, pero en blanco y negro aparece en la contraportada de su segundo disco. 

Diseño Mik Baro
Cabe destacar que el diseño de “Impacto Inminente” es obra de Mik Baro quien ha conseguido plasmar, con una combinación de extraordinarios dibujos (reproducido en color en la portada y en blanco y negro en el interior del disco más detalles en la galleta y contraportada), el universo visual que puede inspirarnos la música de los Mambo Jambo, con detalles instrumentales, un ojo hipnotizado, motoristas, pasos de baile, armas blancas, la carrera espacial, y el tiempo como protagonista ineludible. Como explica Mik en su blog, (+ info) se trata de una “representación narrativa de escenas oníricas y de delirio. La estructura base de la portada es la espiral hipnótica del ojo central con el logo de la banda (cuya autoría pertenece a Jordi Duró) redistribuido circularmente alrededor, y ante este ojo, la mano abierta del espectador protegiendo o apartando. Por fuera del perímetro del rotulo se desencadena la pesadilla: dos jinetes motorizados, el rollo mad-scientists junto a misiles guerra fría, navajas, instrumentos propios de la banda, el saxo metamorfoseado como águila azul, relojes alejándose en el infinito, pasos de baile…”. 

En cuanto al single de “La Caza”  se grabó, mezcló y masterizó el 29 de enero de 2014 en los mismos estudios Nómada 57 de Barcelona con Pere Aguilar, Joan Marc Comes y Rafa Puerta. En este caso, el diseño resulta sencillo pero a su vez muy apropiado, con esas dos caras de la pantera y el mono rey, como escudos de armas. Es obra de Mery Cuesta. Incluye también un encarte con los datos y una foto del grupo  de Andreu  Revilla. 

Cabe mencionar también que tras Rockin'Race Jamboree grabaron un single para Sleazy con Barrence Whitfield que pronto verá la luz.

Las canciones

Mambo Jambo. Foto: Lecumberry
El álbum da ya su primer “impacto inminente” con el tema que da nombre al disco. Una canción en la que destaca su aire festivo a modo de bienvenida al show magistral a base de una exquisita combinación melódica y rítmica. Contiene un tema central sobre el que se articulan, a ritmo de swing, los sucesivos solos de saxo, guitarra, contrabajo  y batería. Se establecen también diálogos entre las cuerdas y la caña que nos llevan ya, en su primer tema, al éxtasis sonoro. Su segundo tema, “Un Baile Hipnótico” tiene ese aire de rock and roll con solera twist a base de movimientos de pelvis alrededor de una banda en estado de gracia. Sensualidad a raudales con ingeniosas conversaciones entre los solistas que regresan al motivo principal con una elegancia absoluta.  “Sombras del Este” aporta tanto los preceptos del instro surf como el de las bandas sonoras para películas de espías. Todos los instrumentos siguen protagonizando momentos brillantes como en el siguiente corte llamado “Carrera de Ratas”. En este caso, se explayan con un excelente juego de motivos instrumentales que reproducen las peripecias de dos motoristas compitiendo con sus máquinas.  Las sucesivas intervenciones de guitarra y saxo van marcando espacios sonoros que se “retan” entre si acompañados por una base rítmica imperturbable. Cierra la casa A el tema “Plomo en tus Párpados”, incluida en la edición de Buenritmo pero no en el 10” de Isotonic.  Tras la voz sosegada de un hipnotizador, siguen los Mambo Jambo con su cometido penetrante mediante una espectacular demostración del dominio del tempo manteniendo una tensión cálida y envolvente hasta el último de los surcos.  

Mambo Jambo en el Iguana Club
La Cara B del disco tiene una “Poderosa” entrada ya que no solo se titula así el tema sino que además la banda nos deleita con otro genial recorrido instrumental  a base de una mezcla combativa de toques latinos con rock and roll fronterizo.  Melodía con poderío y ritmo, con  gracia innata, con la que logran sonorizar las vicisitudes de un cowboy espacial tal y como nos sugieren en la hoja explicativa del álbum. Sin abandonar ese aire latino, nos ofrecen “Fregona” contando las aventuras de una malvada mad-scientist al son del “Tequila”. Un tema que invita a bailar desde el primer al último compás, al tiempo que reclama nuestra atención en esos magistrales detalles solistas que se cuelan en nuestro consciente con una facilidad magistral.  A continuación nos regalan una solmene interpretación de su tema “G-String Murders”, título de una novela negra escrita en 1941 por Gypsy Rose Lee (n. 1911 – d. 1970), una de las más famosas actrices y reinas del Burlesque.  Una canción fantástica, con su dosis canallesca pero también con su destreza instrumental para contagiarnos de la esencia de las bandas de los cuarenta mezclando el blues con el jazz con suma picardía. “El cadáver que vino a cenar” es el título del tema que cierra el disco y es otro homenaje a la cultura americana en este caso de los cincuenta, edad del oro del tebeo de miedo.  La historia de comic a la que hace referencia se titula “The Corpse that came to Dinner”. Es obra del dibujante Reed Crandall, y fue publicada en “Out of the Shadows #9” (Standard, 1953). El tema cuenta con una rápida secuencia rítmica medida con fantástico temple. Añaden sensacionales toques de saxo y guitarra con los que logran crean una tensión que va acrecentándose a medida que nos acercamos a un final en el que la banda al completo emerge apoteósica dando los últimos retoques temáticos a una antológica locura sonora. 

Mambo Jambo en el Iguana Club
Por lo que se respecta al single, “La caza”, éste presenta detalles rítmicos latinos hilvanados con sugerentes riffs de rock and roll a base de un inspirado saxo barítono y una incisiva guitarra eléctrica. Los solos siguen regalándonos momentos únicos, entre diálogos instructivos, acompañados por un contrabajo y una batería que se deslizan o atacan  sin titubear ni un solo instante.  En la cara B, los Mambo Jambo completan el sencillo con una versión del tema de exótica de los sesenta  “Safari” de The Treble-Tones. La versión de los Mambo Jambo mejora su  definición instrumental e incrementa su poderío rítmico. No incluye los ruidos selváticos del original aunque, la verdad, no se echan en falta con esa ejecución tan visceral de saxo, guitarra, contrabajo y tambores.    

Reflexión final

Mambo Jambo. Foto de su facebook.
En la escena del rock and roll, es del dominio público que los cuatro componentes de los Mambo Jambo, antes de unir sus respectivos talentos  para dar vida al “sonido jambofónico”, ya estaban avalados por una carrera musical individual digna de elogio. Juntos han logrado aportar una visión propia al siempre fascinante mundo del rock instrumental en sus variadas formas gracias a un trabajo muy conjuntado.  De este nodo, su valía personal se complementa con una extraordinaria comunicación profesional e interpersonal y ahí creo que radica gran parte del triunfo que están obteniendo en sus conciertos y en sus sucesivas ediciones discográficas.  Durante estos cinco años, se han situado en el candelero del surf and roll pero, por otra parte no menos memorable, han sido capaces de atraer un nuevo público que va a sus conciertos con ganas de pasar un buen rato bailando aunque del instro rock sepan lo mínimo.  Los  Mambo Jambo han sabido conquistarnos a todos y todas con su destreza instrumental y una creatividad sin límites pero también con una profunda empatía tangible en su espectáculo en directo siempre asombroso y divertido. 

Nota: Puedes conocer su agenda de conciertos en la web de Buenritmo

2 comentarios: