martes, 7 de enero de 2014

Little Cobras metamorfosean sonidos inquietantes para perros y planetas con su nuevo disco

Portada: Pedro Perles
Que los Little Cobras hayan decidido grabar nuevos temas obedece, ni más ni menos,  a que en sus cabezas siempre está rondando algo importante que contarnos.  Que hayan autoeditado esas canciones mediante un mini Lp en vinilo, con tremenda portada de Pedro  Perles, es una muestra de generosidad con todos nosotros, seamos o no fans de su magnífico trabajo. El título de este nuevo disco es “Songs for Dogs and Planets” (2013) y, tras darle varias vueltas a la carpeta comprobamos que ese objetivo genérico solo aparece impreso en el delgado lomo del disco. Una muestra más, sin duda,  de que las cosas en los Little Cobras son de otro modo, el suyo. Este poderoso trío portuense, formado por dos guitarristas y un baterista, cantan y tocan con un lenguaje propio mediante el que logran replantearse lo aprendido con el propósito de  crear parámetros inusuales.  Su nueva entrega  contiene seis temas propios y dos versiones convenientemente metamorfoseadas con sus dosis de potente veneno.

Foto: Alfonso Vázquez Sentís
Los Little Cobras son un trío de rock and roll formado a mediados de la década de los dos mil en el Puerto de Santa María (Cádiz).  Ellos son los hermanos Sergio Rejano (guitarra y voz) y Daniel Rejano (guitarra y voces) más Raúl Rivas (batería). Daniel también era el bajista de la banda Perro Peligro quienes daban su último concierto el pasado 26 de diciembre de 2013l

En el bandcamp de los Little Cobras puedes oír las canciones que fueron grabadas para dos de sus primeros trabajos: uno de ellos con título homónimo en el que destacan canciones como “I.S.A” y “Shake Down”. Estos dos temas fueron editados en un Split en 2009 con los Hollers por el sello sevillano llamado entonces Monterrey Discos y después Saturno records. Su segundo trabajo lleva por título “Tiger In Your Tank” con ocho temas entre los que se encuentran las cuatro canciones que integran el Ep que Rufus Recordings ha editado en vinilo naranja en el verano de 2012 (+ info). Las canciones son “Shake, shout & Roll” más “Fish fry special” en la cara A; y “Already gone by” más “El Matarife” en la cara B. Ese segundo trabajo también contiene temas cantados en castellano, sin desperdicio alguno, como “Dime lo que buscas” o “No te quiero volver a ver”.

Foto: Alfonso Vázquez Sentís
El mini Lp que te presentamos fue grabado de nuevo en los Hollers Analog Studios, excepto un par de ellos en Trafalgar Studio; y masterizado en Kadifornia en el Puerto de Santa María. La portada, al igual que en anterior single, corre a cargo del músico e ilustrador Pedro Perles. En este caso, unos inquietantes personajes con lengua de cobra asoman entre un bosque de cactus en el que destaca el nombre de la banda con caracteres eléctricos puesto en un última momento ya que como empieza a ser costumbre, en su trabajo en la portada no aparece ni siquiera el título del disco como ya te hemos comentado.

Los temas son originales de la banda menos los temas que cierran tanto la cara A como la cara B y que son, respectivamente, una versión del "Subterranean Homesick Blues" de Bob Dylan; y una adaptación del "Wanted Dead or Alive" de Kim Fowley y M. Cerf.      

Pedro Perles

Las canciones

El disco se abre con “Kill The Pricks”,  enumerando un recorrido de acordes “garage punk” en un tema en el que brilla una absoluta ausencia de contemplaciones. Una canción que anda a contracorriente de lo previsible con detalles de guitarras que parecen describir mensajes cifrados. Le sigue “Cold Baby” con ese movimiento de caderas a base de ritmos frenéticos, duelos de guitarras enloquecidas  y primitivos arrojos de rock and roll que se reproducen también en el siguiente corte llamado “Dysfunctional Jerk”.  Gran canción donde emerge ese casi recitado peculiar de los Little Cobras embebido por riffs de guitarras que se entrelazan con pasión de psicodelia punk.  “Subterranean Homesick Blues” es un tema muy conocido de Bob Dylan, editado en 1965, con el que se hizo uno de los primeros videos  musicales de la historia. Ese en el que Dylan va pasando carteles con palabras y frases de la canción. Pues bien, en manos de este poderoso trío, el tema adquiere una fuerza inusitada mediante un riff de rock and roll salvaje y una sucesión de golpes de distorsión que consiguen arrebatarla del universo folk del de Duluth para convertirla en un fantástico himno viperino.

Foto: Pablo Bernardo
En la cara B, nos proponen “Turbo”, canción desbordante con guitarras geniales parodiando el R&B para descargar sensaciones eléctricas en su propio lenguaje. Un instrumental de locura que deberías oír a un volumen alto para que luzcan en todo esplendor los diversos motivos que se comprometen en persecuciones originales. Le sigue “Fa-Fa-Fire” , otra exquisitez marca de la casa en la que el punk de cabezazos se cruza con guitarras dementes y de nuevo esa voz principal arrojando ideas, palabras, sonidos, ciertamente inigualables. Le sucede “Unsparing Love”  otra construcción armónica sencilla pero tremendamente pasional en la que marcan todos y cada uno de los espacios rítmicos con una habilidad descomunal para conducirnos al éxtasis final. Acaba el disco con otra versión, en este caso el   “Wanted Dead Or Alive” , tema que en 1966 empezó siendo una adaptación del “Hey Joe”  firmada por los Rogues,  banda de “garage” producida por Kim Fowley. La interpretación de los Little Cobras endurece con magníficos resultados la que editó en 1970 Warren Zevon antes de pelearse con Fowley, convertido ya en su autor legítimo a medias con Martin Cerf, músico y periodista del Phonograph Record Magazine.

Foto: Ernie Threepwood

Con cada nueva entrega de su imaginario, los Little Cobras expanden su microuniverso con el objetivo de satisfacer las mentes de aquellos que, con la furia del punk, rebuscan entre la oscuridad del primitivo rock and roll. Mediante este nuevo disco reiteran, para regocijo de sus fans y apetitoso cebo destinado a neófitos intrépidos, que su música no es apta para conformistas, ni pretende festejar a esos eternos como cansinos obsesos de los mitos de cabecera. Los Little Cobras están aquí para mucho más que recordarte a algo o a alguien. Si meten mano a las referencias del “garage” o del punk es con el propósito de metamorfosear  los motivos usuales y crear sonidos tan inquietantes como únicos mediante dos guitarras, voz  y una batería que crean un entramado de emociones vitales envueltas en riffs pasionales y ritmos fascinantes.
 
Nota: Puedes escuchar los temas en su bandcamp. El disco es un mini Lp en vinilo de 12” a 45 rpm, que se puede conseguir escribiendo un mensaje a loslittlecobras@gmail.com donde se os facilitará un número de cuenta para que hagáis el ingreso. El disco sale a 10 euros + 3'50 de gastos de envío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario